Una transacción de Bitcoin genera la misma cantidad de deshechos electrónicos que tirar dos iPhone a la basura

Una transacción de Bitcoin genera la misma cantidad de deshechos electrónicos que tirar dos iPhone a la basura
Una transacción de Bitcoin genera la misma cantidad de deshechos electrónicos que tirar dos iPhone a la basura

Según un estudio, la gestión de la criptomoneda ya supone al menos 272 gramos de residuos. En total, la minería de bitcoin genera más de 30 mil toneladas de desechos electrónicos cada año.

Un estudio publicado en la revista Resources, Conservation and Recycling ideó una metodología para conocer cuántos residuos se generan anualmente los Bitcoins, la moneda líder del dinero digital. El hecho de que las criptomonedas contaminan no supone una sorpresa para nadie, sin embargo, hasta ahora no se había investigado sobre el impacto de los desechos electrónicos que generan.

Según los investigadores del estudio, la vida útil de los aparatos que se emplean para la minería de Bitcoins es muy corta. Por ejemplo, los chips informáticos ASIC especializados que se utilizan para extraer estas monedas suelen desecharse después de usarse solo durante 1,29 años, según The Guardian.

La razón por la que los mineros reemplazan estos dispositivos constantemente se debe a que, cuanto más nuevo es un chip, mayor eficiencia energética dan. A causa de ello, los investigadores estiman “que toda la red de Bitcoin circula actualmente a través de 30,7 kilotones métricos de equipos por año”.

Estos datos son comparables a los desechos de los “equipos de telecomunicaciones y TI producidos por un país como los Países Bajos”, afirman en el estudio. Un kilotón es lo mismo que decir mil toneladas, por lo tanto, los desechos que generan solo los bitcoins anualmente son 30 700 toneladas. Para ser más concretos, los investigadores detallaron que cada transacción de Bitcoin genera como mínimo 272 gramos de residuos. Esta cifra, según The Guardian, es equiparable a los desechos electrónicos de dos iPhone 12 Mini.

No obstante, estos datos son todavía más alarmantes si conocemos el dato de que en 2020 se realizaron 112,5 millones de transacciones de Bitcoins. Esta situación provoca mucho daño al planeta, ya que los desechos electrónicos pueden liberar sustancias químicas tóxicas y metales pesados al suelo. Además, cuando estos residuos no se reciclan correctamente también dan lugar a que exista más contaminación del aire y del agua. De hecho, el problema puede agravarse considerablemente dependiendo del precio del bitcoin.

En el estudio, los investigadores explicaron que los desechos electrónicos podían aumentar a más de 64,4 kilotones métricos, puesto que el bitcoin ha alcanzado el precio de más de 60 mil dólares en 2021. Con el fin de combatir este conflicto medioambiental, se debería transformar al completo el proceso de minería que se lleva a cabo en la actualidad. Para ello, se tendría que buscar una alternativa más sostenible.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA