viernes 23 de abril de2021

Sólo suscriptores
Por ahora, solo pueden transitar por el país transportistas y trabajadores esenciales, entre otros casos puntuales.
Economía

Turismo: a semanas del verano, sin circulación entre provincias

La falta de protocolos unificados sigue siendo la principal traba para el desarrollo de la temporada de verano. Mendoza insiste con permitir la llega de turistas provenientes de Chile.

Por ahora, solo pueden transitar por el país transportistas y trabajadores esenciales, entre otros casos puntuales.
Sólo suscriptores

Mendoza tiene protocolo definido para recibir al turismo durante el verano, pero el éxito de la temporada dependerá de la habilitación del tránsito entre provincias. Por ahora no hay flexiblizaciones ni definiciones acerca de las exigencias de regirán durante los próximos meses y el sector hotelero gastronómico local empieza a impacientarse.

En la misma situación se encuentran el resto de los destinos turísticos de la Argentina, que esperan que la Nación disponga un protocolo que unifique criterios entre todas las jurisdicciones. En este contexto, Mendoza ya tomó su postura y para quienes ingresen “no se pedirán sobreexigencias a las nacionales”.

Hoy, para salir de otra provincia y llegar a Mendoza, o viceversa, se requiere atravesar otros límites interprovinciales, algo que sólo está permitido para casos excepcionales (trabajadores esenciales, personas a cargo del cuidado de enfermos y transportistas, entre otros), y aún así en cada provincia de paso se le puede pedir al viajero que no se detenga, y que en caso de que deba hacerlo, solicite el permiso de las autoridades provinciales, como sucede en la vecina provincia de San Luis. Otra exigencia recurrente, es que el viajero cuente con un PCR negativo con una duración de 72 horas.

Los protocolos

La App Cuidar Verano que será obligatoria para viajar a la Costa, también se pediría en Mendoza, y se espera que el resto de las provincias que esperen recibir visitantes durante el verano también la utilicen. Según explicó el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, la misma (que estará disponible en la App Store de los teléfonos celulares) permitirá conocer la estancia, el lugar en que se alojan, y con quién viaja cada turista, para poder actuar frente a eventuales riesgos sanitarios, y hacer un seguimiento si se confirmaran casos de coronavirus.

La titular del Ente Mendoza Turismo, Mariana Juri, ya había solicitado al gobierno Nacional la vuelta de la actividad turística, teniendo en cuenta que Mendoza ya lleva siete meses con protocolos aceitados para evitar mayores riesgos de contagio, e incluso se solicitó la apertura para que puedan llegar visitantes desde el extranjero, en especial desde Chile.

El país trasandino es clave para el turismo local, tanto que solo en 2019 arribaron a la provincia 277.000 chilenos con un consumo diario promedio de 100 dólares. Por ahora, no ha llegado la habilitación.

Provincias turísticas

Los destinos que hoy se preparan para una temporada de vacaciones se encuentran en provincias como Córdoba, Misiones, Neuquén o Salta. Se trata, junto con Mendoza, de las primeras que aceptaron el regreso de los vuelos de cabotaje para esenciales, y que esperan que esto se haga extendido a otros pasajeros. En tanto eso suceda, el Consejo Federal de Turismo busca avanzar en permitir el tránsito terrestre y definir qué se le requerirá a los viajeros para circular (PCR, declaraciones juradas, el uso de una aplicación especial y demás).

Lejos de lo que sucede con las definiciones para las rutas, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación busca incentivar la actividad con programas como “Previaje”, por el que se podrá recuperar (con créditos para utilizar en servicios turísticos), hasta el 50% de lo que se gaste hasta el 15 de noviembre, por vacaciones que se programen entre enero y febrero del año próximo. El programa durará hasta fin de año, pero podrá solicitarle la devolución para marzo y los meses siguientes de 2021.

El vicepresidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros, Gastronómicos y Afines (Aehga) de Mendoza, Andrés Muratti, valoró positivamente el programa, pero destacó que para que se permita atraer a turistas de otras provincias, primero hay que garantizar vuelos, y transporte terrestre. Además consideró que sería necesario que se extendiera hasta marzo, cuando haya certezas que impulsen a los compradores.

En el mismo sentido se manifestó el presidente de la Cámara de Turismo de la provincia, Arturo González, quien valoró la medida, pero señaló que este tipo de acciones responden más a tiempos de normalidad, que a tiempos en los que la incertidumbre a la hora de planificar un viaje supera a cualquier certeza.

Y algunos hoteles ya empezaron a promocionarlo en Mendoza, pero para los esenciales. Por ejemplo, desde Ibis Mendoza explicaron que, reabrirán el próximo 9 de noviembre. “Estaremos apuntando a recibir principalmente huéspedes corporativos que lleguen a Mendoza con su certificado de circulación vigente. Desde que se habilitaron los vuelos y se dio de baja el aislamiento obligatorio de 10 días al ingresar a la provincia, hemos recibido muchas consultas de empresas que van a retomar los viajes laborales. Por otro lado, apenas se habilite el turismo de ocio a nivel interprovincial e internacional, comenzaremos a recibir a un público más familiar. A partir de nuestra inscripción al Plan Previaje, han aumentado las consultas para vacacionar el año próximo”,  explicó Fernando Ottolini, General Manager del hotel en la provincia.

De cualquier manera, el Gobierno Nacional espera que el plan inyecte un total de 30.000 millones de pesos. El programa ya está funcionando, y de acuerdo con los datos de Booking de hace una semana, Mendoza se encuentra entre los destinos más buscados, junto con San Carlos de Bariloche, Buenos Aires, Mar del Plata, Tigre, Pinamar, Villa Gesell, Puerto Iguazú, San Martín de los Andes y Ushuaia.

Viajar desde Mendoza

Hasta la fecha, los únicos vuelos turísticos habilitados son los que llegan desde el extranjero con destino a Buenos Aires, no obstante, desde este mes algunos aviones y micros de larga distancia comenzaron a transportar pasajeros considerados como “esenciales”. Estos deben llenar un registro a través de la página argentina.gob.ar/circular, e informar, bajo declaración jurada el motivo del viaje y el destino, además de asegurar que no se cuenta con síntomas de Covid.

Una vez resueltas todas las dificultades, las familias que busquen aventurarse en un automóvil particular, para disfrutar de unas merecidas vacaciones, deberán considerar que este año resulta hasta un 93% más caro recorrer la misma cantidad de kilómetros que el año anterior.

El monto total a desembolsar dependerá tanto del consumo del auto que se tenga, como del lugar elegido. Teniendo en cuenta los tres autos más vendidos (Toyota Etios, Ford Ka y Chevrolet Prisma), cuyo consumo promedio en ruta y camino de montaña es de 8 litros cada 100 km, se puede calcular una cantidad de dinero estimada para los destinos favoritos de los mendocinos.

Para llegar a Viña del Mar, por ejemplo, se necesitan desde $6.196,30. La distancia a recorrer es de 399 kilómetros por el paso internacional Cristo Redentor, por lo que ir demandará un gasto en combustible de $1.809,22 (con un consumo total de 31,92 litros a $56,68 por litro de nafta súper) y para la vuelta habrá que tener en cuenta el precio del litro del combustible en Chile ($738,4 chilenos o 0,98 dólares que más impuestos suman $137,44 argentinos, si se abona con tarjeta de crédito), por lo que habrá que considerar un total de $4.387.

No obstante, Soledad Vera Porzio, directora de turismo de la municipalidad de Viña señaló que en este minuto las fronteras están cerradas por lo que no hay posibilidades de entrada para turistas. “Si pasamos a fase 4, es posible que haya entrada de extranjeros, pero es algo que se va viendo en el día a día. Por supuesto que todo estará regulado estrictamente por los protocolos determinados por el Ministerio de Salud”, agregó la funcionaria trasandina.

Si la playa chilena a visitar fuera La Serena (una vez que se habilite el ingreso, al igual que sucede con Viña), habría que considerar $3.196,75 para ir y $7.751,60 para volver (705 kilómetros cada tramo).

Para viajar a Mar del Plata, en cambio, el consumo disminuye (con respecto a la ruta de montaña), pero se puede establecer un promedio de 7 litros cada 100 km,. Para los 1.355 kilómetros que habrá que recorrer por Ruta Nacional 226 se necesitarán 94,85 litros de nafta ($ 5.376,09 por tramo).