Termómetro económico: la recaudación de Ingresos Brutos creció 4,1%

Creció la recaudación en Mendoza en relación al 2020, pero aun no recupera los niveles prepandemia.
Creció la recaudación en Mendoza en relación al 2020, pero aun no recupera los niveles prepandemia.

El resultado corresponde al período enero-setiembre. El balance es positivo, pero Mendoza sigue cayendo respecto a 2019.

En el acumulado de enero a setiembre, la recaudación de Ingresos Brutos creció un 4,1% en términos reales en comparación al mismo período del año pasado, según los datos de ATM (Administración Tributaria Mendoza). Esta es una clara señal de recuperación de la actividad económica en la provincia, después de la importante caída que se registró durante la pandemia, aunque para los especialistas el crecimiento mantiene un ritmo lento. Asimismo, en la comparativa interanual de setiembre con idéntico mes de 2020, el crecimiento fue de 11,7%, aunque aún se está un 10% por debajo de lo recaudado en 2019.

En la página web de ATM se informa que la recaudación acumulada en concepto de Ingresos Brutos en los primeros nueve meses de 2021 fue de $ 40.405,4 millones. En cambio, la del mismo período de 2020 ascendió a un monto de $ 26.231,2 millones, lo que implica que, restando el efecto de la inflación, la provincia lograra un incremento real de 4,1%.

El ministro de Hacienda de Mendoza, Lisandro Nieri, reconoció que, si bien los números son alentadores, aún se está 10 puntos por debajo de lo que se recaudó en 2019, que fue el último año con un funcionamiento “normal” de la economía, ya que la caída en 2020 fue del 16%. Es decir que el crecimiento registrado en lo que va del año (para Hacienda la mejora es del 5%) se da por la comparación con una recaudación particularmente baja, por el escenario de pandemia.

Al mismo tiempo, Nieri resaltó que, en setiembre, Ingresos Brutos creció fuertemente, un 11,7% en términos reales, lo que consideró positivo, porque ya la comparación se establece con un mes de mayor actividad en 2020; a diferencia de lo que sucedía con abril o mayo, cuando la provincia –y el país- estaban paralizados.

El funcionario sumó que a veces observan ciertos altibajos, como sucedió en agosto, que la recaudación tuvo una variación interanual de -1,2% y les generó una cierta preocupación. Es que, en abril, el crecimiento interanual había sido de 11,9%, en mayo de 11,7% y en junio de 13,4%. En tanto, en julio se había reducido ese porcentaje a 7,9% –la comparación ya era con un mes de más actividad en 2020- y en agosto cayó, para repuntar al 11,7% en setiembre.

El titular de Hacienda manifestó que tienen buenas expectativas en los próximos meses, vinculadas a la llegada de turistas, por lo que resaltó que es fundamental que se amplíen las frecuencias aéreas. Además, celebró que no ha habido daño estructural en el sector turístico, ya que la mayoría de los hoteles y locales gastronómicos volvió a abrir.

Qué significa la mejora

El economista Pablo Salvador señaló que la variación en la recaudación de Ingresos Brutos se puede asimilar a la evolución de la economía formal, ya que se recauda sobre lo que facturan todos los rubros. En este sentido, planteó, los números positivos son una buena noticia, porque significa que la actividad económica está repuntando, aunque no consideró que haya motivos para celebrar demasiado, porque la comparación se debe establecer con 2019 para tener un panorama más ajustado.

En cuanto a los motivos que pueden explicar este crecimiento, indicó que seguramente está traccionando el comercio, ya que el turismo aún no se ha recuperado tanto, porque sólo están llegando visitantes nacionales (los extranjeros son los que generan un mayor impacto). “Puede estar influyendo también el programa Mendoza Activa, que está favoreciendo la actividad en rubros como la construcción y los servicios”, agregó.

Salvador comentó que el jueves se conoció cuál ha sido el crecimiento de la economía nacional en agosto y que, por primera vez desde que comenzó la pandemia, da números positivos, aunque apenas se trata de un crecimiento de 0,05% en comparación con febrero de 2020, último mes antes del aislamiento. Es decir que recién después de un año y medio se observa una muy leve recuperación. De hecho, se estima que Argentina será uno de los países que más va a tardar en salir de la recesión.

Por su parte, el economista del Ieral (Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana, de la Fundación Mediterránea), Jorge Day, planteó que el nivel de actividad sigue siendo bajo con respecto a 2019, que ya fue un año recesivo. “Es bueno que empiece a recuperarse la recaudación, pero aún está lejos de años récord, como 2017″, apuntó.

Para comparar con los impuestos nacionales, Day detalló que el IVA, quitando exportaciones, ha aumentado más que Ingresos Brutos. Buscando una explicación, el economista recordó que un tercio de lo recaudado por la provincia es atribuible al comercio, un rubro que aun no logra despegar. Le siguen en importancia el petróleo y luego el resto de las actividades.

“A nivel nacional, lo que se observa es que la economía cayó y repuntó. Le está costando crecer, pero la recuperación es heterogénea. En el caso de Mendoza, el comercio viene complicado porque se ha erosionado el poder de compra y el sector turístico depende mucho de los visitantes del exterior. De todos modos, el turismo no es un aportante tan significativo de Ingresos Brutos”, cerró.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA