Sergio Affronti: “Evaluamos hacer la inversión más importante de los últimos 30 años de la refinería de Luján”

Sergio Affronti: “Evaluamos hacer la inversión más importante de los últimos 30 años de la refinería de Luján”
Sergio Affronti, CEO de YPF: “Evaluamos hacer la inversión más importante de la historia de la destilería de Luján” / Archivo

El CEO de YPF adelantó que la empresa analiza desembolsar hasta U$S 500 millones en ese proyecto. Además, dio detalles del plan para desarrollar el lado mendocino de Vaca Muerta.

La semana pasada YPF anunció que hará una inversión millonaria para comenzar a explorar el lado mendocina de Vaca Muerta. Se trata de un proyecto comparable, desde el punto de vista económico, con la construcción de Portezuelo del Viento.

En su paso por la provincia, el CEO de la compañía petrolera, Sergio Affronti, dialogó con Los Andes y brindó detalles sobre los planes de YPF en la provincia. Además, analizó el mercado, la situación general del sector hidrocarburífero de Mendoza y los posibles futuros que se podrían presentar en materia energética a nivel mundial.

- ¿Qué planes de inversión tiene YPF en Mendoza?

-Firmamos con el gobernador Rodolfo Suárez y el ministro de Economía, Enrique Vaquié, un acuerdo a través del cual YPF ratificó las inversiones que está llevando adelante en la refinería de Luján de Cuyo. Las mejoras están destinadas a incrementar la capacidad de refino de las plantas, a mejorar la calidad de los combustibles y a que las plantas puedan procesar y refinar el petróleo shale que se produce en Vaca Muerta. Hay que instalar equipos especiales para poder tratarlo.

En paralelo, estamos analizando un proyecto de inversión muy superior para los próximos años en la refinería (alcanzaría un monto de U$S 500 millones). Es una inversión muy grande, probablemente la más grande en refino de los últimos 30 años (generaría de manera directa unos 1.000 puestos de trabajo). Una vez que lo tengamos definido, lo vamos a anunciar. Está relacionado con las inversiones en Vaca Muerta y para mejorar la calidad de los combustibles en cuanto al contenido de azufre. También podríamos mejorar la producción total que tienen nuestras plantas.

- ¿Ampliarán las inversiones en exploración y explotación?

- Dentro del compromiso que asumimos con el Gobierno, quedamos en perforar ocho pozos de delineación, que son pozos exploratorios, en el yacimiento Cerro Morado Este. Estos pozos, que se perforarán desde agosto hasta febrero, nos van a dar información respecto del potencial que tiene ese yacimiento.

Si los resultados son positivos, a partir de 2023 podríamos perforar otros 300 pozos en ese yacimiento. Eso demandaría una inversión de U$S 400 millones e instalaríamos directamente los sistema de recuperación terciaria desde el inicio, porque es un crudo muy viscoso.

A cambio, de acuerdo con lo que establece la ley nacional, pedimos una reducción de regalías. Es una contribución que el Estado provincial hace para cobrar menos, pero para tener una mayor producción.

También hemos solicitado prorrogar la concesión de tres áreas por diez años. Se trata de Chihuido de la Salina, Chihuido de la Salina Sur y Paso de las Bardas Norte. Para esa prórroga, nos comprometemos a invertir por lo menos U$S 25 millones. Hoy tenemos extracción secundaria tradicional. La idea es invertir para que el declino sea menor.

- ¿Con estos trabajos cambia la forma de explotación de YPF en Mendoza?

El desafío es continuar explotando los yacimientos maduros. Un tema fundamental es la recuperación terciaria. Es algo que hasta ahora no habíamos estado aplicando en Mendoza, pero sí en otras provincias. Para desarrollarlo vamos a instalar cuatro plantas de inyección de polímeros en Chachauén. Tenemos el 70% del yacimiento y somos los operadores.

Son pilotos los que estamos haciendo. Se usan los mismos pozos de extracción secundaria para inyectar polímeros (así se implementa la extracción terciaria). Después esto se puede extrapolar a otros yacimientos. Tenemos también el 50% del yacimiento El Corcovo, que opera Pluspetrol. Por la viscosidad que tiene el petróleo, permitiría la aplicación de esta extracción terciaria.

- ¿Explorarán el lado mendocino de Vaca Muerta?

- En Mendoza nos comprometimos a perforar dos pozos exploratorios que tienen por objetivo testear la formación Vaca Muerta en Mendoza. Esto nos va a permitir conocer la potencialidad que tiene la formación en la provincia. Hay que analizar si es productivo desde el punto de vista comercial.

Nuestra actividad tiene mucho riesgo. Puede ser que perforemos y nos encontremos con que no es comercialmente explotable. Es algo que puede ocurrir. Si encontramos que sí se puede explotar, tendremos que analizar a qué precio se puede desarrollar el negocio. Entre los dos pozos se invertirán U$S 17 millones.

- En un pedido de informe de Santiago Cafiero, YPF informó que hay 6.450 pozos en Mendoza, pero sólo 2.733 activos. ¿En qué situación se encuentran los 3.717 inactivos?

- Muchos son pozos inyectores para extracción secundaria. Hay otros que están para ser abandonados y otros que, por el precio del petróleo, no están produciendo. Un grupo, además, está a la espera de un pulling o de un servicio que pueda ponerlos nuevamente en producción.

- ¿Cuál es la situación financiera de YPF, tras la fuerte crisis de producción y consumo que generó la pandemia?

- Ahora estamos bien, luego de una baja muy importante en las cuentas, que nos afectó de forma significativa. La crisis de YPF no fue sólo consecuencia de la pandemia. Tenía raíces más profundas. En 2019 se firmó un decreto que pesificó el precio del petróleo y congeló el valor de los combustibles. Eso afectó mucho a la industria y desalentó inversiones en todo el sector.

YPF había reducido su producción y su ritmo a la hora de invertir. La situación financiera era muy complicada. En ese marco, teníamos un vencimiento de deuda en marzo de este año por U$S 1.000 millones. Tuvimos que renegociar la deuda. Es la tercera más grande después de la de la Nación y la de la Provincia de Buenos Aires.

El problema era que la deuda estaba descalzada, porque la capacidad de generación de ingresos de YPF era menor a ese pasivo. La renegociación nos permitió reducir la carga financiera en 2021 y 2022. A partir de 2023 tendremos que empezar a pagar los intereses de los bonos que emitió YPF, pero esos dos años de ventaja nos dan oxígeno para dedicarnos a invertir y entrar nuevamente en un círculo virtuoso: inversión, producción y creación de empleo.

- YPF anunció que no volvería a subir los precios en 2021. ¿La inestabilidad del dólar compromete este objetivo?

-Somos consistentes con el mensaje que hemos dado. Del incremento de precios de este año, que fue del 28%, la mitad no fue para YPF sino para impuestos de combustibles líquidos y biocombustibles. Es un sobre costo que hemos tenido y por tanto lo trasladamos a precios. Más allá de lo que ha pasado en la economía y el precio del petróleo, nuestra idea es continuar con nuestro compromiso.

Claro que en algún momento sí habrá aumento de precios, porque estamos en Argentina. Lo que estamos tratando de hacer es financiar las inversiones con nuestros propios recursos e incremento de la producción, y también con las subas de precios.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA