martes 20 de octubre de 2020

En el mes de mayo se había especulado con el diseño del billete de $5000. - Gentileza
Economía

¿Se viene el de $5.000? El Gobierno aseguró que trabaja en una nueva familia de billetes

El presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, declaró que junto a la Casa de la Moneda evalúan la posibilidad de incluir “un billete de mayor denominación”, aunque rechazó la devaluación.

En el mes de mayo se había especulado con el diseño del billete de $5000. - Gentileza

Las versiones de que el Banco Central de la República Argentina baraja la posibilidad de la emisión de un nuevo billete de 5.000 pesos está instalada desde el mes de mayo. Incluso llegó a filtrarse un posible diseño que tendría la figura de Ramón Carrillo, el ex ministro de Salud de Juan Domingo Perón, junto a Cecilia Grierson. Durante algunos meses, los rumores pasaron a un segundo plano, principalmente por la férrea negativa del presidente Alberto Fernández. Pero este sábado, la posibilidad de circulación del nuevo billete se acercó como nunca antes cuando la máxima autoridad del Banco Central, Migel Ángel Pesce, admitió que se baraja la posibilidad de incluir un billete de mayor denominación.

En una entrevista radial, Pesce aseguró que el BCRA trabaja junto a la Casa de la Moneda para poner en marcha una nueva familia de billetes. Según dijo en diálogo con FM Millenium, se trata de “un trabajo que quedó retrasado por todo el problema de la pandemia”. Así mismo, añadió que “en ese contexto se evaluará si dentro de la nueva familia hay un billete de mayor denominación”.

¿Es una devaluación?

Esta no es la primera vez que habla del tema. En los inicios de la gestión de Fernández, Pesce había dicho que se pensaba en un regreso a la figura de los próceres nacionales en una nueva emisión de billetes, dejando atrás los animales de la fauna argentina, que había elegido la gestión presidencial de Mauricio Macri.

Por otra parte, el titular del Central rechazó la idea de una devaluación, a pesar de las recientes medidas de endurecimiento en la compra de dólares, para “defender” las menguantes reservas internacionales del BCRA. “Tenemos contacto con todas las cámaras empresariales y ninguna nos ha planteado un problema de atraso cambiario”, dijo el funcionario. Y agregó: “responder con una devaluación por las presiones que meten actores especulativos, como los fondos del exterior que ingresaron para hacer ‘carry trade’ en 2018 y 2019 es un error”.

Para Pesce, “el riesgo de seguir los impulsos de estas acciones especulativas es muy grande para la economía real y la sociedad”.