jueves 24 de septiembre de 2020

La construcción cayó 14,8% anual en junio, sin embargo es la menor caída desde febrero, antes de la pandemia.
Economía

Se consolidan los datos que dan cuenta de un rebote de la actividad económica

La construcción y la actividad fabril continuaron su recuperación en junio. Fernández se entusiasma, pero pide cautela al Gabinete. La obra pública sigue casi paralizada.

La construcción cayó 14,8% anual en junio, sin embargo es la menor caída desde febrero, antes de la pandemia.

La economía está frenando su caída pero el presidente Alberto Fernández le pidió cautela a sus ministros debido a que la recuperación será muy lenta y los costos sociales que dejará la pandemia se verán con mayor gravedad recién en los próximos meses.  

En donde no hay recuperación, hay desaceleración de la caída. Al menos en rubros de mano de obra intensiva. Mientras, el comercio sigue mostrando números muy rojos, principalmente en zonas con cuarentenas más rígidas.  

La construcción cayó 14,8% anual en junio. Es la menor caída desde febrero, antes de la pandemia. E incluso es inferior a la registrada en enero de 2019, cuando se hundió 15,7% en el marco de la crisis financiera, según datos revelados ayer por el Indec.  

Por las violentas caídas registradas en marzo, abril y mayo, en el acumulado de los primeros seis meses del año índice de actividad sectorial aún está 37,8% por debajo del mismo período de 2019.  

La venta de materiales que mide el Grupo Construya creció 1,7% anual en junio. Y el Indec muestra que hay sectores que se están recuperando rápido. En cantidad, las ventas de pinturas crecieron 40,6% anual en junio; ladrillos huecos, 17,3%; y pisos, 9,9%. La venta de asfalto estuvo 65% abajo dado que la obra pública sigue paralizada por la crisis fiscal.  

Por otro lado, el Indec informó este miércoles, que en junio el índice de producción industrial manufacturero (IPI) mostró una baja anual de 6,6%. El acumulado enero-junio cayó 14,6%. 

Con una cuarentena que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) sigue generando fuertes restricciones, la industria está dejando atrás las caídas récord de marzo (16,5%), abril (33,4%) y mayo (26,2%).  

Lorenzo Sigaut Gravina,  director de la consultora Ecolatina, expresó que la construcción e industria “mostraron recuperación” en junio en línea con flexibilización de cuarentena, pero –agregó- la pregunta es si esta tendencia continuó en julio, dado que el AMBA volvió al aislamiento duro. 

Ayer, justamente, empezaron a aparecer algunos datos sectoriales de julio. Las terminales automotrices fabricaron un 36,1% de unidades más con respecto a junio, al elevar la cifra a 21.316 unidades.  

Tras haber estado completamente paralizadas en abril, las automotrices ya retomaron un ritmo similar al que registraban antes de la pandemia y en julio estuvieron apenas 1,5% por debajo del mismo mes de 2019, según la asociación de fábricas (ADEFA).  

El consumo de las familias también está dando señales de recuperación. Y esto se ve en el uso de las tarjetas de crédito, que se expandió 6,3% en julio respecto de junio y 63,9% en la comparación interanual, muy por encima de la inflación del período.  

Guillermo Barbero, socio de la consultora First Capital Group, analizó que en los últimos tres meses el uso del plástico aumentó 23,1%. “A medida que se van incorporando nuevas actividades observamos un crecimiento de estas carteras”, dijo el analista. 

Además, dijo Barbero, en julio se sumó el efecto que ha tenido el Hot Sale, con descuentos y hasta 18 cuotas con tarjeta de crédito para compras online. En tres días, se vendieron 6,3 millones de productos, por 19.380 millones de pesos, 128% más que un año atrás. 

Algunos de estos números se analizaron ayer en una reunión del gabinete económico en Casa Rosada encabezada por Santiago Cafiero, quien pidió los ministros un aplauso para Martín Guzmán por la reestructuración de la deuda que cerrará a fines de mes.  

Allí se dialogó en torno a los datos de incipiente recuperación. Pero el Presidente hizo llegar el pedido de máxima cautela dado que las consecuencias sociales de la pandemia están lejos de empezar a corregirse, dijo a este diario una fuente oficial con conocimiento de la reunión. Estuvieron Cecilia Todesca, Claudio Moroni, Matías Kulfas, Mercedes Marcó del Pont, Miguel Pesce y Fernanda Raverta (jefa de la ANSeS). 

“Estamos muy contentos con el trabajo de Guzmán por la deuda. Nos permite pensar políticas públicas para ir a un modelo de producción y generación de empleo privado”, dijo Cafiero al terminar la reunión.