jueves 3 de diciembre de 2020

Economía

Rodrigo Ponce: “La pandemia empujó a las organizaciones a modificar sus estrategias de negocios”

El gerente de Google Cloud para Argentina y Uruguay habla de la transformación digital que provocó la pandemia en el mundo empresario.

Rodrigo Ponce vive el proceso de transformación digital de distintas organizaciones desde una perspectiva única. No sólo porque lidera el Google Cloud para Argentina y Uruguay, unidad de negocios destinada a brindar servicios personalizados a las empresas, sino porque en medio de la aceleración que desencadenó la pandemia, para mantener el ritmo de trabajo, vio cómo el potencial de crecimiento sobrepasó las previsiones producto de la demanda. Según los últimos datos, la expansión interanual del Cloud fue del 40%. La nube es una pieza clave en construir el futuro.

“Google -hace 12 años- asumió un compromiso cuando llegó a Argentina para ayudar al crecimiento del ecosistema digital. Hoy, Google Cloud ocupa un rol central en la estrategia de la marca porque queremos ser un aliado de la empresa en el proceso de transformación digital”, sostiene Ponce. El objetivo es hacer que la tecnología en la nube sea simple y accesible para organizaciones de todos los tamaños, aportando valor en todas las industrias, desde servicios financieros y manufactura, hasta retail. “Esto lo hacemos ofreciendo soluciones personalizadas, trabajando en forma conjunta con las organizaciones para crear el camino a la transformación digital”, sostiene el gerente.

- ¿Qué impacto tuvo la pandemia sobre el trabajo en la nube?

-La pandemia empujó a las organizaciones a acelerar sus procesos de transformación y modificar sus estrategias de negocio para responder eficientemente a la crisis. Fuimos testigos de organizaciones que comenzaron a administrar mejor sus datos o mejoraron su capacidad de almacenamiento y cómputo. Incluso, vimos compañías que se adaptaron 100% a estos cambios con las soluciones de Google Cloud. Independientemente del estadío o del tamaño de la industria, el contexto hizo evidente la necesidad de acelerar esos procesos.

Hemos aprendido de esta pandemia que la tecnología y la colaboración son los pilares clave en el futuro de las organizaciones. El mayor impacto tuvo que ver con la necesidad de implementar el trabajo remoto. Vimos el crecimiento en la aplicación de herramientas de colaboración para mantener la productividad en el trabajo (por ejemplo, en marzo el uso diario de Meet creció 30 veces, y en abril la cantidad de participantes en reuniones superó los 100 millones).

-¿Cómo incide la digitalización de los negocios en los márgenes de rentabilidad?

-Uno de los grandes beneficios de operar en la nube es la posibilidad de escalar o reducir la operación en función de los cambios de la demanda y de las necesidades de cada etapa en la que éste es un proyecto o negocio. Desde Google Cloud acompañamos a las organizaciones potenciando la optimización de costos de tecnología: el objetivo no es sólo reducirlos sino también alinearlos al ritmo y volumen del negocio.

La implementación de tecnologías como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, permiten automatizar muchos procesos y esto tiene un impacto directo sobre la rentabilidad y los negocios que desarrollan. Siemens, por ejemplo, aplica IA para supervisar sus líneas de producción: a través de la solución Vision AI, de Google Cloud, monitorea y supervisa el ensamble de circuitos, soldadura y empaque. Esto le permite revisar en tiempo real el proceso y, en caso de encontrar un inconveniente, notificar inmediatamente al empleado.

El modelo de la nube es 100% de pago por uso, por lo que no es necesaria una inversión inicial para viabilizar un proyecto y, por lo tanto, es un modelo que se adapta al tamaño de cualquiera organización, sea una Pyme o una gran empresa.

-¿Cuáles son las soluciones que le ofrecen al cliente? ¿Cómo se personalizan los productos?

-Nuestro equipo acompaña a los clientes en los tres puntos más importantes y estratégicos: obtener el mayor provecho de los datos de cada compañía para la toma de decisiones en tiempo real, mantener la seguridad de la información y facilitar la transición hacia la nube. En este camino, combinamos soluciones mediante componentes de Google Cloud Platform y de G Suite.

El primer sistema brinda la mejor infraestructura, plataforma, soluciones verticales de industria, y experiencia para acelerar la capacidad de cada organización para transformarse a través de la innovación. El segundo vincula la acción cultural y colaborativa, contiene aplicaciones como Gmail, Documentos, Drive, Calendario y Meet, entre otras. Con ellas, buscamos transformar la forma de trabajar de las empresas, bajo el mismo modelo de cómo trabajamos en Google desde hace más de 20 años.

-¿Qué necesitan las empresas argentinas para crecer en su digitalización?

Un pilar fundamental para impulsar el cambio digital en Argentina y hacer crecer el ecosistema digital, es fortalecer y potenciar a las startups y desarrolladores ofreciendo programas de capacitación para reducir la brecha de conocimiento en nuestra tecnología de la nube. En nuestro caso, ofrecemos cursos y certificaciones 100% online en Coursera, cursos y laboratorios en QuickLab. Son entrenamientos a medida a través de nuestra área de servicios profesionales y programas específicos con actividades de conocimiento técnico, incentivos y networking que promueven el desarrollo de esas comunidades.

-¿Qué porcentaje del mercado mendocino (o en su defecto argentino) opera en la nube?

-Nos queda un largo camino por recorrer. Si bien hay una aceleración en los procesos de transformación digital, el desarrollo de la nube está en una etapa incipiente: sólo el 20% de las cargas de trabajo están ejecutándose sobre plataformas en la nube y el otro 80% continúa ejecutándose en data centers administrados por los clientes (on premise). Sin embargo, hay datos del IDC que aseguran que en Argentina se espera un 40% de incremento en la intención de inversión en servicios de la nube pública a causa de la pandemia.

-¿Cómo aplica el Cloud la inteligencia artificial?

-Desde el inicio de Google, la inteligencia artificial (IA) estuvo presente en la compañía impulsando y potenciando diferentes desarrollos. Todo el conocimiento y expertise que hemos adquirido en estos 22 años, los incorporamos en nuestra infraestructura y soluciones de Google Cloud. Creemos que la IA es clave para generar valor en las empresas, innovando sus modelos de negocios y administrando grandes volúmenes de datos. Hoy trabajamos con AI en diferentes industrias, por ejemplo, en retail estamos ayudando a acelerar el delivery mediante la optimización de las rutas con Google Maps y potenciamos las recomendaciones de producto con IA para que los consumidores puedan sacar máximo provecho a sus experiencias online. El e-commerce y el delivery hoy ocupan un rol central tanto para las personas como para los negocios.

-¿Cuál es el techo para las herramientas que facilitan el trabajo remoto?

-La pandemia puso en evidencia que la tecnología es un igualador de oportunidades, poniendo muchísimas posibilidades literalmente al alcance de nuestras manos (desde comprar en una verdulería, festejar un cumpleaños, hasta aprender a distancia). La adaptación y aplicación del trabajo colaborativo fue el principal hábito digital incorporado en este tiempo y personalmente considero que no tiene techo. Hay datos de Global Workplace Analytics que afirman que el 80% de la fuerza laboral desea flexibilidad para trabajar desde casa al menos una parte del tiempo. Se trata de un cambio cultural que necesitan afrontar las compañías para generar una dinámica en donde la información sea compartida instantáneamente y el conocimiento sea resultado de la colaboración entre las personas que forman la organización.

-¿Se puede cuantificar el crecimiento que tuvieron como unidad de negocios en 2020?

-Venimos creciendo en Google Cloud cada trimestre, es una tendencia previa a la pandemia. Según los últimos datos, la expansión fue del 40% interanual. Son crecimientos acelerados por la coyuntura. Si lo comparamos con períodos anteriores, la media siempre estuvo por encima del 30%. Esto es posible porque hoy clientes, en más de 150 países, nos eligen como su socio para resolver problemas críticos. Hay datos que miden cómo evoluciona la nube no sólo en la región sino en Argentina, y en definitiva muestran cómo las organizaciones están transformándose y utilizan la nube para acelerar esos procesos.