Quita de subsidios: las boletas de gas llegarán con subas de hasta 88% en enero

Las boletas comenzarán a llegar con aumentos a partir de los consumos de agosto.
Las boletas comenzarán a llegar con aumentos a partir de los consumos de agosto.

Los aumentos se aplicarán en tres tramos a los usuarios de ingresos altos y medios. Para estos últimos se fijaron topes de consumo y solo se subsidiará una parte.

El Gobierno nacional realizó ayer el esperado anuncio sobre la quita de subsidios a las tarifas. Aún quedan muchas dudas por responder, pero las declaraciones de los funcionarios de la Secretaría de Energía ya permiten tener datos concretos sobre cómo se hará el ajuste. Entre los más relevantes, se destaca que las facturas de gas tendrán aumentos de hasta el 88% a partir de enero (la eliminación de los beneficios será progresiva). En el caso de la luz, la suba promedio es más difícil de calcular, ya que dependerá de múltiples variables.

Lo cierto es que habrá que esperar hasta el martes próximo para tener precisiones, cuando se publique la reglamentación de la política de segmentación tarifaria, pero se sabe que los consumos dejarán de estar subsidiados para una parte de los hogares argentinos desde el 31 de agosto. Es decir, que las boletas con los nuevos montos comenzarán a llegar -según la facturación sea mensual o bimestral- a partir de octubre y que las subas se aplicarán en tres tramos.

Los únicos que, de momento, pueden saber con certeza cuánto deberán pagar en los próximos meses, son los usuarios que, al completar el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) quedaron categorizados como de menores ingresos -incluidos los beneficiarios de la tarifa social- ya que, hasta mayo del año que viene, no tendrán aumento en las boletas de luz y gas. De todos modos, se debe aclarar que la inclusión en una categoría es provisoria y está sujeta a verificación de datos. También es importante aclarar que la inscripción sigue abierta.

En tanto, para los del nivel 1 (de mayores ingresos) y 3 (de ingresos medios) la situación no es tan clara. Lo que está definido es que los primeros perderán por completo el subsidio, con lo que pasarán a pagar la tarifa plena, tanto para luz como para gas. No resulta sencillo determinar el impacto en los importes finales a pagar, ya que los subsidios se aplican solo sobre un porcentaje de la factura, que varía dependiendo del servicio y la región del país. En el caso del nivel 3, se confirmó que los usuarios tendrán una parte subsidiada y, a partir de ese tope, deberán abonar el valor sin subsidiar por el excedente.

Los usuarios afectados

En la conferencia de prensa que brindó ayer la secretaria de Energía de la Nación, Flavia Royón, junto con otros funcionarios, se dio a conocer que, del total de 5.749.365 millones de hogares que se inscribieron en todo el país para conservar los subsidios en el gas, 269.725 corresponden al nivel 1 (4,7%), 2.880.090 al nivel 2 (50,1%) y 2.599.550 al nivel 3 (45,2%). En tanto, hubo 8.890.998 usuarios que pidieron la bonificación por la energía eléctrica, de los cuales 399.156 (4,49%) corresponden al nivel 1, 5.040.120 (56,69%) al 2 y 3.451.722 (38,32%) al 3.

Cómo será la quita progresiva de los subsidios para el gas y la electricidad en Mendoza. Gustavo Guevara.
Cómo será la quita progresiva de los subsidios para el gas y la electricidad en Mendoza. Gustavo Guevara.

Si se traslada, de modo tentativo, el porcentaje de participación de cada uno de los niveles a la provincia, y teniendo en cuenta que hay 397.449 usuarios mendocinos de gas, se deduce que unos 18.680 perderían el subsidio (nivel 1), 199.122 lo mantendrían (nivel 2) y 179.647 perderían una parte (nivel 3). En lo que a la energía eléctrica se refiere, del total de 544.682 hogares, 24.456 pagarían tarifa plena, 308.780 seguirían pagando lo mismo hasta mayo y 211.446 tendrían una parte del consumo bonificada y otra sin subsidiar.

Gas

Partiendo de los datos generales mencionados anteriormente, es importante especificar cómo será la aplicación de la quita de subsidios en cada caso. En el servicio de gas, los usuarios con un nivel de ingresos más altos perderán la totalidad del subsidio. En cambio, los de ingresos medios mantendrán el beneficio para una cantidad de m3 que serán equivalentes al 70% del consumo promedio entre el mínimo y máximo del umbral de cada categoría (666 m3 anuales para la categoría R2-1). Por los m3 que se excedan de ese monto, también pagarán tarifa plena.

Es importante aclarar que, en ambos casos, el ajuste será gradual. En agosto se perderá el 20% del subsidio, en octubre un 40% más y en diciembre el 40% restante.

El subsecretario de Hidrocarburos de Nación, Federico Bernal, resaltó que los metros cúbicos que se utilizan en los hogares no se vinculan con el nivel de ingresos, sino con las condiciones climáticas - Mendoza fue incluida en el régimen de Zona Fría, por lo que los usuarios de la provincia reciben un beneficio del 30% o 50% en el valor del gas-, la cantidad de ocupantes, las características constructivas y la eficiencia de los equipos domésticos.

Se debe aclarar, además, que lo que subsidia el Gobierno es el valor del gas PIST (Punto de Ingreso al Sistema de Transporte), que es solo uno de los componentes de las boletas. Esto significa que no habrá variación del cargo fijo que incluye la factura. Además, se debe tener en cuenta que el cargo variable -por los metros cúbicos consumidos- no sólo incluye al PIST, sino también al transporte y la distribución, entre otros conceptos.

El ítem que pierde el subsidio, el PIST, tendrá un aumento del 167% (en aquellos casos en los que se pierda la totalidad del beneficio). Sin embargo, al ser solo un componente entre varios, el impacto en la factura será diferente. En la conferencia de prensa, se presentaron ejemplos de cómo se irá ajustando de modo gradual la factura promedio mensual del gas para cada nivel. Así, un usuario de nivel 1, que hoy paga $1.650, deberá abonar $338 más en setiembre, $468 más en noviembre y $649 más en enero, con lo que la factura del inicio de 2023 llegará a los $3.105 mensuales (88% de punta a punta). En cambio, a uno de nivel 3, que también paga una boleta promedio de $1.650, se le sumarán $115 en setiembre, $160 en noviembre y $221 en enero, para alcanzar los $2.146 mensuales el primer mes del año que viene (30% de ajuste sobre la factura final). Los de nivel 2 seguirán pagando los $1.393 actuales.

Desde Ecogas comentaron que no tienen información de cuántos usuarios están incluidos en cada nivel y que seguramente recibirán el padrón con la segmentación, como sucede con los beneficiarios de la tarifa social. Asimismo, plantearon que habrá que aguardar a que se publique el nuevo cuadro tarifario para ver de qué manera queda conformado el valor del metro cúbico, ya que no han recibido información adicional y están a la espera de la reglamentación.

Electricidad

Para el caso de las tarifas de la energía eléctrica se aplicará un esquema similar, pero con algunas diferencias. Los usuarios de nivel 1 -los de mayores ingresos- perderán la totalidad del subsidio, aunque de forma progresiva. La primer quita llegará en agosto (20%), la segunda en octubre (40%) y la última en diciembre (40%).

Para los usuarios de clase media (nivel 3) se estableció un tope de consumo subsidiado de 400 kw/h mensual por hogar, aunque ese valor asciende a 550 kw/h para aquellos usuarios que no tienen conexión a gas por redes (porque deben calefaccionar con electricidad). En Mendoza, según datos del EPRE (Ente Provincial Regulador Eléctrico) el 86% del total de usuarios residenciales consume menos de esos 400 kw/h por mes. El excedente de esos 400 kw/h pasará a pagar tarifa plena (la quita también será progresiva).

Por último, los usuarios de nivel 2 (menores ingresos) no verán cambios en sus boletas, al menos hasta el año que viene.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA