miércoles 2 de diciembre de 2020

Sólo suscriptores
Economía

Quilmes sale al mercado con vino en envase retornable que se puede canjear por el de cerveza

La empresa invirtió 500 mil dólares para adecuar las instalaciones de la bodega. Lanzan prueba piloto de seis meses a partir del lunes. Vidrio y tapa a rosca, las claves.

Sólo suscriptores

Las damajuanas fueron parte de los envases retornables más exitosos de la industria de vino en los últimos 40 años. Y si bien su auge comenzó a decaer principios de este nuevo milenio, la pandemia las puso de nuevo en la órbita. Al parecer Quilmes leyó el mercado y va a salir a la calle con un vino “retornable”, a $ 100 pesos con objetivo claro de captar nuevos consumidores.

“Ping Vino es un vino de buena calidad a un precio accesible. Su objetivo principal es ofrecer la mejor calidad posible a un precio accesible gracias a su envase retornable. Estamos presentando 3 variedades: Red Blend, White Blend y Rose. Todas las variedades son vinos fáciles de tomar y de aroma ligero a frutas. Son de carácter corto, o sea, duran poco en boca, lo que los hacen ideales para cualquier ocasión”, sostienen desde Quilmes.

Gentileza

Por ahora, Ping Vino -una clara referencia al clásico Pingüino - está pensada como prueba piloto de 6 meses en Córdoba capital y alrededores con pocos puntos de venta, aproximadamente 750. De hecho, desde la empresa explicaron que eligieron esa provincia porque la región que combina todos los sistemas de distribución -oficina de venta directa/smk/distribuidores- en una escala donde se puede delimitar el territorio atendido.

Una de las claves de este lanzamiento es que la empresa va a hacer sinergia en el canje de envases, es decir, el cliente va a poder llevar su envase de cerveza y se le computará a favor del envase del vino. La botella es de vidrio de 850 ml, tapa a rosca y se va a transportar en los cajones cerveceros. Por ahora la cantidad estará sujeta a cómo funcione la prueba piloto que piensan extender a otras regiones del país.

Desde la empresa explicaron que hay oportunidades en el mercado de bebidas, en cuanto ocasiones de consumo, variedades-productos, calibres, innovaciones; “es por eso que decidimos llevar adelante esta prueba piloto, para entender cual es la respuesta del consumidor. Esto tiene que ver con el ADN de Cervecería y Maltería Quilmes, y con el compromiso a largo plazo que tiene la compañía desde hace 130 años en Argentina”.

Vale recordar que este lanzamiento forma parte de la inversión de 500 mil dólares que realizó la compañía en la bodega durante los últimos meses.