Quilmes. Foco en el medio ambiente y sin más inversiones en el rubro vino

En la Usina del Arte en la Ciudad de Buenos Aires presentando el nuevo plan de la compañía cervecera hacia la carbono neutralidad.
En la Usina del Arte en la Ciudad de Buenos Aires presentando el nuevo plan de la compañía cervecera hacia la carbono neutralidad.

La compañía puso en marcha un plan para reducir su huella de carbono en todos sus puntos, desde la semilla hasta los distribuidores. Qué están haciendo hoy en nuestra provincia.

Cervecería y Maltería Quilmes anunció esta semana que está rumbo a lograr la carbono neutralidad, objetivo planteado para el 2040. Para esto, la compañía deberá reducir al máximo posible las emisiones de dióxido de carbono de toda su operación y su cadena de valor y, a su vez, neutralizar las emisiones residuales a través de proyectos que ayuden a compensar sus emisiones de carbono.

Para tener una idea solo en Mendoza la empresa cuenta con 400 empleados directos, una Cervecería (Andes), una bodega (Dante Robino), cinco distribuidores y un centro de distribución

Durante la presentación que se llevó a cabo en la Usina del Arte en la ciudad de Buenos Aires, se sostuvo que en 2021, por séptimo año consecutivo, la temperatura media mundial superó los niveles preindustriales en más de 1.1 grados y las concentraciones de gases de efecto invernadero continúan en alza.

“Como hace 131 años seguimos apostando por el desarrollo económico y social de la Argentina. Asumir la meta de ser carbono neutral traerá aparejado desarrollo en nuevas tecnologías, inversiones y trabajo, lo que nos permite demostrar una vez más, nuestra visión de largo plazo en el país y lograr que las personas y el planeta prosperen juntos “, señaló Martín Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes.

Si bien ya tienen varios proyectos en marcha, con el objetivo puesto en el 2040, desde 2020 la compañía utiliza 100% energía eléctrica renovable generada en el Parque Eólico Budweiser en Achiras, Córdoba, lo que le permitió reducir un 25% sus emisiones de carbono. Promueve además la eficiencia energética en toda su operación y cadena de valor.

En 2017 reconvirtió su Maltería en Tres Arroyos e inauguró la primera Maltería Verde de Argentina, que cuenta con tecnología basada en el paradigma de la Economía Circular: con reutilización del 100% de subproductos, con eficiencia energética y agua, con creación de una reserva natural dentro de la maltería para preservar flora nativa.

En tanto, en Mendoza puso en marcha iniciativas de reforestación, co-creando Sumá Nativas, una iniciativa de restauración de biodiversidad en Potrerillos, en donde se busca trabajar sobre 8 mil hectáreas afectadas por los incendios de 2019, que impacta de forma directa en más de 1 millón de mendocinos.

Por otro lado, es parte del primer Fondo de Agua del país para contribuir a la seguridad hídrica de Mendoza a través de iniciativas basadas en la naturaleza. Este es el primer fondo de agua de la Argentina y busca que las comunidades y sus actividades productivas puedan acceder al agua a lo largo de toda la cuenca, utilizando este valioso recurso sin comprometer el equilibrio ecológico del acuífero a futuro. El diferencial de estas iniciativas radica en el conocimiento científico, mediante el cual se realiza un diagnóstico, definiendo las áreas críticas que deben ser intervenidas con soluciones específicas de infraestructura natural.

¿Qué significa ser carbono neutral?

El dióxido de carbono es el responsable del 75% de la concentración de gases de efecto invernadero (GEIs) en el mundo, que retienen el calor en la atmósfera produciendo un aumento en la temperatura de la Tierra. Estos gases provienen de distintas fuentes: la combustión, el transporte, la generación de energía, entre otros. La absorción de los GEIs se logra a través de sumideros de carbono, que son sistemas naturales o artificiales que absorben más carbono del que emiten. Los principales sumideros naturales son el suelo, los bosques y los océanos, que asimilan el carbono atmosférico y lo transforman en oxígeno, con lo que contribuyen a reducir la cantidad de dióxido de carbono.

Para lograr la neutralidad, se debe analizar la huella de carbono y modificar hábitos en toda la cadena de valor de una compañía, para alcanzar un equilibrio entre la emisión y la absorción del carbono.

El negocio del vino: sin planes de expansión en masivo

“Hoy nuestro es objetivo es seguir creciendo en el negocio del vino con el negocio que tenemos. No estamos hoy viendo alternativas de manera proactiva, pero siempre estamos atentos a lo que pueda surgir”, con esta frase Martin Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes, dio, al menos por ahora, por tierra los rumores que aseguraban un desembarco en el segmento de vinos masivos, con la compra de alguna bodega grande del segmento.

Lo cierto es que la apuesta por Ping Vino, un producto masivo con envase retornable, dio frutos, pero el nuevo escenario nacional junto con la pandemia ralentizó el proyecto, según explicaron fuentes de la compañía.

De hecho, Ticinese explicó: “Actualmente, ademas de tener nuestra bodega vía nuestra plataforma en el marketplace, estamos vendiendo vinos de otras bodegas, por lo que estamos con eso, más que buscando alguna adquisición”.

Dante Robino, tiene planeado nuevos productos para el segundo semestre, principalmente en envases innovadores, el bag in box, una de las apuestas de la compañía. Y también están trabajando en un nuevo proyecto de turismo.

El negocio de la cerveza

Desde Quilmes aseguraron que el negocio en el mediano plazo se mantiene estable en términos de consumo. Recordaron que la suba de los impuestos internos fue un golpe para el sector.

“Nosotros sufrimos en el año 2018 en el consumo por el cambio de impuestos internos en la categoría cerveza, que se duplicaron. Durante la pandemia nos pudimos recuperar”, indicó Ticinese.

A su vez, el presidente de la compañía explicó que como empresa de consumo masivo estaban teniendo algunos problemas para importar insumos, que estaban siendo reemplazados por productos de producción local.

“Con la situación de Argentina estamos dentro de esa problemática, pero como tenemos una compañía que piensa en el futuro, venimos desde hace mucho tiempo con inversión para sustitución de importaciones.

Sobre la digitalización de los consumidores, Ticinese explicó que están creciendo, pero que el porcentaje aún es muy chico.

“La pandemia no cambió tendencias, sino que aceleró fuertemente las que ya venían dándose, como la digitalización. Si no hubiéramos tenido las plataformas ya funcionando, no hubiésemos podido afrontar la pandemia de la forma que lo hicimos”, aseguró, al tiempo que admitió que la digitalización vino para quedarse y que está trabajando para poner más foco en estas plataformas, aunque en la base del negocio de venta directa es aún muy baja para esta empresa; de hecho, sólo representa el 2%.

En números

La compañía cuenta con 6.000 empleados directos en toda la Argentina, además de 10 plantas productivas incluyendo cervecerías y plantas de gaseosas, una bodega, dos malterías, una chacra de lúpulo, una fábrica de tapas, nueve oficinas regionales de venta, nueve centros de distribución y seis centros de distribución urbanos para entregas de última milla con vehículos eléctricos. Además, trabaja con una red de más de 6.000 proveedores pymes y 170 distribuidores, abasteciendo más de 300.000 puntos de venta en todo el país. En 2021 generó exportaciones de cebada, malta y producto terminado por U$S 270 millones. Desde 2019 es la primera compañía de consumo masivo en migrar su matriz energética a 100% renovable.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA