domingo 16 de mayo de2021

Por la caída en los salarios, más gente busca otro empleo
Más personas salieron a buscar otro trabajo debido a la caída de salarios. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Economía

Por la caída en los salarios, más gente busca otro empleo

Un relevamiento privado mostró que se han equiparado en la búsqueda los desempleados y quienes tienen trabajo

Por la caída en los salarios, más gente busca otro empleo
Más personas salieron a buscar otro trabajo debido a la caída de salarios. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Una consultora de Recursos Humanos entrevistó a casi 43 mil argentinos que se encuentran buscando trabajo y registró que 51% de ellos tienen empleo. Esto implica un crecimiento con respecto a dos años atrás, cuando sólo 42% buscaba una mejora en sus condiciones laborales. Por otra parte, 35% de quienes están desempleados llevan de un año sin encontrar un trabajo; porcentaje que creció 18 puntos en comparación con principios de 2019.

Randstad, una empresa global de servicios de empleo, presentó un estudio que evidencia cómo la retracción de la economía y la consecuente caída de la demanda laboral por parte de las empresas incide en las expectativas de los trabajadores. Así como en enero de 2019 58% de quienes iniciaban una búsqueda laboral en Argentina estaban desempleados, en febrero de 2021 cayó a 49%, al tiempo que la cantidad de personas que ya tienen un empleo y buscan uno nuevo trepó de 42% a 51%.

La encuesta online, de la que participaron 42.792 personas -con y sin trabajo-, que se encuentran buscando empleo activamente, también mostró que un 35% lleva desempleado más de un año; en comparación con el 17% de hace dos años atrás. La cifra permite entender el impacto de la pandemia en la economía y en el mercado laboral del país. En tanto, el 22% lleva de 6 a 12 meses, 17% de 3 a 6 meses y 26% de 1 a 3 meses.

La semana pasada, el Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censos) dio a conocer que la tasa de desempleo en todo el país alcanzó un 11% en el último trimestre de 2020. Esto significa una baja de 0,8 puntos porcentuales respecto del tercer trimestre del año pasado, pero una suba de 2,1 puntos en comparación con el período octubre-diciembre de 2019.

Según los datos oficiales, que además toman al 100% del mercado laboral -empleo privado registrado, trabajo informal y empleo público-, 27,1% del total de desocupados lleva de 6 a 12 meses de búsqueda. Este valor duplica al del último trimestre de 2019.

En tanto, en el Gran Mendoza, la tasa de desocupación se ubicó en el 10,6%, lo que significa un incremento de 3,3 puntos porcentuales en el último trimestre de 2020, con respecto al anterior. Se trata de los peores datos de desempleo, para esta época del año, de los últimos 17, ya que hay que ir hasta 2003 para encontrar un 12,7%.

Otro dato preocupante es que, luego de que la tasa de desocupación llegara al valor récord de 15,3% en los meses de abril, mayo y junio –los de mayores restricciones por la pandemia-, en el trimestre julio-setiembre se había reducido al 8,2%. Pero en los últimos tres meses del 2020 volvió a aumentar. A esto se suma que la cantidad de personas que tienen trabajo, es decir la tasa de empleo, cayó de 45,4% en el cuarto trimestre de 2019 a 44,3% en el mismo período de 2020.

El economista Jorge Day, del Ieral (Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana, de la Fundación Mediterránea), señaló que 2019 ya fue un año recesivo pero que en 2020 resultó más complicado conseguir trabajo porque la generación de empleos se vincula al nivel de actividad.

Y puntualizó que a esto se sumó que la doble indemnización favoreció a quienes estaban contratados, pero desalienta la creación de nuevos puestos de trabajo porque las empresas se vuelven reticentes a tomar gente, aun cuando haya expectativas de recuperación económica (además de que hay temor por las consecuencias económicas de una segunda ola).

Estabilidad y salario

En referencia al 49% de los candidatos que se encuentran en búsqueda activa y no tienen un trabajo actualmente, el estudio de Randstad indagó sobre sus preferencias respecto de cuál sería su trabajo ideal. En este sentido, el 76% aseguró que preferiría un trabajo en relación de dependencia. Sólo el 15% afirmó que le gustaría tener un emprendimiento propio, mientras que un 9% aspira a encontrar un trabajo independiente o freelance.

“A pesar de la transformación acelerada que se viene dando en el mundo del trabajo, especialmente en el último año, la mayoría de las personas sigue aspirando a un trabajo en relación de dependencia como su ideal, por la estabilidad que supone; un factor que adquiere más relevancia en contextos de retracción de la economía y el empleo”, explicó Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

Sobre el 51% que se encuentra buscando activamente un trabajo a pesar de que tienen un empleo, señalaron que es habitual que esto suceda en el marco del desarrollo de carrera y la búsqueda de oportunidades laborales. Los encuestados que se encuentran en este proceso mencionaron como principales motivos: la obtención de mejores condiciones de contratación, causas organizacionales, insatisfacción con el actual empleador, deseos personales de cambio y ambiciones de crecimiento.

En cuanto a la búsqueda de un nuevo empleo con mejores condiciones, Day señaló que el poder adquisitivo de los salarios viene en descenso desde 2014 y que las sucesivas devaluaciones han provocado caídas en el nivel de ingresos que no se han recuperado a los niveles anteriores. Y añadió que la gente está acostumbrada a un ritmo de consumo y, si bien puede elegir segundas marcas o resignar ciertos gastos, le cuesta adaptarse a un consumo menor e intenta encontrar otro empleo.

Paula Pía Ariet, directora de Gestión Consultores, comentó que la tasa de desempleo crece porque hay más gente que ingresa al mercado laboral debido a que el salario promedio ha caído. Y precisó que no se trata sólo del salario real frente a la inflación, sino también del nominal, ya que hubo muchas personas que se quedaron sin ítems como horas extras o productividad, e incluso quienes tuvieron una reducción de jornada. Pese a eso, planteó, cada vez más familias se encuentran por debajo de la línea de pobreza.

Ariet detalló que han notado que hay más gente buscando empleo y lo notan en el hecho de que demoran menos de 24 horas en alcanzar los 100 currículum vitae para un puesto luego de publicar la convocatoria. Pero también resaltó que están observando los primeros indicios de la reactivación económica y es que han recibido más pedidos de empresas en febrero y marzo que durante todo 2020 (Gestión Consultores trabaja sólo con posiciones de mandos medios hacia arriba). De todos modos, manifestó que no se puede hablar de crecimiento sino de recuperación de lo que se perdió el año pasado.