Por emisión y dólar, economistas prevén mayor inflación para 2021

Por emisión y dólar, economistas prevén mayor inflación para 2021
Guzmán, reconoció ayer que el Gobierno pondrá “mucho cuidado” en la inyección de liquidez que hará el Banco Central a partir de enero con nueva emisión monetaria, porque los riesgos están latentes.

El Gobierno descartó generar “un shock” para cambiar las expectativas. Analistas advierten que los precios se recalentarán y afectarán la recuperación económica en un año electoral.

El dato de aceleración inflacionaria en octubre y la continuidad de esa tendencia durante este mes empujó al Gobierno a salir a enviar señales de moderación del gasto público y decisión de recortar aún más el déficit fiscal, pero estudios y analistas ya ven recalentamiento de precios y trazan un panorama sombrío para 2021.

Martín Guzmán, ministro de Economía, reconoció ayer que el Gobierno pondrá “mucho cuidado” en la inyección de liquidez que hará el Banco Central a partir de enero con nueva emisión monetaria, porque los riesgos están latentes.

El temor del funcionario es que se repita lo ocurrido este año, es decir, que los pesos que emitirá la autoridad monetaria terminen su circulación en el mercado cambiario y no en la demanda agregada, en el consumo.

El desafío es hipercomplejo. El Gobierno necesitará en 2021 emitir unos 450 mil millones de pesos para tapar el 60% del déficit fiscal; el resto se cubrirá con deuda que será colocada en el mercado local.

En paralelo, necesita calibrar la puntería para que la liquidez que se inyectará vaya a la economía real y no al circuito financiero. Porque, tras un 2020 de derrumbes de variables, viene un 2021 electoral, con necesidad de recuperación y creación de empleo.

Ayer, en el cierre las Jornadas Monetarias y Bancarias del Banco Central, Guzmán dijo que el objetivo es “tener un sendero de reducción persistente de la inflación, hasta alcanzar niveles deseables con tasas de un dígito anual”.

Pero aclaró que esto no se puede lograr de ninguna manera de un año para otro. “No existe un shock de confianza que sea efectivo para estabilizar en el corto plazo pero también para sembrar raíces firmes para la estabilidad de mediano y largo plazo”, dijo.

El funcionario explicó que estabilizar requiere de cambiar conductas de los agentes de la economía y estas no cambian de un día para el otro, sino que son las que ponen persistencia al proceso inflacionario.

“Y esto no va a cambiar con un shock, con un anuncio grandilocuente. No existe ese instrumento”, formuló el funcionario. Por ello, estimó, la inflación irá cayendo a la misma velocidad que baje el déficit y que se recompongan los precios relativos.

Miguel Pesce, quien presidente del Central, dijo que el punto de partida (diciembre de 2019) fue de “muy alta inflación” (53,8% anual) y ahora el indicador está “en niveles más bajos”. Pero no hizo mención a la aceleración de los últimos dos meses.

Las expectativas de inflación para los próximos doce meses bajaron 2,5 puntos este mes, hasta el 44,5%, de acuerdo con el promedio de respuestas de los consumidores consultados, según el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella.

Si bien hubo un descenso tanto entre los consumidores de ingresos bajos como los de ingresos altos en todo el país, según este informe, el movimiento de precios esperado para 2021 está de esta manera muy por encima de la tasa de inflación que reportaría el Indec para 2020.

La visión de los analistas

La consultora Ecolatina dijo en un análisis que la aceleración de la inflación ya le está sumando un “freno” a la recuperación de los ingresos. E indicó que en 2021 “si a una corrección del dólar oficial, se le suman mayores presiones por el lado de las paritarias y descongelamiento de tarifas, la inflación volvería a rondar 50%, lo que acotará la recuperación”.

En la 41º Convención Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), el economista Miguel Kiguel –director de la consultora Econviews- se mostró también escéptico. Afirmó que el país ya no podrá emitir como este año, porque irá sino a la inflación.

Para Kiguel, el Gobierno no logró con la reestructuración de la deuda la confianza esperada, por lo que país sigue sin acceso al mercado y se ve en situación de tener que emitir dinero. “Tenemos una inflación que rondará el 38% y el año próximo podría subir, con un déficit fiscal muy alto y aumento de la pobreza”, analizó.

Para el economista Enrique Szewach, Argentina va indefectiblemente hacia una inflación más alta dado que ya tiene “una cantidad de pesos que supera a la demanda”, en paralelo con la situación de no reducir sustancialmente el déficit fiscal.

“La liquidez actual es incompatible con un programa de estabilización. El problema que tiene la Argentina hoy es que todos los precios relativos, como las tarifas, tienen que subir. Vamos a una inflación más alta”, dijo el economista en el congreso del IAEF.

Claudio Zuchovicki, gerente de Difusión y Desarrollo de Mercado de Capitales de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, dijo que en la actualidad “hay precios distorsivos, hay inflación y en 2021 habrá precios con expectativas inflacionarias”.

Para el experto, el gobierno le puso piso al dólar con la carga impositiva, ubicando al “solidario” en los 142 pesos. Por ello, la economía empezó a entender que el dólar está más cerca de los 140 que de los 80 pesos, que vale el oficial sin la carga tributaria.

“Cada vez que yo vi brecha cambiaria y muy grande, generalmente el oficial se acerca más rápido al paralelo. Siempre terminaron en el mismo valor, tarde o temprano, y no porque baje el dólar blue”, evaluó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA