sábado 5 de diciembre de 2020

Más caro. El mantenimiento del ganado vacuno se encareció 20% en pocos días.
Economía

Suben insumos del pan, pollo y carne: ¿se viene un aumento de precios?

Los incrementos repercuten directamente en el precio de la comida para el ganado y en la materia prima de los productos panificados. Se esperan ajustes de valores en góndola.

Más caro. El mantenimiento del ganado vacuno se encareció 20% en pocos días.

En las últimas dos semanas, los precios de lista de los cereales que se utilizan como materia prima para la producción de alimentos básicos, sufrieron incrementos en el orden del 20%. Se espera que estas subas se trasladen al valor en góndola de carnes de vaca, pollo y cerdo, así como también a los productos de panadería.

Cristian Di Betta, presidente de la Cámara de Empresarios Mendocinos de Panadería, comentó que en enero pasado una bolsa de harina se pagaba a $ 1.080, mientras que hoy supera los $ 1.650 y en Buenos Aires ya se está pagando en alrededor de $ 1.800 (por lo que llegarían nuevos incrementos en breve). Otros insumos como “los 10 kg de flejes para envolver masas finas”, que se pagaban a $ 1.050, hoy cuestan $ 2.400.

“Están subiendo todas las materias primas de panificación, el coco, las cremas y los descartables. La margarina que se pagaba a $ 1.040 hace dos meses atrás, hoy supera los $ 2.000. Cada vez se hace más difícil trabajar con esos números y vamos a tener que trasladar los incrementos al precio del pan y de las especialidades”, agregó. Además de los costos, Di Betta comentó que les están entregando la materia prima en cuotas, una señal de que se actualizarán las listas de precios para el sector en los próximos días.

El último incremento que informó la Cámara que representa a los panaderos se dio el 3 de marzo, con lo que el pan mignon pasó a costar $ 120 por kilo, la docena de tortitas $ 150 y la docena de facturas comunes $ 210.

Alimentos para recría

“En los últimas dos semanas han aumentado 20% los cereales que terminan convirtiéndose en alimento para los pollos y se espera que se aplique una suba más. Eso repercute en los costos y hay que trasladarlos al consumidor. Por ahora no se ha hecho, porque hay más oferta de pollo que de consumidores, pero a muy corto plazo va a haber que hacerlo, porque sino, no vamos a poder seguir criando”, explicó el empresario avícola Antonio Olmo.

Por otra parte, todo el mercado de las carnes está “revolucionado”, producto de la incertidumbre, y el ingreso a Liniers se produce de forma irregular, según contó el empresario José Rizzo. “Es cierto que los alimentos y el maíz están aumentando. Los matarifes y frigoríficos estamos absorbiendo por ahora estos embates, como también el aumento de fletes y salarios”, agregó.

El cerdo sí ha mostrado incrementos en el último semestre. De acuerdo con Rizzo, esto se debe al impacto de las exportaciones a China sobre la oferta en el mercado interno. No ha ocurrido lo mismo con la carne vacuna, dado que el mercado asiático lleva una categoría de vaca que en nuestro país no se consume.

De igual manera, desde una reconocida distribuidora de alimentos balanceados para mascotas y animales de campo local, señalaron que en los últimos seis meses se han estado dado aumentos más seguido de lo acostumbrado. “Desde agosto a septiembre se han acelerado los incremento. El problema más grave responde a la suba del dólar que provoca que se encarezcan los granos”, comentó el propietario de la empresa.

Subas en los cereales

“Todos los cereales y las legumbres en Argentina están influenciados por las variaciones en el dólar oficial (cotiza a $ 83, según el Banco Nación). Cualquier legumbre o cereal que se compra, y las materias primas o productos terminados que se importan, se hacen a la cotización oficial. El dólar a $ 188 es algo totalmente marginal”, señaló el empresario Isidro Peña, de la firma de acopio y comercialización de legumbres y cereales que lleva su nombre.

La pandemia también generó efectos adversos en el normal aprovisionamiento de mercaderías. De acuerdo con el empresario, se generaron demoras de hasta 15 días para que los camiones completaran las entregas. “Eso igualmente no tiene por qué aumentar el costo de la mercadería, pero sí se espera que como consecuencia del dólar, que inició septiembre en $73 y ahora supera los $ 83 (+6,4%), suban los precios”, agregó.

Más consumo de frutas y verduras

Entre octubre y noviembre, los precios de frutas, verduras y hortalizas, de consumo frecuente, como mandarinas, tomate, y la papa, suelen aumentar sus precios, pero este año, la pandemia sumó costos logísticos y los incrementos sorprendieron a los consumidores.

No obstante, según señaló Omar Carrasco, titular de la Unión Frutihortícola (UFHM), en paralelo se produjo un incremento del 30% del consumo: “la gente cocina más en casa”, y busca sumar productos saludables.

De acuerdo a los datos de la UFHM, sin contar el verdeo (lechuga, perejil, espinaca) que ha permanecido sin cambios, hay productos que sufrieron incrementos superiores al 33%. El tomate perita, por ejemplo, pasó de tener un costo de $ 1.500 por cajón, a un precio de $ 2.000 entre los primeros días de septiembre y los primeros de octubre.