Plan bodegas renovado en noviembre: dónde ir y cuánto sale comer

Finca La Anita es una de las opciones gastronómicas con los mejores opciones.
Finca La Anita es una de las opciones gastronómicas con los mejores opciones.

La oferta enoturística de la provincia sigue sorprendiendo con alternativas nuevas y otras ya conocidas que se consagran como las mejores del mundo.

De cara al último fin de semana largo del año, el plan de visitar una bodega, probar algunos de sus vinos y maridarlos con exquisita gastronomía se presenta como una alternativa ideal para aquellos que no van a salir de Mendoza o los que llegan como turistas. Con alternativas renovadas y otras ya conocidas que se han consagrado como lo mejor del enoturismo mundial, Los Andes te invita a realizar un recorrido imaginario por distintos lugares y el presupuesto que tenés que tener en cuenta a la hora de pensar en esta salida.

En Luján de Cuyo, hectáreas de viñedos que dan origen a los vinos de Nieto Senetiner y Cadus nos dan la bienvenida a una de las bodegas más antiguas del ámbito local. En un lugar donde se combina esa tradición y la modernidad que aporta Santiago Mayorga y todo su equipo, desde hace tan solo unas semanas se puede disfrutar de un espacio gastronómico de excelencia.

Casona en Nieto Senetiner.
Casona en Nieto Senetiner.

Después de meses de trabajo en cada detalle, el resultado está sobre la mesa. Con la posibilidad de almorzar en la calidez del interior del salón o en la galería, con la vista inigualable de los viñedos y la cordillera de fondo, el lugar se puede visitar de miércoles a domingo y feriados de 12.30 a 14.30.

La propuesta del chef Franco Caretta consiste en un menú de dos y tres pasos que varían su costo dependiendo del maridaje. En la primera alternativa, almorzar con los vinos de Nieto Senetiner cuesta $2.900 por persona, con Don Nicanor vale $3.500 y con Cadus el costo es de $4.200. Para los tres pasos (entrada, principal y postre) los precios son $3.900, $4.500 y $5.200, dependiendo los vinos que se elijan.

Cada comensal podrá deleitarse con entrada como langostinos a la parrilla, mollejas asadas o tomates en conserva con burrata. En los principales la recomendación es la paleta de cordero en dos cocciones, un plato que demanda hasta tres días de preparación. Pero también se puede elegir el filete de novillo con humita y vegetales asados, la pasta rellena con calabaza o la pesca del día.

En el postre, el favorito de todo es el volcán de dulce de leche, merengue de sal y frutillas, pero también se llevan lo suyo la natilla de vainilla con crocante de almendras y salsa toffee y la galleta de chocolate con mousse de chocolate y duraznos quemados.

La tradición sobre la mesa

Siguiendo en Luján de Cuyo, pero en la tradicional calle Cobos, nos encontramos con Finca La Anita, una de las primeras bodegas boutique de la zona, donde la calidez del equipo se combina con vinos de primer nivel elaborados por el enólogo suizo radicado en Mendoza Richard Bonvin, con cocina de fuegos y un ambiente natural donde impacta el verde césped y los viñedos a solo unos metros.

Ya sea para comer en el salón, a solo unos metros de la sala de barricas o el interior de la bodega o la galería al aire libre, se puede almorzar con los platos de la carta o deleitarse con el Menú Degustación, todo acompañado por lo mejor de los vinos de Finca La Anita.

El costo del menú de pasos es de $5.600 por persona y consta de cinco platos que se van maridando con distintos varietales o espumosos de la bodega. Si la alternativa es elegir de la carta, las entradas van desde los $720 a los $1.650 y podemos encontrar pasteles, gazpacho, pastrami, provoleta y un mix de verduras.

En los principales las alternativas van desde las milanesas de costeleta que cuesta $2.100, el filete de ternera que se ofrece a $1.965, los ñoquis de camote a la chapa a $1.850 o la pesca del día a $1.970.

Para el postre el costo es de todas las opciones por igual a $810. Los comensales pueden elegir entre panqueques con dulce de leche y helado de dulce de leche, frutillas con crema o ensalada de frutas con helado de crema.

Para reservas y consultas se puede contactar al 261-331-2017.

Aires de cambio

En el Valle de Uco las novedades llegaron de la mano de Santiago Maestre, el “chef de la tele” desembarcó en las cocinas de Bodegas Salentein, donde decidió ponerle su identidad con platos que reflejan la zona en cada uno de los ingredientes que componen cada uno de los platos de la carta.

Bodegas Salentein
Bodegas Salentein

Las reservas para la bodega pionera en la alta gama en el Valle de Uco se pueden realizar de martes a domingos y feriados para el almuerzo de 12 a 15. Durante el mes de noviembre, la opción más accesible es el menú del mes que consta de tres pasos maridados con Salentein Reserva y tiene un costo de $3.900 -solo disponible de martes a viernes-.

Después encontramos las alternativas del Menú Salentein a $4.600 y el maridaje con Salentein Reserva y Numina. Y el Menú Primus a $5.500, con los vinos Salentein Reserva y Numina.

Entre las opciones que los comensales tienen para elegir, en las entradas encontramos berenjena asada, pastel cuyano, remolacha curada o conejo al escabeche -muy recomendado-. En los principales aparecen el ojo de bife, gnocones de papa, bondiola al infiernillo o un ragú de hongos. Para el postre las alternativas son la sopa de sandía y naranja, volcán de dulce de leche, peras con mascarpone o el chocolatoso.

El mejor del mundo

Mendoza tiene el mejor restaurante del mundo del vino y es Abrasado de Bodega Los Toneles. Por lo menos así lo definieron los Best of Wine Tourism 2022, una distinción que otorgan las Grandes Capitales del vino.

Ubicado a solo a algunos minutos del centro de la Ciudad de Mendoza, más precisamente en Guaymallén, el espacio gastronómico de la bodega que pertenece a Familia Millán se distingue por sus carnes maduradas en seco, un exclusivo tratamiento que permite que la carne se transforme mejorando su sabor, color, textura y jugosidad.

Abrasado Los Toneles, el restaurante mendocino se distingue por sus carnes maduradas y sus maridajes. - Gentileza
Abrasado Los Toneles, el restaurante mendocino se distingue por sus carnes maduradas y sus maridajes. - Gentileza

Con un maridaje de las líneas Abrasado, Mosquita Muerta Wines y Fuego Blanco Wines, más las importaciones de la chilena Casa Marín, ya sea en la galería al aire libre o en el interior del lugar, se puede almorzar o cenar y disfrutar de varios menús o la alternativa a la carta.

El menú Campero -de cuatro pasos maridados todos con vino- tiene un costo de $4.500 por persona. La opción Pampa -de cinco pasos- vale $5.400. El menú de seis pasos, el Rodeo, cuesta $6.500 por cada comensal, mientras que el menú Ternerito para niños menores de 10 años vale $1.500.

En la opción a la carta, las entradas arrancan en los $780 y puede llegar a los $980. Para los principales, el valor mínimo es de $1.400 y el más caro es de $2.300 para ensaladas, pastas y pescados, mientras que las carnes van desde $2.300 a $2.900 o las opciones para compartir de $3.800, $4.200 y $5.800. Las guarniciones para acompañar los principales valen $450 y los postres van desde $800 a $990.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA