miércoles 16 de junio de2021

Pese al boom de ventas, los vitivinícolas con problemas para cobrar aguinaldos
Trabajadores vitivinícolas reclaman el pago de haberes. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Economía

Pese al boom de ventas, los vitivinícolas con problemas para cobrar aguinaldos

Algunos establecimientos comunicaron a sus empleados que abonarán el sueldo complementario en cuotas, a partir de agosto. Otros, en cambio, ya abonaron el 100% del salario correspondiente.

Pese al boom de ventas, los vitivinícolas con problemas para cobrar aguinaldos
Trabajadores vitivinícolas reclaman el pago de haberes. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas (Soeva) denunció que varias bodegas han manifestado que pagarán el medio aguinaldo en cuotas y, además, que empezarán a hacerlo a partir de agosto e incluso noviembre. Representantes del gremio advirtieron que si los establecimientos no abonan el Sueldo Anual Complementario (SAC) a tiempo y en un solo pago, se tomarán medidas de fuerza, como paros o asambleas en el lugar de trabajo.

Todo esto sucede en medio de las negociaciones paritarias que, por ahora, encuentran posiciones muy divididas entre empresarios y representantes sindicales. En lo que se refiere puntualmente al conflicto por el aguinaldo, desde Soeva destacaron que los empleados siguieron trabajando desde el primer día del aislamiento y que el sector ha tenido buenos resultados en el mercado interno y un aumento de las exportaciones.

Abraham Pereyra, titular de Soeva San Martín, manifestó que si bien algunos empleadores ya han pagado el medio aguinaldo como corresponde, otros han anunciado que los harán en cuotas en los meses próximos. “Las empresas toman como referencia lo anunciado por el Gobierno provincial, que empezará a abonar el SAC en setiembre. Los obreros vitivinícolas no debemos permitir esto”, lanzó e invitó a los afiliados que estén en esta situación a comunicarse con el sindicato, que tiene un cuerpo de abogados que puede realizar el reclamo en los ámbitos adecuados.

El secretario general de Soeva San Martín señaló además que al obrero vitivinícola se lo hizo trabajar en plena pandemia, por ser considerado un trabajador esencial y ahora pretenden pagarle el aguinaldo tarde y en partes. De hecho, fue uno de los sectores en los que se “ensayaron” los primeros protocolos en la provincia, que luego se fueron mejorando y replicando en las siguientes fases del aislamiento preventivo.

Por otra parte, resaltó que la industria “no está pasando por un mal momento”, ya que las estadísticas oficiales del Instituto Nacional de Vitivinicultura muestran que la producción ha crecido un 50% en los últimos seis meses y que han crecido 85% las exportaciones de vino a granel. En este sentido, señaló que la pandemia no ha afectado a la vitivinicultura, como sí lo ha hecho con el comercio y el sector turístico. Miguel Rubio, secretario de Prensa, Cultura y Difusión de la Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (Foeva), coincidió en que la mayoría de las empresas ha pagado el aguinaldo y aclaró que hubo “unas pocas que pretendieron tomarse del pago diferido a los empleados públicos para hacer lo mismo”, pero que la mayoría de los establecimientos están pagando o se comprometieron a hacerlo en el transcurso de los próximos días.

No obstante, indicó que el último aumento que tuvo el salario del trabajador vitivinícola fue el de los $ 4 mil que estableció el Presidente para los empleados del sector privado a partir de diciembre, y que antes de eso habían tenido un incremento en marzo de 2019. “Las paritarias deberían haber comenzado en febrero, para definir la nueva escala a partir de marzo, pero los complicó la pandemia. De ahí que hayan solicitado una suma de $ 10 mil no remunerativos de julio a febrero, lo que significan unos $ 6.666 adicionales por mes a lo largo del año”, comentó.

“Es una industria muy pobre. Estamos pensando en abrir una cuenta para que los trabajadores den dinero a las empresas para sostenerse”, planteó Rubio irónicamente después de la reunión paritaria de ayer, cuando el sector empresario hizo una contraoferta muy inferior a lo solicitado. “La industria vitivinícola es la única industria que creció durante la pandemia y que todos los valores del INV son positivos, con un récord de ventas de vino a granel al mercado asiático y europeo”, agregó.

Qué dicen los empresarios

El gerente de Relaciones Institucionales de Bodegas de Argentina, Walter Pavón, manifestó que el sector vitivinícola es muy diverso y las grandes empresas tienen una mayor disponibilidad financiera para pagar el aguinaldo, mientras las medianas y pequeñas están más complicadas. Dentro de estas últimas, la mayoría ha hecho un gran esfuerzo para abonar el aguinaldo, pero otras no han podido y han planteado la posibilidad de pagarlo en cuotas (no estaba al tanto de que alguna, además, pretenda empezar a hacerlo más adelante).

Pavón detalló que aun las bodegas que han seguido trabajando con normalidad, se encuentran con que el precio al consumidor final no se puede aumentar por el congelamiento establecido por el Gobierno nacional. Lo que sí ha tenido un incremento, planteó, es el valor del vino de traslado, que es el que muchas compran para fraccionar y llegar al producto terminado. Esto, porque la cosecha fue menor de lo anticipado y la menor disponibilidad de uva mejoró un poco el precio pagado al productor.

Por otra parte, resaltó que el 80% de la producción tiene como destino final el mercado interno, que venía con una caída de consumo anterior a la pandemia, y sólo un 20% se exporta. Con respecto a los envíos al exterior, reconoció que ha habido un repunte, pero que sobre todo se da en el vino a granel, por lo que no se puede decir que todas las empresas estén en la misma situación. Así, indicó que los establecimientos que venían mal a principios de año, hoy están muy complicados y los que venían bien, han podido mantenerse.

Por otro lado, recordó que el mercado externo es complejo, porque se trata de negocios de largo plazo. Pavón advierte que las estadísticas positivas que exhibe el INV no necesariamente garantizan un buen pasar económico para las bodegas, sobre todo las más chicas, que tienen problemas para pagar el aguinaldo. Por su parte, Mauro Sosa, gerente del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, aseguró que los representantes gremiales no han llevado el reclamo por el pago de salarios a la mesa de negociación por paritarias.

“El viernes estuvimos tres horas reunidos y nadie reprochó nada. Tampoco he recibido consultas de empresas que estén haciendo esa clase de liquidación, aunque no descarto que esté ocurriendo y que haya trabajadores que lo acepten para sostener los puestos

de trabajo. Si sienten que las empresas están fuera de lo normal, tienen los mecanismos para hacer el reclamo que sea necesario”, comentó.