Municipales: sueldos bajos y plagados de ítems adicionales

Trabajadores municipales limpian el parque del barrio Jardín Viajantes de Guaymallén / Ignacio Blanco
Trabajadores municipales limpian el parque del barrio Jardín Viajantes de Guaymallén / Ignacio Blanco

Aunque el conflicto gremial se desató en la Capital, un informe salarial realizado por Los Andes muestra realidades similares en todas las Comunas de la provincia.

El conflicto entre el gremio de la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE) con la Municipalidad de la Capital -que lleva más de un mes-, ha puesto de relieve la precaria situación económica que vive una buena parte de los trabajadores municipales, que perciben salarios por debajo del sueldo mínimo, vital y móvil (que actualmente ronda los $16.800). Esta situación puede verificarse en la mayoría de los departamentos, ya que los sueldos iniciales, sin antigüedad ni adicionales, también están por debajo de esa franja, pero sin conflictos gremiales.

Según un relevamiento realizado por Los Andes en base a información de los municipios, salvo algunas comunas, los trabajadores de las clases más bajas tienen en promedio un sueldo que va de los $13.000 a los $20.000. Sin embargo, una gran parte de ese sueldo se compone de ítems adicionales o bonos que en varios casos no son remunerativos y no impactan en el sueldo básico, que en muchos casos a duras penas llega a los $12.000. Dichos ítems contemplan, por un lado la antigüedad, título, presentismo y mayor dedicación; y adicionales como suplemento de riesgo, responsabilidad profesional, o los llamados “adicional cajeros” o “choferes”, entre otros.

Según indicó el intendente de la Capital, Ulpiano Suárez, hay algunos trabajadores que perciben $12.800 por mes. Ante el reclamo de los gremios, indicó que se entregará un adicional de $3.100 a los municipales que estén trabajando en territorio; y que con otro ítem llevará el piso de los salarios hasta fin de año a los $16.800, que rondará los $5.000 y que alcanzará a 91 de los 2.800 empleados municipales.

No obstante, ATE seguirá en pie de lucha al considerar “insuficiente” la mejora salarial anunciada por Suárez. Pero si bien decidió no realizar concentraciones por el “aumento de casos de Covid-19 en la provincia”, seguirá con asambleas en los lugares de trabajo.

Por departamentos

Darío Olguín, secretario coordinador de la Federación de Sindicatos Municipales, declaró que la mayoría de los municipales tienen bajos salarios, e hizo hincapié en que generalmente se abultan adicionales no remunerativos, “pero después los sacan y hay trabajadores que con suerte ganan más de $10.000”.

No obstante, desde la Federación indicaron que el promedio de sueldo de municipales varía entre los $13.000 y los $20.000. En algunos municipios se ha llegado a buenos acuerdos, y en otros no: “Ahora hemos estado sin paritarias generales, por lo que cada departamento ha acordado diferentes cifras”, aseguraron.

En el resto de las comunas la relación es dispar, según la información suministradas por los gobiernos. En Luján, por ejemplo, el municipio se jacta de tener la base salarial “más alta” de la provincia. El jefe de Gabinete, Esteban Allasino, expresó que el salario básico es de entre $18.000 y $19.000, y que los mismos se engrosan con los adicionales y antigüedad.

En Godoy Cruz el sueldo más bajo es de $16.900 con una carga horaria de 6 horas, mientras que el sueldo promedio es de $33.900. En Guaymallén, el director de Administración, Marcelo Pérez, informó que en promedio general de la clase inicial es de $25.000, pero los que recién ingresan tienen un básico $13.000 “con los adicionales básicos”, como por ejemplo $6.000 a comienzos de año y $2.000 más este mes.

En Lavalle, un municipal que recién ingresa tiene un básico de $9.000, pero esa cifra llega en promedio a los $13.500 y se engrosa además con un bono no remunerativo de $2.000 más otro igual para aquellos que trabajan en territorio. En tanto, en Junín el básico de los ingresantes es de $13.000 “más adicionales según corresponda”, mientras que el salario promedio es de $36.225. Santa Rosa también tiene básicos de entre $9.000 y $12.000 en las clases iniciales, y el salario asciende a los $15.000 y $20.000, con 6 horas de trabajo diario. Además, se entregan desde marzo $2.000 mensuales a cuenta de futuros aumentos.

Desde Las Heras indicaron que el promedio de salario de bolsillo de todos los municipales es de $22.000, y que en marzo se firmó un incremento del 25% escalonado (5% en abril, mayo junio, septiembre y noviembre).

En tanto, en San Martín el sueldo bruto promedio de la clase más baja (clase 3) supera los $22.000. Además, el sueldo promedio bruto de todos los empleados es de $29.917.

En San Carlos, el básico de los que recién ingresan es de $13.000 y afirman que los ítems y adicionales lo llevan a unos $18.000; mientras que en Tupungato, del básico de las clases más bajas va de los $10.000 a los $17.000, pero con los adicionales más los bonos, también aumenta.

En el caso de La Paz, el básico más bajo es el de la clase A (5 o 6 horas diarias de trabajo), que es de $12.823, y que en promedio lleva a un sueldo de bolsillo de $19.151 con adicionales, según informó el municipio. En tanto, el sueldo neto promedio de todos los trabajadores llega a los $24.500.

En tanto, en San Rafael no se informó el básico, pero señalaron que el salario de bolsillo promedio es de $23.000. En General Alvear lo mismo, con un salario neto para las clases más bajas, según información de la Municipalidad, que llega a los $26.000. Malargüe informó que el promedio de bolsillo de la clase más baja (A3) es de $20.400.

Desde Maipú se informó que el salario inicial de bolsillo de un empleado soltero, sin cargas de familia, categoría inicial (A), sin antigüedad y por el trabajo de 30 hs semanales asciende a $ 18.550 de bolsillo; además aseguraron que el 80% del personal cobra entre 30 y 45.000 pesos de bolsillo.

Los Andes se comunicó con todas las comunas, pero no obtuvo respuesta de Tunuyán y Rivadavia.

La bolsa de trabajo municipal

La compleja situación económica, profundizada fuertemente por la pandemia del coronavirus, ha sido un combo que golpeó las arcas de las comunas, pero que ataca con igual o mayor dureza a los trabajadores independientes o de empresas privadas, donde se afianza la informalidad, los salarios depreciados y la falta de trabajo.

Estos problemas económicos que azotan desde hace años al país y la provincia, repercute también en los municipios. La falta de generación de empleo privado ha llevado salvo excepciones a que ese déficit sea absorbido por las propias comunas, por lo que se agranda la planta de personal, pero los salarios también se achatan por falta de recursos genuinos.

De ahí que hay municipios (generalmente comunas urbanas) que tienen promedios de un municipal cada 50 o 100 personas; como otros (más alejados a los centros urbanos) que tienen uno cada 15 personas.

Según datos del primer trimestre del 2020 informados por los municipios al Tribunal de Cuentas (planta de personal permanente, temporario y con contratos de locación), Godoy Cruz tiene el mejor promedio (un municipal cada 108 personas), seguido por Guaymallén (uno cada 84) y Maipú (uno cada 82).

En tanto, en la peor relación entre empleados por habitante se encuentran La Paz (uno cada 12), Santa Rosa (uno cada 14) y Malargüe (uno cada 14).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA