Modelos híbridos: entre el teletrabajo y la presencialidad

Modelos híbridos: entre el teletrabajo y la presencialidad.
Modelos híbridos: entre el teletrabajo y la presencialidad.

Las ventajas del trabajo remoto y del “cara a cara”, motivan a pensar en sistemas que combinen los dos formatos. Casos en Mendoza.

Gran parte del mundo empresarial se debate entre mantener el home office o retornar a una presencialidad como antes de la pandemia. Una alternativa son los modelos híbridos, con experiencias que se analizan en todo el país y que ya se aplican en Mendoza.

Paula Pía Ariet, economista y parte de Gestión Consultores, explica que muchas empresas están generando sistemas de trabajo en los que, en términos generales, algunos días se trabaja desde casa y otros días en una oficina. Dependiendo de la empresa y su rubro, se pueden plantear distintos modelos, como ir sólo 3 días por semana a la oficina o ir 7 días y quedarse en casa otros 7.

“En algunas empresas van unos días un equipo de trabajo y otros días otro equipo, similar al esquema de burbuja en las escuelas. Hoy no se piensa la posibilidad de que vuelvan a un mismo lugar todos los empleados a la vez”, aclara la especialista. Otros modelos híbridos implican que algunas áreas de la empresa sean virtuales y otras presenciales, o a nivel universitario se postula que algunas cátedras sean presenciales y otras online.

Si bien la empresa gana en ahorro del espacio e insumos, también resulta un beneficio para aquellas personas a las que, por temas personales y familiares, trabajar en casa les significa una complicación. Por otro lado, Ariet estima que los equipos tienen una mayor productividad al momento de reunirse en persona y que el “cara a cara” ayuda a generar un sentido de pertenencia y mejores vínculos.

Un caso es el de Montemar CFSA, una empresa mendocina que actualmente tiene 276 colaboradores (empleados) con 16 sucursales en Mendoza, San Juan, San Luis y Córdoba. Belén Rivero, gerente de Recursos Humanos de esa firma, comenta que debieron mantener la atención de clientes incluso durante la cuarentena estricta, ya que al ser una entidad financiera regulada, estaban obligados a hacerlo.

“En nuestra administración llegamos a tener 120 recursos en forma remota. Hoy, luego de tener la estructura inmunizada, tenemos esquemas diversos y según acuerdos con nuestras estructuras”, explica Rivero. En muchos casos funciona el 7 y 7, es decir 7 días presencial y 7 días home office, divididos por grupos sin tener contacto entre unos y otros. En general, en Montemar solicitaron la vuelta a la presencialidad en las oficinas donde se ha logrado la inmunizacion completa. “De todos modos, no descartamos esquemas donde el personal pueda tener una combinación de ambos sistemas, siempre que éste sea el deseo del colaborador”, afirma Rivero. Lo que sí rechazan es contratar trabajadores en formato 100 % remoto porque “la nueva ley de teletrabajo lo hace inviable en términos prácticos y económicos”.

Modelos híbridos: entre el teletrabajo y la presencialidad.
Modelos híbridos: entre el teletrabajo y la presencialidad.

Mayores libertades

Continuando con los ejemplos de empresas, en el caso de Valvtronic, dedicada a la ingeniería e industria con una planta en Luján de Cuyo, su presidente, Pablo Puerino, considera que el personal en cargos superiores de las empresas industriales prefiere cada vez más un “trabajo presencial con mayores libertades”. Este fenómeno lo ha visto en general en Argentina y también en otros países de América Latina.

Puerino considera que el trabajo desde casa funcionó muy bien inicialmente, en los inicios de la pandemia, pero en 2021 mucha gente se “desesperó por volver” al lugar de trabajo. Incluso, la mayoría de las personas que ocupaban cargos jerárquicos quisieron regresar a su oficina, pero con la posibilidad de conservar algunos días de teletrabajo.

Finalmente, una empresa más reciente y de menor tamaño es Splight, de tecnología y sustentabilidad. Fernando Llaver, presidente de la empresa, afirma que poseen oficinas disponibles en las ciudades donde tienen empleados, pero no hay un código respecto de cuándo deben ir. Alrededor del 75 % de los empleados usa esos espacios la mitad del tiempo laboral. “Hemos pensado en la oficina o ‘lugar presencial’ como parte del ‘paquete de beneficios”, explicaron.

Tendencia

Una cuestión nacional

Durante la semana, una nota publicada por Télam daba cuenta de cómo los modelos híbridos entre presencial y remoto son un tema que analizan varias empresas a nivel nacional. Maximiliano Schellhas, director general de dotación de personal de Randstad, consideró al respecto: “El modelo híbrido es el que va a predominar los próximos años, a la velocidad que el negocio lo permita y que sus directivos lo validen”.

Otra especialista que aportó su mirada fue la directora de Recursos Humanos de Accenture Latinoamérica, Alejandra Ferraro, para quien se está discutiendo el modelo de regreso a la presencialidad y depende mucho de los distintos sectores. “El nivel de vacunación está aumentando y eso va a ser un elemento más para avanzar en la presencialidad de una manera segura”, explicó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA