Miran a la banca de desarrollo para inyectar recursos a la economía real y apuntalar su expansión

Guzmán participó en forma virtual del encuentro internacional de bancos de desarrollo.
Guzmán participó en forma virtual del encuentro internacional de bancos de desarrollo.

El gobierno nacional estima que este sector jugará un rol clave para evitar que la actividad se frene por falta de financiamiento. El mercado de deuda privada externa hoy está cerrado.

El presidente Alberto Fernández y sus ministros estiman que los organismos multilaterales deberían fondear a los bancos regionales para que, a su vez, estos inyecten recursos en las entidades dedicadas al financiamiento del desarrollo económico sostenible, con la idea de equilibrar las posibilidades de recuperación tras el mazazo de la pandemia de Covid-19.

Este fue uno de los ejes de debate en el encuentro internacional de bancos de desarrollo organizado por Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (ALIDE) para el rediseño de las finanzas globales en la pospandemia, que se realizó este miércoles en Buenos Aires.

El presidente de BICE, José Ignacio de Mendiguren, fue el anfitrión del evento al que asistieron el ministro de Economía, Martín Guzmán; su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme, y el presidente del Banco bonaerense, Juan Cuattromo.

En el encuentro titulado “Finanzas para el desarrollo sostenible: una nueva arquitectura económica internacional”, Guzmán consideró que es fundamental en lo inmediato que los bancos multilaterales de desarrollo adapten sus líneas de crédito para proveer condiciones más simétricas de financiamiento entre los países pobres, emergentes y desarrollados.

El presidente de BICE, José Ignacio de Mendiguren, junto al titular de ALIDE y de la Corporación Financiera de Desarrollo del Perú, Carlos Linares.
El presidente de BICE, José Ignacio de Mendiguren, junto al titular de ALIDE y de la Corporación Financiera de Desarrollo del Perú, Carlos Linares.

“El rol de todos los bancos públicos de desarrollo va a ser fundamental en la reorientación de las finanzas globales hacia la economía real y sustentable”, dijo el ministro.

Kulfas señaló que la Argentina finalizará el 2021 habiendo recuperado “todo el terreno perdido por la pandemia”. Afirmó que la banca de desarrollo tiene un “papel central” en lo que se viene. Y dijo que hay que “pensar herramientas para financiar la recuperación pospandemia”.

“El casino financiero”

Mendiguren apuntó que luego de la crisis de Lehman Brothers y la pandemia quedó en evidencia un “casino financiero” que está abierto 24 horas y tiene un 90% de sus operaciones destinadas al beneficio de unos pocos.

“Nuestros países poco pueden hacer para influir en ese casino mundial, pero donde sí debemos estar es en los procesos productivos y en la generación de riquezas”, agregó el presidente del BICE.

También resaltó que “la Argentina que hoy crece al 10% no mira el riesgo país, que es un índice de quienes buscan especular”, y dijo que las políticas públicas que se implementaron en la pandemia lograron que hoy se esté recuperando con fuerza la economía real, la producción y la generación de empleo genuino.

“Lo que estamos analizando en esta y otras cumbres internacionales ha demostrado su eficacia en nuestro país, por eso debemos seguir insistiendo y financiar más la integración productiva regional”, indicó Mendiguren.

Como coorganizador de la reunión, el presidente de ALIDE y de la Corporación Financiera de Desarrollo del Perú, Carlos Linares, dijo que los ámbitos de acción de la banca pública de desarrollo en la movilización de recursos deberían apuntar a proyectos de infraestructura, acceso digital, pymes y mujeres emprendedoras.

“Como instrumentos de política pública estas instituciones interactúan en diferentes sectores de la actividad económica para fomentar la integración latinoamericana y una inserción inteligente al mundo”, agregó Linares.

El encuentro fue realizado en formato híbrido desde la sede central de BICE y tuvo lugar en el marco de la cumbre Finance In Common (“Finanzas en Común”) que convocó en Roma en octubre a presidentes, funcionarios y bancos de desarrollo de todo el mundo, a instancias de la presidencia italiana del G20. Esta coalición agrupa a 500 bancos de desarrollo del mundo que canalizan el 10% de las finanzas globales.

La iniciativa contó con la participación de representantes de la banca de desarrollo latinoamericana: la presidenta del Banco Nacional de Costa Rica, Jeannette Ruiz; el presidente del Banco República Oriental del Uruguay, Salvador Ferrer; la Directora de Finanzas del BNDES (Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social, Brasil) Bianca Nasser; la Directora general adjunta de banca empresas NAFIN/Bancomext, Marian Aguirre; y la secretaria de Asuntos Económicos y Financieros Internacionales del Ministerio de Economía; Maia Colodenco.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA