Mendoza volvió a los niveles de desempleo pre pandemia

El desempleo en el Gran Mendoza bajó 1,6 punto porcentual en el primer trimestre del año. / Foto: Ignacio Blanco 

 cuarentena
El desempleo en el Gran Mendoza bajó 1,6 punto porcentual en el primer trimestre del año. / Foto: Ignacio Blanco cuarentena

La tasa de desocupación del primer trimestre bajó a 8,2% en el Gran Mendoza y a 10,2% a nivel nacional. Son 43 mil las personas sin trabajo. Mejoraron también otros dos indicadores.

El desempleo en el Gran Mendoza bajó 1,6 punto porcentual en el primer trimestre del año, respecto del mismo período de 2020, por lo que afectó al 8,2% de la Población Económicamente Activa (PEA).

El dato informado ayer es muy parecido al registrado en el primer trimestre de 2019, antes de que la pandemia hiciera estragos en la economía mundial y particularmente la de la Argentina (el PBI cayó 10% en 2020). Hace dos años, la desocupación afectaba en el área metropolitana al 8,4% de los que podían trabajar.

El Gran Mendoza mostró un mejor desempeño que el promedio del país en el último año no sólo por el nivel de desempleo: también tiene mejores tasas de actividad y de empleo, aunque mostró números menos alentadores entre los que buscan sumar ingresos porque no llegan a fin de mes.

La tasa de desocupación bajó tanto en Mendoza como a nivel nacional a pesar de que hay menos empleo y esto tiene una explicación técnica: menos cantidad de personas salieron a buscar un trabajo en comparación con un año atrás. Esto puede explicarse, en parte, porque el Estado nacional y las provincias están volcando recursos en forma directa a través de políticas de ayuda social para paliar las consecuencias del incremento de la pobreza y la indigencia a lo largo de 2020.

Los datos estadísticos se desprenden del informe sobre el Mercado de Trabajo que publicó ayer el Indec. El mismo se construye sobre un relevamiento de 31 aglomerados urbanos, con 28.807.000 personas. En el Gran Mendoza, la población bajo análisis es de 1.030.000 habitantes.

En esta región, la tasa de actividad (TA) -que mide la PEA sobre el total de la población– alcanzó el 50,6%, por lo que se mantuvo estable respecto de un año atrás.

La tasa de empleo (TE) -que mide la proporción de personas ocupadas con relación a la población total– se ubicó en 46,5%, por lo que mejoró 0,9 punto porcentual en el mismo período.

La categoría de los ocupados demandantes de empleo -porque quieren cambiar de trabajo por otro con un mejor sueldo o directamente sumar una segunda actividad a contraturno para aumentar sus ingresos- incluye al 23,4% de la PEA del Gran Mendoza, por lo que hubo un descenso de 1,7 punto porcentual.

Esos números indican que en el área metropolitana de la provincia hay 522.000 personas en condiciones de trabajar, de las cuales 479.000 están en actividad y 43.000 se encuentran desocupadas. En tanto, 122.000 trabajadores ocupados están buscando otro empleo.

Mendoza volvió a los niveles de desempleo pre pandemia
Mendoza volvió a los niveles de desempleo pre pandemia

Una mejora sobre el promedio

Desde el Gobierno provincial celebraron los números y señalaron que se está transitando por el camino correcto, mientras que los economistas guardaron prudencia. “La inversión privada fue, es y será el camino para crear empleo. Por eso desde la Provincia la impulsamos con el programa de reintegros. Mendoza tiene la tasa de actividad y de empleo más alta del país. Falta muchísimo pero es por acá”, posteó en Twitter el ministro de Economía, Enrique Vaquié, tras conocerse el informe del Indec.

El dato no deja de ser alentador y habla -en parte- del esfuerzo que ha realizado Mendoza buscando sostener los niveles de actividad previos a la irrupción de la pandemia que impactó a casi todos los rubros a fines de marzo del año pasado.

El economista y asesor del gobierno, Sebastián Laza, había remarcado que el primer trimestre del año pasado en términos de empleo había sido normal y contra esos números “Mendoza ha crecido en sus tasas de actividad y de empleo y, en contrapartida, bajó el índice de desempleo; es decir que incorporó más gente al mercado laboral que la Nación”.

De acuerdo con los números publicados, la provincia tiene la tasa de actividad más alta de la Argentina y eso muestra la cantidad de gente que tiene expectativas de conseguir empleo porque entiende que hay un movimiento económico. Al comparar los datos de la provincia con los del país, el economista Raúl Mercau señala que es difícil poder explicar la situación porque la dirección de los cambios son distintos entre la provincia y la Nación.

“La tasa de actividad, en una economía en recesión como la que hemos tenido, puede explicarse por lo que se llama ‘trabajador adicional’. Cuando hay una baja de ingresos otros miembros de la familia salen a buscar empleo y en recesión esto provoca un aumento de la tasa de desempleo, pero éste no es el caso de Mendoza”, señaló Mercau, profesor de Desarrollo Económico y ex ministro de Producción del gobierno del peronista Celso Jaque.

Por su parte, Nicolás Aroma, integrante de los equipos técnicos del partido Justicialista, explicó que la tasa de actividad es una fotografía de la población con potencial de trabajo, pero no necesariamente indica una mejora en el empleo. Es una instantánea que será importante a largo plazo. “En el tema desempleo, la foto de la provincia muestra una leve baja en la tasa, lo cual siempre es una buena noticia. Pero cuando se ve la película completa preocupa que, en cinco años, esa tasa se haya duplicado en Mendoza y estabilizado entre el 8 y 9 %. Eso es un problema porque históricamente el dato local equivalía al 50% del promedio nacional”.

Frente al dato del crecimiento de la tasa de actividad económica, el economista y presidente del Consejo Empresario Mendocino, Federico Pagano, señaló que el índice es el resultado de que Mendoza se ha mantenido activa y que la gente tiene expectativas de trabajo, sobre todo cuando más aprieta el cinturón.

En tanto la economista y directora de Gestión Consultores, Paula Pìa Ariet, destacó que en los niveles de actividad de este año influyeron también aquellos sectores que pudieron trabajar y que requirieron de mano de obra, como el sector del esparcimiento o la producción de alimentos por la demanda.

Los desocupados suman 1,3 millón

A nivel nacional, el desempleo registró una leve baja de 0,2 punto porcentual en el primer trimestre del año, respecto del mismo período de 2020 y se ubicó en el 10,2% en los 31 aglomerados urbanos que releva el Indec. Un análisis que hizo el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) sobre los datos del Indec señala que unas 63.000 personas salieron de la condición de desocupadas. En total, en los 31 aglomerados, hay 12 millones de personas ocupadas y 1,3 millón desocupadas. Fue el tercer descenso trimestral consecutivo luego de haber llegado a 13,1% en el segundo trimestre de 2020.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA