sábado 11 de julio de 2020

Economía

Megaemisión: la absorción con Leliq y pases costaría este año más de $ 575.000 millones

La tasa de las Leliq es hoy del 38% y los pases rinden el 32%. A la par de la emisión para mitigar efectos de la pandemia, el BCRA seguirá esterilizando con un mecanismo que devenga intereses

Debido a la mayor cantidad de Leliq y pases emitidos, el BCRA acumula pasivos remunerados que le generan un costo por los intereses. Hoy la tasa de Leliq se encuentra en 38% y la de Pases en 32%. Dado que se espera que el BCRA siga emitiendo pesos primero y Leliq luego para esterilizar, es esperable que los pasivos remunerados sigan creciendo.

Ya alcanzan el 78% de las reservas cuando arrancaron el año en el 30%. Equivalen a la totalidad de la base monetaria. Los analistas privados difieren acerca de la suma de intereses que terminaría pagando el BCRA a los bancos por estas colocaciones.

Los separa de los pases y las Leliq. Pero los cálculos oscilan entre $ 575.000 millones y $ 750.000 millones hacia fin de año. Esta dinámica de emisión y de absorción vía Leliq genera un deterioro en el balance del BCRA aumentado los pasivos remunerados y el déficit cuasifiscal. Hoy la deuda del BCRA supera en un 4% al total de la base monetaria.

Según los analistas de Portfolio Personal Inversiones, en el año, hubo una emisión bruta de $ 1,27 billones de los cuales $ 200.000 millones fueron a base monetaria; el resto -unos $ 1,07 billones- fue absorbida con pases y Leliq. Hoy hay una relación de casi 1 a 1 entre base monetaria y deuda del BCRA.

“Esperamos que hasta fin de año, el desequilibrio fiscal primario sume otros $ 700.000 millones. A la par, habría que sumar a la asistencia fiscal el pago de intereses de la deuda del BCRA por pesos, unos $ 50.000 millones al mes, ello sin pensar en suba de tasa”, afirman en PPI. Nery Persichini, head de estrategia de GMA Capital agrega que “en los últimos meses, el BCRA tuvo margen para remonetizar la economía, en parte porque el esquema previo había reducido los agregados en términos reales”.

Detalló que los pasivos monetarios crecieron 43% real desde octubre. “Los argentinos tienen más saldos reales que lo que suelen tener, básicamente debido a motivos precautorios. La dificultad para el BCRA podría aparecer cuando, una vez que se destrabe la cuarentena, la demanda de pesos caiga para volver a niveles promedio”, dijo.

DECISIÓN DE TASA DE INTERÉS El BCRA

El BCRA deberá tomar una decisión importante en la tasa de interés de referencia. Si quiere generar una mayor reactivación económica deberá bajar la tasa, con mayor presión en el tipo de cambio. Si quiere mantener controlado el dólar, podría mantener la tasa de interés elevada y esterilizar mayor cantidad de pesos que busquen activos en moneda local para destinar el excedente de su tenencia.

En este ultimo caso, el problema sería un mayor déficit cuasifiscal, tendencia que ya se observa. Los analistas de Bull Market Brokers destacaron que el BCRA deberá hacer un trabajo muy grande en esterilizar toda la emisión monetaria y que será importante la decisión de tasa que haga la entidad monetaria.

“El BCRA necesitará mucha ayuda para esterilizar, porque a estas tasas de pases y Leliq solamente en pagos de renta al año abonará $ 575.000 millones. O comienza a bajar rápidamente las tasas o para fin de año la situación se volverá totalmente inviable. El problema es que no puede bajar las tasas sin sacrificar brecha cambiaria y presión en el dólar oficial “, dijeron desde Bull Market Brokers. Juan José Vázquez, head de research de Cohen remarca que habrá que ver cómo el BCRA maneja la ponderación de Pases y Leliq ya que hasta ahora, el costo promedio les da 32% de pases y 38% de Leliq.

“La consecuencia de esta mayor cantidad de Pases y Leliq es una dinámica de crecimiento de base por intereses de dichos stocks que va a arrimar a los $ 750.000 millones en el 2020. En el 2019 criticaban fuertemente el costo cuasifiscal de la restricción monetaria con tasa de interés muy alta en términos nominales por los famosos intereses de las Leliq y en aquel año fueron $ 692.000 millones”, recordó Vázquez.

Por otro lado, el head de research de Cohen señaló que el problema lo tendrá el BCRA cuando comience a existir mayor presión inflacionaria a medida que se comience a liberar la cuarentena. “Mantener una tasa de interés real positiva va a generar mayor déficit cuasifiscal por el lado de los intereses, y por ende mayor emisión por otro canal que no es el déficit fiscal. Mayor cantidad de pesos no compensados con mayor demanda termina afectando dólares financieros y, en forma indirecta, los dólares comerciales, y a la larga provoca mayor inflación “, advirtió.

Julián Yosovitch