lunes 12 de abril de2021

Steve Hanke consideró que el peso es un veneno y qué hay que encerrarlo en un museo
Economía

Matar al peso y dolarizar Argentina: la radical propuesta de un conocido economista estadounidense

Steve Hanke es profesor de Economía Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, e investigador del centro de estudios CATO Institute en Washington D.C.

Steve Hanke consideró que el peso es un veneno y qué hay que encerrarlo en un museo

Un reconocido economista estadounidense propuso dolarizar a la Argentina para solucionar los problemas económicos del país. En una entrevista para BBC Mundo, Steve Hanke dijo que “hay que matar el peso”.

“Argentina debería abandonar el patético peso y ponerlo en un museo”, afirmó el profesor de Economía Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, e investigador del centro de estudios CATO Institute en Washington D.C.

El especialista consideró que el momento ideal para hacerlo es ahora, como ocurrió en 1999 cuando asesoró al por entonces presidente Carlos Menem al respecto.

“La idea de dolarizar ha estado dando vueltas desde hace muchos años. Es que el peso es el talón de Aquiles de todos los problemas en Argentina y lo ha sido por más de un siglo. Cada 10 o 12 años, Argentina enfrenta una crisis del peso, la economía colapsa, todos pierden sus ahorros. Ahora es un buen momento para dolarizar. Es un buen momento hoy y fue un buen momento en 1999 y en 1995”, remarcó.

Respecto de esto, los entrevistados quisieron saber porque una medida tan radical que no tuvo resultados en 95 y 99 podrían funcionar en el 2020 a lo que el economista respondió: “La gente en Argentina está harta del peso”.

Hanke, quien trabajó en la dolarización de Ecuador, dijo que los argentinos quieren deshacerse de la moneda local y que por esta razón el país “debería abandonar el patético peso y ponerlo en un museo”.

“La inflación va a empeorar, el peso perderá su valor y todos seguirán tratando de conseguir dólares. El problema es que el Gobierno está tratando de detenerlos. Si el dólar sube, quien quiera que sea el político que lidere una campaña por la dolarización se transformaría en un héroe nacional”, afirmó.

“Nunca sabés dónde empiezan las cosas. Es como el fuego. Primero comienza un fuego pequeño que crece y se convierte en un gran fuego. Si el Gobierno quiere oponerse a la idea, se volverá muy impopular”, aseguró.

Hanke dijo que los mayores perdedores ante el escenario inflacionario son las personas de clase media y baja mientras que “los ricos tienen su dinero en Uruguay, Miami o Nueva York” ya que “son los trabajadores los más afectados” por la brecha cambiaria.

“Hay que matar el peso. El peso es un veneno, un cáncer. Argentina podría ser el mejor país de Latinoamérica si se deshiciera de él”, agregó. Aunque Ecuador entró en default recientemente el economista aseguró que esto no se debió a la dolarización.

“Quizás si el expresidente Rafael Correa no se hubiese endeudado como lo hizo y no se hubiera puesto a gastar como lo hizo, las cosas serían diferentes. Pero si no usaran el dólar estarían tan mal como Venezuela”, dijo.

“Hay 33 países donde la dolarización funciona bien, excepto en uno. Y ese único país es Ecuador. He pensado mucho sobre el tema de Ecuador y la solución es que hay que tener dos camisas de fuerza: la fiscal y la monetaria”, añadió.

“Los países se vuelven más eficientes con una dolarización. Como el caso de Suiza. Ellos saben que no vendrá una devaluación y comienzan a manejar sus negocios de una manera más eficiente. Si las devaluaciones fueran tan geniales, Latinoamérica sería un gran motor de exportaciones. Al final, todas las monedas latinoamericanas son basura. Pero Argentina no es Suiza, es Argentina. Y si lo manejara de la misma manera que Suiza, con los mismos incentivos que hay en Suiza o Alemania, funcionaría”, explicó.

Ellos (los argentino) están espontáneamente dolarizando su economía de todos modos. La gente ya lo está haciendo”, cerró.