viernes 23 de octubre de 2020

Sólo suscriptores
Ha sido uno de los sectores más afectados por los cierres en pandemia. / Ignacio Blanco
Economía

Más de 2 mil empresas tomaron créditos para el pago de sueldos

Se trata de los préstamos que se dieron a tasa subisidiada a través de Fogar. Empresarios locales aseguran que no se pueden endeudar más.

Ha sido uno de los sectores más afectados por los cierres en pandemia. / Ignacio Blanco
Sólo suscriptores

Entre abril y agosto de este año el Fondo de Garantías Argentino (Fogar) dio en Mendoza unos 2.084 avales a empresa provinciales para que financiaran sueldos por $1.346 millones a una tasa del 24%. Los empresarios aseguran que aun cuando las tasas son convenientes con un nivel de actividad por debajo del 50%, no es posible seguir endeudándose.

La operatoria funciona gracias a que los bancos que son agentes de pagos de salarios, ofrecen préstamos a las empresas para el pago de sueldos a tasa fija del 24% por un año, con un período de gracia de tres meses, para lo que aportaron $60 mil millones. Además el Gobierno Nacional sumó $30 mil millones de pesos al Fondo de Garantías Argentino (FOGAR) para otorgar garantías de respaldo.

También interviene BICE Fideicomisos, el organismo que tiene la tarea de avalar los préstamos, por medio del Fogar, y de tratar con los bancos públicos y privados para que se otorguen. Los avales, significaron $35.401 millones, que permitieron otorgar un total de $54.569 millones en créditos en todo el país.

“Mendoza en esto tiene libre disponibilidad, y hay un saldo de financiamiento de más de 51 mil millones de pesos. Entonces, quien tiene la necesidad, tiene que gestionarlo y tramitarlo con el banco con el que opere”, señaló Jorge Tanús, presidente de BICE Fideicomisos, y agregó que “no se pone techo a las expectativas de ninguna empresa”.

De acuerdo con Tanús, a cargo de la entidad que "instrumenta las líneas de acción propuestas por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación para apoyar la sostenibilidad de las empresas afectadas por la crisis, los $93 mil millones del programa son para todo el país, y no se ponen cuotas por provincia. Se otorgan a de manda de las pymes”.

El presidente del organismo reconoció que, al inicio del programa, las empresas se encontraron con ciertas barreras para solicitar a los bancos el dinero con garantía del Fogar y a una tasa máxima del 24%, porque estos “tenían una concepción de las garantías habituales”.

“Este préstamo sirve para capital de trabajo, y el principal destino hasta ahora ha sido para el pago de salarios y el sostenimiento del empleo. Los bancos no deberían pedir garantías complementarias, porque los respalda el Estado. Esto vino a remplazar las garantías habituales, y existe el mito de que se ha destinado poco a Mendoza, pero no se da a las provincias sino a las empresas, y todavía hay disponibilidad”, agregó.

Tasas y actividad económica

No obstante, a pesar del stock disponible de préstamos, muchos empresarios “no encuentran estímulos para tomar créditos baratos, si es que lo son, con un nivel de actividad que está muy por debajo del 50%”.

Así lo indicó Mauricio Badaloni, titular de la Unión Industrial de Mendoza, y agregó que “las decisiones se toman en función de si la empresa esté en actividad o no”. Además sostiene que “en setiembre hubo una baja en el nivel de actividad respecto del repunte que se había visto en junio y en julio en el sector industrial”, agregó.

En tanto que Daniel Ariosto, de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, señaló que lejos de solicitar endeudamiento, los empresarios de la provincia, y de otras, se deshacen de activos para cumplir con sus compromisos.

“Va a seguir sobrando planta en el Fogar, y en los bancos”, porque lo que en realidad se requiere es una “ley de emergencia, control de la inflación, y un programa económico que oriente a los empresarios”, detalló.