Maipú concreta ronda de negocios con Polonia

Imagen archivo - Los Andes
Imagen archivo - Los Andes

Cinco bodegas del departamento tuvieron su primer contacto con importadores europeos. Se hizo gracias a un acuerdo de colaboración con la Fundación Unimos con la intención de promover la internacionalización de las pymes maipucinas.

El municipio de Maipú, a través de un acuerdo que lleva adelante el intendente Matías Stevanato con la Fundación Unimos, ha logrado ofrecer a pymes del sector agroalimentario conectarse con potenciales compradores de vino de Europa.

La Fundación Unimos está constituida por un clúster de empresas de la Unión Europea (UE), que actualmente se nuclean en cuatro países: Polonia, Letonia, Lituania y España. A su vez, ejecuta proyectos de la UE como, por ejemplo, el proyecto “Aumenta”, que promueve intercambios con países como Francia, Italia y Países Bajos.

En Argentina sólo dos municipios participan de este acuerdo de cooperación, uno es la Municipalidad de Armstrong, en Santa Fe, y el otro es Maipú, en Mendoza.

El objeto de esta alianza estratégica es generar vínculos entre los municipios y las empresas del clúster europeo, a fin de impulsar la internacionalización de productos, insumos y servicios, así como el intercambio de experiencias y buenas prácticas, de manera multilateral y multisectorial.

Bodegas participantes

Desde Maipú participaron de la ronda de negocios virtual las bodegas La Íride, Cecchin, Argentia,Villa de la Capilla y Familia Perulan.

Desde Bodega Argentia expresaron “que la experiencia fue muy enriquecedora, nos permite poder proyéctanos a nivel mundial”.

Y la responsable de comercio exterior para las bodegas Cechin y La Íride, expresó que tuvo “importadores interesados” y quedó en “enviar muestras” de ambas bodegas.

Por su parte, Héctor Goñi, de Fundación Unimos, aseguró que el “encuentro fue muy positivo” ya que “contamos con un buen nivel por parte de las bodegas seleccionadas. Las presentaciones fueron muy buenas con información clara y precisa” aseguró el especialista en relaciones internacionales.

“Cada bodega tuvo 25 minutos para hacer su intercambio y establecer si existe o no interés en avanzar la relación comercial entre las bodegas y los importadores. En dos horas y media mostraron sus productos y mostraron sus intereses. En ese sentido, hemos cumplido el objetivo, ya que las bodegas quedaron directamente conectadas con los importadores” agregó Goñi.

Por otro lado, finalizó, “Hubo un aspecto que se consideró por parte de los importadores, además de los productos y la información técnica; y fue conocer la historia de cada bodega, las vivencias de cada propietario. Porque se busca, además, que la comercialización del vino no esté orientada a un tema meramente de mercado, sino que tenga un trasfondo que respalde el porqué incorporar al mercado polaco o europeo una u otra botella de las bodegas”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA