Luis Steindl: “Queremos dar herramientas para mejorar la matriz productiva de la provincia”

El nuevo gerente de la Bolsa de Comercio habló sobre los cambios que tendrá la institución y los desafíos que enfrenta. / Foto: Orlando Pelichotti
El nuevo gerente de la Bolsa de Comercio habló sobre los cambios que tendrá la institución y los desafíos que enfrenta. / Foto: Orlando Pelichotti

El nuevo gerente de la Bolsa de Comercio habló sobre los cambios que tendrá la institución y los desafíos que enfrenta.

Aunque muchos puedan identificar a Luis Steindl con el mundo vitivinícola –trabajó en Salentein y durante 12 años en Norton-, lo cierto es que también vivió una década en Europa y estuvo a cargo de la planificación estratégica de la Agencia Espacial Europea, fue funcionario provincial y, recientemente, estuvo al frente de Damsu. Desde hace unos días fue designado gerente de la Bolsa de Comercio de Mendoza, desde donde pretende aportar una nueva mirada a la actividad de la institución. En líneas generales, apuesta a que la entidad contribuya el desarrollo económico de la provincia.

“Una de las cosas que más me llamó la atención cuando me ofrecieron este puesto es que mucha gente ve a la Bolsa de Comercio como una institución vieja. Si bien se fundó en 1942, es moderna, está vigente y hay mucha gente joven trabajando acá. Hoy estamos en un proceso de actualización de toda la infraestructura que tenemos, invirtiendo en software y hardware”, planteó Steindl. Resaltó: “La bolsa es una empresa privada, una sociedad anónima, pero no distribuye dividendos. Nunca lo ha hecho. El dinero lo invierte para tratar de fomentar, apoyar, acompañar el desarrollo económico de la provincia”.

- Cuando fue designado, dijo a Los Andes que quería convertir a los usuarios en clientes. ¿De qué se trata este cambio?

- Hay una gran cantidad de usuarios que uno no conoce, pero vienen a pagar las boletas de los impuestos. Teniendo información de ellos, se los puede transformar en clientes, ofreciéndoles otro tipo de servicios. Uno de los servicios que presta la Bolsa es el cobro de impuestos, pero no es lo único. Tiene otras líneas de trabajo, de negocios, y estamos trabajando en identificar líneas de crédito, que quizás sean de otras instituciones, para que la gente tenga acceso al financiamiento para incrementar su productividad. Hoy el crédito es terriblemente escaso.

Queremos dar herramientas a la provincia para mejorar su matriz productiva. Hay algunas, a través de las sociedades de garantías recíprocas, pero no hay gran cantidad y no todo el mundo tiene acceso. Hay gente que, por su manera de trabajar y el tipo de industria, tal vez no tiene calificación económica, pero sí un movimiento grande de dinero y paga impuestos regularmente. Pero si va a un banco no le van a dar un préstamo porque no califica. La idea es poder servir a ese gran cúmulo de personas que ve limitada su posibilidad de crecimiento, en buena medida porque no tiene acceso al crédito.

También, queremos darle posibilidades para que sus finanzas le reporten algún tipo de beneficio. En muchos casos, lo único que se puede hacer es comprar dólares y meterlos en una caja de seguridad, pero con eso no le gana a la inflación. Mucha gente no sabe cómo ahorrar.

Queremos que el descuento de cheques y los fondos comunes de inversión sean herramientas más accesibles y mejores. La gente está retraída, por la crisis que venimos arrastrando hace muchos años. Entonces, se esconde. Eso no ayuda, porque si no hay ahorro no hay inversión, si no hay inversión no hay producción, y si no hay producción, ¿con qué se pagan los sueldos y los impuestos?

- Para brindar estas herramientas de ahorro, inversión y crédito, ¿están trabajando ya con alguna entidad?

- Somos socios del Mercado Argentino de Valores y de la Bolsa de Comercio de Rosario, que hoy es la más grande. Con ellos estamos evaluando distintas alternativas. Queremos traer un instrumento que funcione bien en su mercado y eventualmente adaptarlo a nuestra industria, porque no es lo mismo vender cereales que vender uva y vino.

- Con su experiencia en el mundo del vino, ¿hay planes específicos para ese sector?

- El Observatorio Vitivinícola, que es la unidad ejecutora del Plan Estratégico Vitivinícola, se nutre de la información y de los fondos que le da la Bolsa. Generamos información a la que todo el mundo puede acceder y recibir boletines de noticias regulares, con información que ayuda a tomar decisiones. Como también registramos los contratos de compra venta de uva y de vino, las estadísticas quedan registradas y se pasan los datos al INV. Pero no son más que cifras de evolución de precios, cosechas. Por eso, hemos elaborado un panel que presentaremos a fin de año o antes de la próxima vendimia, para que esa información permita, tanto al productor como al bodeguero, tomar decisiones respecto de la venta, precio, cuánto elaborar, si compra uva o vino y ver cómo se va desarrollando la industria.

La idea es que el panel informativo esté permanentemente disponible en la página de la Bolsa. Hoy, está la compra-venta de uva de la última cosecha, por departamento y por variedad. Queremos un poco más de detalle y con mayor velocidad. Que los datos lleguen con retraso no ayuda. Tenemos que ver la manera de instrumentarlo más rápido.

En la Bolsa funciona también la comisión de precios de venta de vinos, de la que participan unos 25 miembros -productores, bodegas, comisionistas, economistas- y que analiza cuáles son los precios que se han pagado durante el mes para distintos tipos de vinos. Pero las cosas han cambiado mucho y en una semana puede cambiar el precio. Tenemos que encontrar la manera de agilizar eso. También hay que rever el hecho de que hoy sólo se contemplan los vinos básicos. Creo que hay que proponer hacer algo con mayor detalle, con los puntos de color, la graduación alcohólica y la zona o región.

Esto no sería para regular, sino para tener una fuente de información que permita tomar decisiones porque la crisis que ha tenido la vitivinicultura ha llevado a que tengamos menos viñas que hace 50 años y mucha gente esté sacando los viñedos para poner nueces, ajo y otras plantaciones. Vería con mucha pena que pasara con la uva lo mismo que pasó con la pera o la manzana.

- ¿Qué mejoras en el servicio esperan lograr con nuevas tecnologías?

- Estamos invirtiendo para actualizar el software de gestión y hacerlo más rápido. Queremos dar la opción al cliente de que siga viniendo a pagar en efectivo o con la tarjeta de crédito o débito, pero también de que pague desde su casa, con instrumentos como la billetera electrónica y el botón de pago.

Igualmente mucha gente va a seguir viniendo, porque tiene un servicio diferencial. En la Bolsa se imprimen los boletos y se corrigen errores de imputación si está mal hecho el VEP. Para las empresas grandes, está la posibilidad de pagar con cheque.

- Además de reforzar el rol de servicio de la Bolsa, ¿tienen prevista alguna otra renovación?

- Este año le vamos dar un toque totalmente diferente al concurso de etiquetas. Queremos darle una dinámica distinta, para que participe más gente, no solo de Mendoza sino de otras provincias, dándole mayor difusión.

Antes, si alguien de Buenos Aires quería participar, tenía que mandar la botella. La idea es que ahora envíen las etiquetas impresas y nosotros pondremos una botella estándar para todos.

Necesitamos que más personas se dediquen a esto. Hasta que no se prueba, el vino entra por los ojos y eso se logra si la etiqueta es buena.

En las vinotecas de otros países, se compite con infinidad de etiquetas. Esto también es parte de dar impulso a las cosas que se hacen en la provincia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA