Los bonos subieron atentos a posible avance en la negociación con acreedore

El mercado local mantiene como principal conductor a la reestructuración de la deuda. Tras la último prórroga, las negociaciones se extienden hasta el 19 de junio. El riesgo país cayó 2518 puntos básicos.

Los bonos argentinos recuperaron posiciones gracias a un mejor clima de negocios a nivel global y mostraron avances superiores al 2%. Todos los tramos de la curva operaron al alza con las mayores subas en la parte media de la curva soberana argentina de legislación internacional. De esta manera, el riesgo país cedió hasta los 2518 puntos.

Los bonos de corto, mediano y largo plazo operaron en terreno positivo el martes y recuperaron el optimismo tras ruedas de cierta calma y dudas en relación a los avances con respecto a las negociaciones de la deuda. Los inversores se posicionan con la expectativa de que esta semana haya novedades concretas sobre avances entre el Gobierno y los acreedores para cerrar un acuerdo entre ambos lados.

La parte corta de la curva soberna subió en promedio 2,5%. Los bonos Globales 2021, 2022 y 2023 subieron 2,48%, 2,85% y 2,55% respectivamente. Por su parte, en la parte media de la curva de bonos también ganaron y los títulos a 2026, 2027 y 2028 registraron avances del 3,7% en promedio. Finalmente, en el extremo más largo de la curva las ganancias fueron similares, con el Bonar 2046, 2048 y centenario ganando 3,08%, 2,13% y 2,77% respectivamente.

El riesgo país cayó el martes a 2518 puntos, cediendo 91 puntos básicos (3,5%) respecto de la rueda previa.

Los bonos ley local operan mixtos con el Bonar 20 cayendo 0,4%, el Bonar 2024 subiendo 0,2% y el DICA trepando un ligero 0,1%.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) remarcaron que el mercado local mantiene como principal driver la reestructuración de la deuda nacional, un proceso que, con una nueva prórroga (la cuarta), se extiende al 19 de junio.

“Esta vez el mercado apunta a que, de forma exitosa o no, el canje logre cerrar una primera etapa. La incertidumbre permanece en el mercado de deuda, en un marco donde la sensibilidad respecto a las negociaciones se mantiene firme. La nueva oferta del Gobierno busca principalmente acercarse a las propuestas de los bonistas, pero siempre respetando su aspecto esencial en relación a la sostenibilidad de la deuda. La falta de información debido a los acuerdos de confidencialidad –que se renovaron- llevó al mercado a moverse en función de especulaciones”, dijeron.

Por su parte, desde Delphos Investment agregaron que los plazos corren y podrían comenzar a desembocar en una decisión en relación al canje de la deuda.

“Todavía no hay acuerdo con la totalidad de los grupos de bonistas, que anhelan una propuesta que tenga un NPV superior a u$s 55 sólo en lo que respecta al bono a entregar, más cualquier tipo de endulzante. El modo “risk on” global es una ayuda en este proceso, pero las restricciones auto-impuestas siguen siendo un aspecto negativo para poder arribar a un amplio consenso. Por ahora, las diferencias persisten, aunque restan horas claves en la negociación antes del vencimiento del plazo del acuerdo de confidencialidad”, advirtieron.

Julián Yosovitch

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA