Los ausentismos por Covid provocaron faltantes en las góndolas

Góndolas vacías. La falta de productos de consumo básico se está volviendo crónica en Venezuela.
Góndolas vacías. La falta de productos de consumo básico se está volviendo crónica en Venezuela.

El aumento de los contagios sigue haciendo mella en el comercio. Hay distribución normal, pero menos productos para repartir.

El alto nivel de contagios que trajo aparejado la tercera ola de la pandemia, sigue haciendo mella en el terreno del comercio. Basta una vuelta por los negocios en el Gran Mendoza para tener una instantánea de la situación. En los supermercados, algunas góndolas poco abastecidas son el síntoma visible del denunciado 30% de ausentismo que sufrió la industria y toda la cadena comercial durante el cierre de la primera quincena de enero.

Según se comunicó desde la Unión Industrial Argentina (UIA), el ausentismo por Covid-19 llegó al 30% durante la segunda semana de enero. Daniel Funes de Rioja, titular de la cámara empresaria, explicó que los 100 mil contagios diarios impactaron en la industria: “No hablamos solamente de lo fabril sino también de las cadenas de producción, tanto en insumos como en servicios de mantenimiento, y la logística a los fines de la distribución y en la comercialización”.

En una recorrida realizada por Los Andes por los principales supermercados se observaron mermas en las estanterías de aguas y sodas, gaseosas, panificados, aceites y cafés; entre otros productos. Esto se debe no solo al bajo ritmo de producción de las fábricas, sino también a la demanda que generan las ofertas de descuentos y los precios regulados. Recordemos que para comprar una canasta de productos esenciales para el consumo diario y con los artículos más económicos de la lista de Precios Cuidados, se necesitan cerca de $ 3 mil.

Por qué faltan productos

De acuerdo con Daniel Gallart, presidente de la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam), los abastecimientos de mercadería han sido normales. “No hay desabastecimiento por razones de transporte en este momento”, aseguró.

El dirigente remarcó que su sector ha trabajado con normalidad durante toda la pandemia. Además, explicó que el transporte no ha sido un sector especialmente contagiado comparado con otros rubros de la sociedad y quizás su nivel de positivos fue menor debido a los protocolos del trabajo y a que los camioneros pasan mucho tiempo solos en su camiones. “Están virtualmente aislados”, concluyó Gallart.

Desde los locales de cercanía, en cambio, señalaron que el problema de los contagios se ha agravado con dotaciones reducidas en las fábricas por las vacaciones de Verano. Una circunstancia que afecta a toda la cadena comercial, desde la producción hasta la comercialización de las mercaderías.

Hemos tenido faltantes de gaseosas y cervezas. Según los comentarios de los preventistas o de los fleteros, en la planta de Córdoba hay mucha gente con covid, lo que impide hasta la circulación de los camiones”, relató Raúl Villarreal, representante de la Unión de Kiosqueros de Mendoza.

Fuentes de una reconocida cadena mayorista comentaron que están trabajando con el 50% del personal, dotación que debe redoblar esfuerzos para descargar mercadería o reponerla en forma más rápida. Para los comerciantes hay rubros más afectados por los problemas de ausentismo. Por lo pronto, algunas góndolas expresan ausencias y esto queda expresado tanto en las grandes superficies comerciales como en los negocios de cercanía.

Reducciones controladas

En declaraciones recientes, desde la cadena Chango Más (ex Wamart) declararon ante los medios que tenían al 6% de su personal aislado por Covid. Es decir que de los 9.400 empleados con los que cuenta la firma GDN AR en todo el país, unos 550 no concurrieron a trabajar.

Juan Pablo Quiroga, Director de Relaciones Institucionales de la cadena, explicó: “Por protocolo decidimos aislarlos. Hoy tenemos más de 550 colaboradores que están en esta situación: 250 son por ser contacto estrecho y 300 son positivos. Es el 6% de la dotación. Ese número es equivalente al que teníamos en marzo del año pasado, pero la particularidad es que esta vez el ausentismo creció mucho en tres semanas”.

Al establecer las comparaciones por sector, luego del personal de salud, el de los trabajadores de supermercados fue el colectivo más afectado en el 2020 por los contagios. A partir de la vacunación y de la nueva situación epidemiológica, esa situación no se repitió el año pasado pero esta tercera ola golpeó con fuerza otra vez a los locales comerciales.

Juan Manuel Gispert, director ejecutivo de la Federación Económica de Mendoza (FEM), le había comentado a Los Andes que la situación del ausentismo por la tercera ola de contagios ha complicando mucho la operatoria de las empresas. “Es un día a día caótico, porque nos agarró por sorpresa”, lamentó el directivo. Según Gispert la provincia atravesó un promedio de ausentismo en torno al 17%. “Lo más preocupante es lo que ocurre con los pequeños comercios que, al tener menos personal se ven obligadas a cerrar uno o dos días cuando hay un caso de Covid”, señaló el gerente de la FEM.

Por su parte, Adrián Alín, titular de la Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo y Servicio (Cecitys) se refirió al estudio de ausentismo que realizaron junto a CAME y dio a entender que la situación podría ser aun peor. “Mendoza tiene un nivel de ausentismo en torno al 17%, pero es difícil realizar una encuesta porque hay mucha informalidad laboral”, indicó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA