Las recetas de los economistas para poner fin al aumento del IPC en el país

Más allá del congelamiento de precios, un grupo de especialistas analiza cómo se puede trabajar para contener la inflación. / Foto: Orlando Pelichotti
Más allá del congelamiento de precios, un grupo de especialistas analiza cómo se puede trabajar para contener la inflación. / Foto: Orlando Pelichotti

Más allá del congelamiento de precios, un grupo de especialistas analiza cómo se puede trabajar para contener la inflación. Un proceso complejo que requiere de acuerdos.

Con un aumento interanual del 52,1% en la última medición nacional del Índice de Precios del Consumidor (de octubre de este año), la inflación es un tema que no sólo preocupa por la pérdida del poder adquisitivo, sino por las expectativas hacia 2022. La pregunta de cómo combatirla presenta distintas opciones: desde congelar precios hasta corregir el déficit y reducir la emisión monetaria.

Dante Moreno, asesor económico del PJ, consideró que el congelamiento de precios es “una herramienta para frenar esta espiral de crecimiento de precios que se venía dando mes a mes según las medidas del Indec”, pero advirtió que combatir la inflación implica un proceso mucho más amplio.

“Combatir la inflación implica obtener por parte de las empresas un lógico nivel de rentabilidad. Hay multinacionales que en su país de origen tienen una tasa de rentabilidad determinada y acá tienen el doble o el triple. Eso me parece ilógico”, analizó Moreno. Por ello, cree que el Estado provincial y el nacional deben involucrarse para moderar o contener aquellos aumentos desmedidos en bienes o servicios.

Un ejemplo que menciona el asesor del PJ es con el análisis del aumento del costo del boleto de colectivo. En su opinión, no debería ser la empresa la principal generadora del posible nuevo precio del boleto, sino que en el análisis deberían participar organismos como el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Para Sebastián Laza, asesor del Ministerio de Economía, en general hay dos caminos para bajar la inflación: uno gradualista y otro de shock. Para el primero, el camino implicaría mostrar algún tipo de regla fiscal monetaria racional por ley del Congreso (”y si es con aval del FMI, mejor) donde Argentina se comprometa a una ruta a seguir en materia de déficit fiscal y emisión monetaria. Eso, poco a poco, iría disminuyendo las expectativas inflacionarias.

El otro camino, el shock, implica bajar la inflación con una recesión económica fuerte. “Es políticamente difícil de cumplir, porque ni los gobernadores ni el presidente quieren mandar a la economía a una recesión fuerte para que se desinfle sola”, explicó Laza, dando a entender que lo más probable es que se elija un camino gradual.

Además, Laza detalló que el gradualismo no sólo implica una serie de metas plurianuales fiscales y monetarias, sino que requiere de un gobierno creíble. “Ése es el problema del gobierno de Alberto Fernández, que no tiene credibilidad, porque se pelean permanentemente y tienen discursos diferentes entre un ala del gobierno y la otra. El mercado muy poco les va a creer a cualquier cosa que propongan”, reflexionó.

Se debe avanzar hacia un equilibrio fiscal con menor emisión monetaria, políticas cambiarias que ayuden a fortalecer las exportaciones y reservas internacionales reforzadas, un punto que también pedirá el FMI para acuerdos con el organismo.
Se debe avanzar hacia un equilibrio fiscal con menor emisión monetaria, políticas cambiarias que ayuden a fortalecer las exportaciones y reservas internacionales reforzadas, un punto que también pedirá el FMI para acuerdos con el organismo.

Buscando un plan económico

Carina Farah, economista y docente, consideró que es bueno distinguir el control de la inflación en distintos períodos de tiempo: “Hay herramientas que nos van a permitir controlar efectos más inmediatos de la inflación, en lo que es el corto, cortísimo plazo, y ahí podrían funcionar los controles de precios, siempre y cuando uno ataque las causas, que dan origen a la inflación o que la propagan”.

Esto significa trabajar tanto sobre la emisión monetaria como sobre causas estructurales, como la dificultad de aumentar la producción y así equilibrar la demanda y la oferta de bienes. Además, para Farah es importante que se puedan lograr acuerdos políticos y económicos que incluyan al gobierno, a la oposición y a otros sectores económicos.

Ignacio Galará, economista especializado en inflación, afirmó que es necesario achicar el déficit para eliminar la necesidad constante de emisión, generar incentivos para el ahorro en pesos y ajustar expectativas: “¿Cómo? Los primeros dos puntos son más directos, bajar el gasto y ajustarlo con la recaudación, anclándolo a una pauta fija, cierta y previsible de aumento anual fijada en el presupuesto por Ley en el Congreso; y velar o exigir que se cumpla”.

Para incentivar el ahorro en pesos, sostuvo Galará, se podría aumentar la tasa de interés para generar rendimientos positivos. “Este punto es sensible porque tasas altas desincentivan la producción y mueven los capitales a inversiones financieras en lugar de productiva. Argentina necesita crecer indudablemente, y para eso hay que potenciar la matriz productiva”, aclaró. El anclaje de expectativas va a llevar más tiempo y se requiere una pauta cierta y no improvisada.

Finalmente, Noelia Garbero, economista de Fundación Ideal, analizó que el primer frente en el que se puede avanzar son las expectativas inflacionarias: “Se debe elaborar un plan económico y éste debe ser creíble. Argentina actualmente no tiene un plan económico definido. Es importante que el Gobierno cuente con un plan que ayude a contener las expectativas de inflación”.

Otro frente para Garbero es la macroeconomía, con un sendero factible para variables como el déficit fiscal, la emisión monetaria, las políticas cambiarias y las reservas internacionales. Así, se debe avanzar hacia un equilibrio fiscal con menor emisión monetaria, políticas cambiarias que ayuden a fortalecer las exportaciones y reservas internacionales reforzadas, un punto que también pedirá el FMI para acuerdos con el organismo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA