lunes 19 de octubre de 2020

Sólo suscriptores
Ajustado. Las estaciones de servicio del xentro mostraban ayer los nuevos valores del combustible en el Gran Mendoza. Foto: Ignacio Blanco.
Economía

Las naftas aumentan más en Mendoza que en el resto de la región

El ajuste de precios que realiza YPF no tiene los mismos porcentajes en todas las provincias. Se busca que los valores sean iguales en todo el país.

Ajustado. Las estaciones de servicio del xentro mostraban ayer los nuevos valores del combustible en el Gran Mendoza. Foto: Ignacio Blanco.
Sólo suscriptores

Después de un segundo trimestre de precios congelados, en los últimos meses las petroleras ajustaron los valores de sus productos. En el caso de YPF, que concentra 60% del mercado minorista de combustibles a nivel nacional, fijó incrementos que promediaron 4,5% para agosto y 3,5% para setiembre. En Mendoza, en cambio, esta última suba rondó en torno de 4,3% para las líneas de naftas y gasoil, porcentaje que fue mayor al que se aplicó a sus vecinos de Cuyo.

Asi, en las estaciones de servicio del Gran Mendoza los valores que rigen desde el sábado son: naftas Súper $ 60,75 e Infinia $ 68,88, Diesel 500 $56,57 e Infinia Diesel $ 63,89.

En San Juan, el aumento rondó el 4%, pasando la nafta súper de costar $60,93 a valer $63,34, en tanto que la versión mejorada subió de $69,99 a $73,24; por su parte las líneas de gasoil actualmente se cotizan a $58,99 (común) y $70,43 (premium).

En San Luis, según lo consignan los medios locales, el alza fue equivalente al promedio nacional de 3,5%. Desde el sábado, en la provincia gobernada por Rodríguez Saa, los valores de los combustibles de la empresa nacional son: súper $ 63,34 e Infinia $ 73,24 (naftas), Diesel 500 $ 58,99 e Infinia Diesel $ 71,15 (gas oil).

De este modo y pese a la diferencia en el porcentual del incremento, nuestra provincia sigue teniendo los precios más económicos de la región en materia de combustibles para la pretrolera estatal.

Se trata de un paso con el que YPF busca profundizar su camino para lograr –en el mediano plazo- un único precio de las naftas en todo el territorio nacional.

Políticas de unificación

El mendocino Sergio Affronti, CEO de YPF, ha fijado un objetivo estratégico en el precio de los combustibles, una meta que pretende alcanzar para diciembre próximo. “Nos hemos fijado un objetivo de precio promedio este segundo semestre y un objetivo de precios a alcanzar a diciembre de este año”. El Ceo destacó también que “nos hemos fijado objetivos para este segundo semestre, que son muy agresivos, muy desafiantes, sobre los cuáles todos tenemos que trabajar para poder alcanzarlos”.

Para el empresario estos objetivos significan “retomar la senda del crecimiento con eficiencia que es el objetivo final que todos tenemos”.

En cuanto a los precios, los aumentos diferenciales buscan reducir las brechas entre regiones, hasta llegar a uniformarlos. La suba que promedió el 3,5% en todo el país, fue de entre 4,5 y 4,8% en el AMBA. En agosto el aumento promedio en el país había sido de 4,5% y en el AMBA las subas habían llegado hasta un 6%. Esto porque, fuera de la región patagónica, es donde históricamente los valores son más económicos.

En el ranking de las provincias con los combustible más caros, Mendoza figura por debajo de de San Juan y San Luis (en ambas provincias un mendocino pagaría $2,59 más por cada litro de la nafta súper); también por debajo de Córdoba ($64,94), Salta ($64,40) y Jujuy ($2,59), entre otras. Recordemos que por costos logísticos, el valor al público del combustible en el Noroeste es en promedio un 4.5% más oneroso que lo que se expende en los surtidores de Buenos Aires.

Al comparar la actualización de precios publicados en el Ministerio de Energía de la Nación -tomando como referencia los valores de YPF- hay sólo siete provincias con una nafta súper más barata que Mendoza, seis de ellas están alcanzadas por el beneficio de la ley patagónica, normativa que también alcanza al departamento mendocino de Malargüe (allí el litro de súper cuesta $ 48,87 y el de diesel $ 53,93). Con el último incremento ajustaron los precios en el orden del 2%, partiendo de un valor de la nafta súper de $ 47,93. También entre las provincias que menos pagan figuran CABA y Buenos Aires.

Salir a la ruta

“El aumento se encuentra en línea con la decisión de recomponer asimetrías históricas a nivel federal, recortando brechas entre la Capital Federal y el interior del país”, afirman desde la compañía YPF. Con el último incremento de precios, de un extremo a otro del corredor bioceánico (Ruta 7) los valores de los combustibles siguen guardando sus diferencias. Por ejemplo, la nafta súper (la de mayor demanda en vehículos livianos) es $ 1,26 más cara en el Gran Mendoza que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Si decidimos viajar por Ruta 7, pagaremos más caro el combustible en Uspallata, a 70 km de la capital provincial; el litro de nafta común tiene un costo de $ 62,18. Se abonará $ 1,43 más que en un surtidor céntrico de Las Heras. En el caso del gas oil, utilizado por el trasporte de carga, la brecha existe en la versión premium que se expende a $ 65,94 (+ $2,05).

Al otro extremo, en el departamento de La Paz, la nafta súper tiene un costo de $ 61,25 (+ $ 0,50), mientras que las demás calidades guardan el mismo valor que se abona en la capital provincial.

Del otro lado de la frontera, en San Luis, se debe abonar $ 62,14 por un litro de súper; en la estación de servicio del kilómetro 852 de la ruta 7 la nafta común vale $2,05 más cara. Al hablar del diesel común, el litro cuesta $ 57,16, es decir $ 0,59 más de lo que cuesta en el departamento de La Paz.