sábado 23 de enero de 2021

Economía

La producción de vehículos cayó en junio 34,5% con la reactivación progresiva de las automotrices

Con un promedio de 21 días hábiles de producción, fábricas contabilizaron 15.657 unidades producidas en el sexto mes del año, 34,5% por debajo del volumen registrado respecto al mismo mes de 2019.

La producción de vehículos en las terminales nacionales en junio las 15.657 unidades, equivalente a un aumento de 226,1% con respecto a mayo y un retroceso interanual de 34,5%, de acuerdo con informe de la Asociación de Fábricas de Automotores ( Adefa).

Con un promedio de 21 días hábiles de producción, las terminales automotrices contabilizaron 15.657 unidades producidas en junio, 34,5% por debajo del volumen registrado respecto de junio de 2019 cuando se produjeron 23.916 unidades. De esta manera, en el acumulado del primer semestre, el sector automotor produjo 86.439 unidades, un volumen que se ubicó 46,4% por debajo de las 161.182 unidades que se fabricaron en el mismo período de 2019.

En el sexto mes del año, las terminales automotrices exportaron 6.875 unidades, 113% más respecto del mes anterior y 60,5% por debajo de las 17.401 unidades que se envían a diversos mercados en junio del año pasado. En el acumulado del semestre, se exportaron 53.223 vehículos, un 50,6% menos respecto de los 107.686 que se enviaron a diversos mercados en el mismo período de 2019.

Por otra parte, en lo que respeta a las ventas mayoristas, en junio se comercializaron a la red 23.773 vehículos, un 18,7% más en su comparación con mayo anterior y un 34,9% por debajo del rendimiento del mismo mes del año pasado cuando se entregan 36.501 unidades a los gastos. Con un total de 123.158 unidades comercializadas entre enero y junio, el sector aumentó una caída interanual del 34,2% en lo que respeta a las ventas totales.

Tras darse a conocer las cifras, Daniel Herrero, quien asumió el ejercicio de la presidencia de Adefa el 1 ° de julio, señaló que desde que se reiniciaron las operaciones “Gradualmente se van recuperando el ritmo de producción como puede ver en las distintas variables del sector en junio. Somos estrictamente demandados en el tiempo para volver a los valores anteriores, y en este marco fue muy positivo el apoyo del Ministerio de Desarrollo Productivo para poder continuar con el proceso industrial en esta nueva etapa del ASPO (aislamiento social preventivo y obligatorio) y trabajar en conjunto en la mejora de los tiempos y procesos que requiere nuestra actividad”.

En cuanto a la agenda sectorial, Herrero destacó la necesidad de avanzar en las propuestas de trabajo de la cadena de valor con distintas áreas de gobierno para promover el proyecto de ley que declara al sector como estratégico y sentar las bases para el futuro de la actividad frente a los desafíos de transformación que tiene por delante “.