jueves 5 de agosto de2021

Sólo suscriptores
Economía

La presión tributaria de Ingresos Brutos es la más baja en ocho años

La presión tributaria de Ingresos Brutos es la más baja en ocho años
Casa de Gobierno de Mendoza

La recaudación de ese impuesto llegó a representar el 5,9% del PBG en 2017. Desde entonces empezó a bajar paulatinamente, hasta llegar al actual 4,8%.

Sólo suscriptores

En 2004 la recaudación de Ingresos Brutos equivalía a un 2% del Producto Bruto Geográfico (PBG de Mendoza). Las subas de impuestos, junto a los vaivenes de la economía, llevaron ese valor a un 3,1% en 2011, al 4,4% en 2012, a 5,5% en 2013 y a 5,9% en 2014, en donde se mantuvo hasta 2017. A partir de 2018 el índice comenzó a descender y desde el Ministerio de Hacienda de la provincia estiman que este año se ubicará en 4,8%, el valor más bajo de los últimos 8 años.

Los datos oficiales muestran que entre 2017 y 2020 se redujo un 28% la recaudación por todos los tributos de origen provincial. Es que, quitando el efecto de la inflación, se observa en 2017 se percibieron $ 99.510 millones, mientras que en 2020 el monto llegó a $ 71.195 millones. Si bien esto se debe en parte a la caída de la actividad económica, producto de la recesión de 2018 y 2019, y a la profundización de la crisis por la pandemia en 2020, desde el Gobierno resaltaron la importancia de los programa de reducción de impuestos.

El ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, planteó que para que crezca la economía resulta fundamental reducir la presión impositiva. “Decidimos contribuir al crecimiento con las pocas herramientas que tiene disponible la Provincia, como lo es la reducción de las alícuotas de Ingresos Brutos”, señaló. Se debe recordar que gran parte del componente impositivo es nacional y el Estado provincial no puede incidir en la política monetaria, la cotización del dólar ni la inflación.

Baja de impuestos

La reducción paulatina de la presión tributaria comenzó en 2017, cuando se implementó el Programa Plurianual de Reducción de Alícuotas de Ingresos Brutos. El plan alcanzó al 30% de las actividades y apuntó a volver al nivel de 2010, en cinco años. Sin embargo, a fines de ese año las provincias y el Estado Nacional firmaron el Consenso Fiscal, que fijo como objetivo principal acelerar el proceso de rebaja de alícuotas. El acuerdo comenzó a regir en marzo de 2018.

Por la pandemia, el Gobierno nacional suspendió la aplicación de este consenso en 2020 y 2021. De hecho, varias provincias aumentaron las alícuotas de algunas actividades. En el caso de Mendoza, Nieri recordó que se optó por no avanzar en el cronograma de reducción, pero tampoco volver atrás con las bajas ya aplicadas. Incluso este año se redujo en un 50% la presión impositiva a los sectores directamente afectados por el Covid-19. En hotelería, la alícuota de Ingresos Brutos pasó del 2,75% fijado en 2017 al 1,25% de 2021 y en restaurantes y transporte bajó del 4% al 2%.

El ministro de Hacienda detalló que, como la reducción de Ingresos Brutos sólo se puede sostener si hay expansión de la economía –lo que permite que se compense la disminución de las alícuotas con mayor recaudación-, se apuntó a bajar los porcentajes en los primeros eslabones. De esta manera, se reduce el efecto cascada que lleva a que, al tributar en toda la cadena, al final la carga pueda ser de hasta dos dígitos.

En esta línea, la alícuota general para las actividades agropecuarias y ganaderas es actualmente de 0,75%, cuando hasta 2017 había sido de 2%. Para las actividades industriales, es de 1,5%, cuando hace cuatro años alcanzaba el 3%, mientras que la construcción pasó del 3% al 2,5% en el mismo período. Así, en comparación con las alícuotas que pagó el contribuyente en 2015, durante el 2020 hubo una reducción promedio de 36% para las actividades primarias y de 50% para las intermedias.

Por otra parte, esto se complementó con los dos bonos fiscales y los programas Mendoza Activa 1 y 2, que ofrecieron créditos fiscales por montos equivalentes al 40% de la inversión realizada por diversos sectores de la economía. Nieri añadió que todo esto debe acompañarse con una reducción del gasto público y aseguró que para 2022 se mantendrá la postura de no aumentar las alícuotas y descomprimir la presión impositiva en aquellas actividades en las que sea posible.

La mirada empresaria

El titular del Consejo Empresario Mendocino (CEM), Federico Pagano, reconoció el esfuerzo que ha realizado el gobierno provincial, tanto esta gestión como la anterior, para reducir los impuestos, aunque resaltó que la presión tributaria sigue duplicando los valores de 2005. Y añadió que, desde el Consejo Económico Ambiental y la Mesa de la Producción y el Empleo, presentaron un proyecto en el que proponen que reduzcan los impuestos a las empresas que contraten personas en blanco.

“De esta manera se incentiva la generación de nuevos puestos de trabajo, algo que es muy importante para la provincia, a la vez que se favorece que esos empleos sean en blanco y que se declare la facturación, con lo que se incrementa la recaudación. La medida no tendría un costo impositivo para el Estado”, subrayó Pagano.

En una línea similar, la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán (CIAT) lanzó la campaña “Menos impuestos, más Pymes”. Desde la entidad plantean que, cada vez que se aumentó la presión fiscal, algunas pequeñas y medianas empresas cerraron o pasaron a la informalidad. En cambio, cuando los impuestos bajan, pueden invertir en tecnificarse, producir más, contratar más personal y generar mayor valor agregado.

“Las bajas de impuestos se compensa con una ampliación de la base contributiva: hay más pymes contribuyendo, pero pagan menos”, indicaron. Entre otras propuestas, mencionan la posibilidad de un alivio fiscal municipal, provincial y nacional para emprendimientos en formación, durante los primeros tres años, y reducciones a quienes incorporen nuevo personal.

Por su parte, el contador Mario Comellas señaló que la reducción de las alícuotas de Ingresos Brutos para determinadas actividades es positiva, pero que otro tema son los sistemas de retención tributaria, como el Sircreb, las tarjetas de crédito y las retenciones a las importaciones. Desde su punto de vista, se debería avanzar también en una reducción de los porcentajes de esos impuestos, para evitar asimetrías.

Hoy podés ser parte de Los Andes y acceder a todos los beneficios

Convertite hoy en suscriptor de Los Andes y accedé a todas las noticias en forma ilimitada, contenido exclusivo, newsletter y podés comentar las notas. También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en más de 500 marcas.

Quiero ver las promociones vigentes