jueves 13 de agosto de 2020

Economía

La oferta monetaria creció 4% en junio, pero el BCRA redobló esfuerzos para contener la expansión

Así lo reveló la autoridad monetaria en su informe monetario mensual. Allí informó, además, que el circulante en poder del público también se desaceleró, al aumentar 5,2%.

La oferta monetaria volvió a moderar su ritmo de expansión en junio. Según informó este martes el Banco Central (BCRA), el agregado amplio M3 privado, que incluye los medios de pago y los depósitos a plazo, creció 6,1% nominal en promedio en el mes, lo que equivale a un aumento de 4% en términos reales.

A través de su Informe Monetario Mensual, la autoridad monetaria celebró esta la desaceleración de la oferta monetaria, luego de que en abril alcanzara la variación mensual más alta desde la salida de la convertibilidad. Cabe recordar que en dicho mes, el BCRA había informado un aumento promedio mensual de 10,9% en términos nominales y 7,8% en términos reales, mientras que en mayo la oferta monetaria había crecido 7,9% nominal en promedio y 5,2% en términos reales.

Dentro del informe, la entidad presidida por Miguel Ángel Pesce resaltó entre los componentes el comportamiento exhibido en el mes por los depósitos a plazo, que “luego de varios meses de presentar variaciones acotadas, explicaron la mayor parte del aumento del mes”.

“Las medidas adoptadas por el BCRA para incentivar el ahorro en pesos, estableciendo tasas mínimas de interés, se plasmaron en un sostenido crecimiento de los depósitos a plazo, que resultó más marcado desde mediados de mayo, cuando la retribución mínima comenzó a regir también para las personas jurídicas”, celebró la entidad a través de dicho trabajo. Pese a ello, la autoridad monetaria reconoció una “tendencia descendente” entre los depósitos en UVA.

“De este modo, los depósitos a plazo completaron un aumento nominal promedio mensual de 11,9%, (9,7% en términos reales), uno de los más elevados de los últimos años”, expresó el trabajo.

Otro de los puntos salientes del informe monetario mensual correspondiente al sexto mes del año es que se observó una desaceleración del circulante en poder del público.

“El circulante en poder del público presentó una tendencia creciente a lo largo de todo el mes, reflejando la persistente demanda precautoria de dinero en el contexto de incertidumbre que genera la pandemia. No obstante, creció a un ritmo menor que en abril y mayo, al registrar un incremento promedio mensual de 5,2% en términos nominales y sin estacionalidad”, indicó el BCRA. Y agregó que el incremento corresponde a un “3,1% ajustado por la inflación esperada”. Durante el mes de mayo, en cambio, el circulante en poder del público había completado un aumento promedio mensual de 10,3% en términos nominales, equivalente a 7,5% real.

La autoridad monetaria indicó, además, que durante el mes de junio la Base Monetaria exhibió una contracción promedio mensual de 1,5%, de $ 32.140 millones. “El aumento en el stock de Pases y Leliq, junto con algunas operaciones del sector público, contrarrestaron el efecto monetario expansivo asociado, fundamentalmente, a los Adelantos Transitorios y la Transferencia de Utilidades al Tesoro Nacional”, precisó el Central.

Tomás Carrió