jueves 21 de enero de 2021

La Nación intervino en el conflicto de la ruta 7, pero no hubo acuerdo. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Economía

La Nación intervino en el conflicto de la ruta 7, pero no hubo acuerdo

Los productores rechazaron la primera propuesta del Gobierno de San Luis y continuarán realizando los cortes intermitentes.

La Nación intervino en el conflicto de la ruta 7, pero no hubo acuerdo. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Este viernes se cumplieron cuatro días desde que iniciaron las protestas de los productores autoconvocados sobre la ruta 7, en el límite con San Luis. La jornada comenzó con conversaciones entre funcionarios mendocinos y el Ministerio del Interior de la Nación, “Wado” De Pedro en busca de un acuerdo, pero no se logró destrabar el conflicto. Por lo pronto, el funcionario nacional se comprometió a armar una mesa de negociación entre el sector primario y el gobierno de Rodríguez Saá.

Los reclamos estallaron esta semana, pero según indicaron representantes del sector ganadero, iniciaron hace seis meses, con el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que impidió que quienes tienen campos en la vecina provincia de San Luis puedan viajar hasta ellos, con la frecuencia que requiere su actividad. En este marco, el pedido hacia las autoridades puntanas es que “se evite la burocracia y que los productores puedan llegar a sus campos llenando una declaración jurada y presentando un análisis de PCR”.

Hasta la tarde del jueves, unos 600 camiones se encontraban varados en la Ruta Nacional 7 del lado de Mendoza. Ese mismo día en la noche la Justicia Federal intervino para liberar las rutas y se permitió el tránsito de unos cincuenta camiones en un inicio. Luego comenzaron a pasar solo cinco camiones por hora y en la tarde del viernes se podía ver un fila de por al menos 8 km hasta el Arco Desaguadero.

Foto: Ignacio Blanco | Los Andes

Qué se reclama

El empresario ganadero y representante de la Cámara de Comercio de Alvear, Andrés Vavrik, señaló que lo que buscan es poder pasar a San Luis llenando un formulario y presentando el PCR -si es que lo llevan hecho- o hacerlo en el lugar.

En cuanto a la intervención del Gobierno Nacional, explicó que los funcionarios están juntando a las partes para encontrar una vía de salida. Sin embargo, recordó que, además de los productores mendocinos, el conflicto se extiende a Córdoba y La Pampa. “Son muchas provincias, mucha gente con la cual consensuar. Mientras no haya una solución, la protesta seguirá”, avisó.

Foto: Ignacio Blanco | Los Andes

Mayores costos y burocracia

Por ahora, los productores que pretenden ingresar a San Luis para ir hasta sus campos, deben completar una declaración jurada vía web y contar con un análisis de PCR. Después quedan a disposición de un funcionario de la vecina provincia que les habilita o no el paso.

Ante las quejas, el ministro de Producción de San Luis, Juan Lavandeira, anunció que se instalarán laboratorios para el análisis de PCR que estarán disponibles, a partir del lunes, para cualquier persona que desee agilizar su ingreso a la provincia vecina. No obstante, el funcionario señaló que no hubo acuerdo con los productores autoconvocados que mantienen cortadas las rutas, porque estos exigen que el análisis sea gratuito.

Para Vavrick, lo correcto sería que el costo no esté a cargo del productor. “A otras provincias se ingresa con test rápido y a Mendoza con nada. Si San Luis quiere darse ese lujo, debería afrontarlo su gobierno”, apuntó. Aun sí, insistió en que el mayor problema no es el costo del PCR, sino “la burocracia y la discrecionalidad”.

El pedido de los productores cuenta con el apoyo de la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam). La entidad adhirió a la protesta porque dos razones. Por un lado, sus directivos entienden que no se debería impedir la libre circulación de los productores y por otro, los camioneros tienen que sus propios problemas para pasar por San Luis.

“Estamos acompañando a los productores, porque hace más de seis meses que no pueden entrar a sus campos, con las consecuencias que eso implica. Para nosotros también es un inconveniente, porque se han extremado las medidas sanitarias al punto en que cuesta trabajar”, explicó Daniel Gallart, titular de Aprocam.

Para los camioneros, evitar el paso por San Luis implica 400 km extra (viajar hasta General Alvear, para luego ir por La Pampa, y de allí llegar a Junín, provincia de Buenos Aires). Y acceder a las condiciones impuestas por la provincia vecina implica no poder estar más de 48 horas, no poder moverse dentro de la provincia, acceder a un seguimiento satelital, y abonar un PCR que cuesta alrededor de $7.000, según contó Gallart.

Desde el ministerio de Economía de Mendoza, a través de la Dirección de Ganadería, se habilitó un registro de productores agropecuarios mendocinos, propietarios de campos tanto en San Luis como en otras provincias, a fin de iniciar las gestiones para poder mediar con otras autoridades provinciales.