sábado 19 de junio de2021

La inflación de Mendoza fue de 4,8%, la más alta del año
Los precios no frenan y siguen subiendo por encima de los salarios.
Economía

La inflación de Mendoza fue de 4,8%, la más alta del año

El IPC acumulado del 2020 ya supera del 17%. Los alimentos y bebidas explican casi la mitad de los aumentos del mes pasado.

La inflación de Mendoza fue de 4,8%, la más alta del año
Los precios no frenan y siguen subiendo por encima de los salarios.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Mendoza avanzó 4,8% en abril, según la medición de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas. Se trata del valor más alto registrado en lo que va de 2020 (la inflación había sido de 3,1% en enero, de 4,6% en febrero y de 3,8 en marzo).

De esta manera, la provincia acumula una inflación del 17,3% en lo que va del año, quedando apenas 0,3 puntos porcentuales por debajo del IPC nacional.

// La inflación del país registró una suba de 4,1% en abril y en lo que va del año acumula 17,6%

El aumento por rubros

Son varios los ítems que se destacaron el mes pasado por sus incrementos. El que mayor variación presentó fue el de indumentaria (9,7%) impulsado por las subas de cambio de temporada. El segundo rubro de mayor aumento fue educación (6,4%) pese a que la suba por estacionalidad ya se había dado en marzo. En tercer lugar aparecen los alimentos y bebidas, con una variación del 5,3%, Fue ese rubro el que mayor incidencia tuvo sobre el IPC general (explica 2,1 puntos porcentuales del 4,8 total).

Por debajo de los ítems mencionados aparecen transporte y comunicaciones (5,1% de aumento), atención médica (4%), “otros bienes y servicios” (2,6%), vivienda y servicio básicos (1,5%), esparcimiento (1,1%) y equipamiento y mantenimiento del hogar (1%).

Si se analizan los resultado según el aumento acumulado del año, se observa que el rubro que más se ha encarecido en lo que va del año es el de educación (28,3%), seguido por indumentaria (20,8%) y alimentos y bebidas (19.4%).

En líneas generales, los economistas advierten que en los primeros meses del año la suba de los combustibles ha tenido fuerte incidencia sobre el incremento del IPC, aunque el fondo del problema es el incremento constante de la emisión monetaria.