martes 4 de agosto de 2020

Dos rubros registraron bajas de precios en junio, pero no compensaron las subas en el rubro alimenticio.
Economía

La inflación de Mendoza confirmó el rebote y se aceleró a 2,6% en junio

Los alimentos y las subas estacionales de indumentaria, fueron claves en la medición de precios realizada por el Gobierno.

Dos rubros registraron bajas de precios en junio, pero no compensaron las subas en el rubro alimenticio.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Mendoza fue de 2,6% en junio, según la medición de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE). De esta forma, se confirmó el rebote observado el mes pasado. Cabe recordar que en abril, condicionada por la casi nula actividad económica a raíz del aislamiento social, la inflación fue de 0,5% en la provincia. En mayo el índice ascendió a 1.3% y ahora, al 2,6%.

Si se analizan los resultados por rubros se destaca el incremento registrado en indumentaria (6,8%), que tuvo subas generalizadas de precios por el inicio de la temporada invernal. También fue llamativo el aumento de los alimentos y bebidas (3,8%), el ítem que mayor incidencia tiene dentro del IPC. Por su parte, los valores relevados por la DEIE dentro de la categoría “otros”, se encarecieron 4,4%.

En el otro extremo aparecen los rubros de “transporte y comunicaciones” y el de “educación”, que tuvieron bajas de 0,5% y 0,3% respectivamente. Sin embargo, se trata de reducciones de precio mínimas, que no alcanzan a compensar las subas de los demás ítems.

Un dato positivo es que el semestre cerró con una inflación del 13,1% en Mendoza, 8,7 puntos porcentuales menos que el mismo período del año pasado. Claro está, que los resultados están influenciados por la pandemia, los controles de precios y la baja actividad. De hecho, los economistas advierten que el ritmo de emisión monetaria ha crecido mucho en los últimos meses y si no se adoptan las políticas adecuadas en la salida de la pandemia, los precios podrían dispararse.