La historia de la pareja de argentinos que creó un negocio que brilla en Singapur

Carolina Colagreco y Rafael Lima, la pareja detrás de "Carne", la cadena de hamburgueserías que acerca a Mendoza y al mundo, la receta del prestigioso chef de fama internacional, Mauro Colagreco.
Carolina Colagreco y Rafael Lima, la pareja detrás de "Carne", la cadena de hamburgueserías que acerca a Mendoza y al mundo, la receta del prestigioso chef de fama internacional, Mauro Colagreco.

Sus hamburguesas se encuentran en Buenos Aires, y desde fines del año pasado también en Mendoza, pero el éxito local se amplió al mundo. ¿Qué tienen de especiales, y cuánto invirtieron en Mendoza?

Carolina Colagreco es por sobre todo una emprendedora, con nombre propio en la industria de indumentaria, pero también en la gastronomía, donde junto a su marido, Rafael Lima, y a su hermano el chef argentino de fama internacional, Mauro Colagreco, comenzaron a trabajar en distintos proyectos que la llevaron a estar hoy detrás de la marca Carne, que recientemente desembarcó en Mendoza.

Carne es una cadena de hamburguesas premium con varias sucursales en Buenos Aires, y desde hace algunos meses, en la provincia, pero también en Singapur. El local mendocino está ubicado en la Quinta Sección, entre Paso de Los Andes y Agustín Álvarez, y aunque comenzó a hacerse conocido en la zona desde diciembre, cuando abrió sus puertas, funcionaba bajo la modalidad delivery y take away, y ahora apuestan por la presencialidad, con la posibilidad de sumarle otras experiencias a la gastronómica.

Es que además de las hamburguesas, con una receta que incluye carne pastoril, verduras orgánicas, pan brioche (fabricado por un panadero local, Sebastián Flores de Bröd), y huevos de campo, entre otros ingredientes, y que además tienen un tamaño considerable para dejar contento al consumidor, en el local se puede disfrutar de cerveza artesanal especialmente fabricada para la marca por mendocinos, y de vinos especiales, de pequeñas bodegas, que se van renovando con el tiempo, para que cada experiencia sea única.

Además de presentar la marca, Carolina y su esposo Rafael (presidente de la empresa), nos contaron por qué apostaron por Mendoza, la sociedad que encontraron en quienes serán los principales referentes de la marca en el local de la Quinta Sección, y la inversión que se hizo, que en principio ronda los u$s150 mil, pero que el impacto va mucho más allá de eso.

- ¿Por qué invertir en Mendoza?

-Carolina: El motivo fue que siempre que pensamos en salir de la provincia de Buenos Aires pensamos en Mendoza, por muchos motivos; porque nos encanta, tiene una infinidad de productos para trabajar, porque nosotros impactamos localmente, y Mendoza te da muchas oportunidades.

Acá, tenemos grandes amigos, como familia Zuccardi y la gente de Catena (Zapata); en invierno no usamos tomates frescos, porque en Buenos Aires no hay, entonces usamos conservas de Manos del Pueblo, una asociación de campesinos sin tierra de acá; nuestros pepinos son de Alcaraz Gourmet; el aceite de oliva que usamos es Zuelo. Tenemos muchos vínculos con Mendoza, desde siempre.

Nos sentimos entre amigos, y en términos de cómo ofrece productos, Mendoza es maravillosa, tiene la papa, la miel, las frutas de carozo, el tomate y en breve vamos a incorporar la carne de chivo (de la asociación de mujeres malargüinas “Kume Matru”, que significa buen chivo). Ese fue el principal motor que nos hizo elegir Mendoza.

- ¿Por qué expandirse e invertir en plena pandemia?

-Rafael: Siempre nos preparamos para una expansión, y lo que nos dio la pandemia fue un poco más de tiempo para organizarnos y hacer una expansión prolija. Sabíamos que esto en algún momento iba a tener un final, o que, con el tiempo, esto va a tender a normalizarse.

Además, estamos convencidos de que lo que se impone es un cambio de paradigma, hoy las cinco grandes alimenticias del mundo dictan las leyes de la alimentación, y lo nuestro es apostar a otra forma de hacer las cosas.

-Carolina: estamos un poco locos, pero el emprendedor avanza, y si no lo hace se muere. Lo peor que le puede pasar a un emprendedor es que le impidan avanzar, pero lo positivo es que nos expandimos ya adaptados al contexto, diferente a lo que le pasó a gran parte del rubro gastronómico el 20 de marzo de 2020, cuando tuvimos que cerrar las puertas al público.

Nosotros teníamos la ventaja de tener el ejercicio del delivery, pero no todos estaban listos. El delivery era el 5% de las ventas, y en pandemia pasó a ser el 100%, con costos altos como las comisiones que cobran las apps.

Carolina define a "Carne" como una empresa familiar y asegura que, en Mendoza, se encontraron entre amigos, y con mucho capital para trabajar.
Carolina define a "Carne" como una empresa familiar y asegura que, en Mendoza, se encontraron entre amigos, y con mucho capital para trabajar.

- ¿Cuál es el modelo de negocio de Carne? ¿Por qué optaron por franquicias?

-Carolina: nuestro modelo fue una elección y una oportunidad también, porque muchas veces lo que tiene utilizar el modelo de franquicia es que uno se alía con la energía del otro, su fuerza de trabajo, su fuerza de inversión. Es un aliado que ayuda a desarrollar la marca más rápido.

La elección de hacer un mix entre franquicias y locales propios responde a una cuestión de energía.

-Rafael: el sistema de franquicias es el convencional de cualquier cadena, lo elegimos por las oportunidades y también por las lejanías, por ejemplo, al local de Singapur sería imposible tenerlo propio, y por eso, le dimos la master franquicia a un grupo de allá (modalidad de negocio por la que el franquiciador otorga al franquiciado el derecho a explotar una franquicia en un territorio amplio, generalmente todo un país o una extensa región). El franquiciado es conocedor del mercado local, lo que aporta el franquiciado, además, o un socio local (evalúan un joint venture), es conocimiento.

-Venden hamburguesas, pero premium, ¿contra quién compiten, o cuál es su segmento, el de las cadenas de hamburguesas, o el de los restaurantes?

-Carolina: Somos una hamburguesería y la verdad es que lo más disruptivo que tenemos es que no nos focalizamos en la complejidad de la receta, sino que Carne es una empresa familiar que nace de un grupo de personas convencida de que tenemos que operar cambios en la forma en la que consumimos en general, y como producimos nuestros alimentos.

Sin ninguna duda somos una hamburguesería, pero una que utiliza la hamburguesa como una excusa para una reflexión. Nuestro foco está puesto ahí, somos gente que ama a sus hijos y que piensa qué les deja, o cuánto uno puede hacer para aportar a las situaciones que hoy aquejan a la sociedad: escasez de agua, desertificación del suelo, y hasta pandemias que están relacionadas con la cría intensiva de animales. Creemos que el mundo se transforma a partir de ideas, que después alguien tiene la valentía de darles formas.

Cada vez que uno come decide el mundo en el que quiere vivir, esa es nuestra concepción, entonces Carne es un producto de excelentísima calidad, pero hecho con responsabilidad social.

Carolina Colagreco: estudio Diseño de Indumentaria textil en la UBA, y luego se convirtió en escribana, profesión en la que se inició de la mano de su madre Rosa y en la que lleva casi 20 años. En 2010 fundó, junto a su inseparable esposo, una empresa que explota franquicias de indumentaria, y luego llegó el proyecto “Carne”, también junto a Rafael Lima.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA