La falta de vidrio frena a la construcción y la agroindustria

Se licitaron 6.480.000 botellas para que las pymes pudiesen fraccionar sus vinos. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Se licitaron 6.480.000 botellas para que las pymes pudiesen fraccionar sus vinos. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

La falta de insumos afecta principalmente a las pymes. Algunas empresas han tenido que cambiar sus envases o parar su producción.

La realidad se comprende mejor de acuerdo al cristal con el que se la mire, así dicen. En la actualidad, en nuestro mercado, muchas decisiones para sopear el faltante de insumos pasan casi imperceptibles para el ojo del consumidor. Aceites, cervezas, dulces, tomates y vino están alcanzados por la misma problemática: el vidrio. La producción de algunas líneas de alimentos han quedado a la espera por falta de envases o mudaron su presentación habitual. Para los empresarios de conservas esta merma alcanzaría un 10%.

“Seguimos con serios problemas de abastecimiento de envases. A la fecha no se consigue cierto modelo para una de nuestras líneas de mermeladas, no hay de esos frascos en el mercado y tampoco se vislumbra la orden de producción. Eso nos trajo apaleada la problemática de tener que cambiar a otro modelo de envase, a tapa también”, comentó Igor Baratoff de la empresa de alimentos orgánicos Nuestras Manos. Las pymes locales a la salida de la pandemia se ven forzadas a un replanteo inesperado.

“Este faltante lo sentimos también en los frascos que usamos para conserva, las botellas para salsa de tomate de litro y de medio litro tampoco se consiguen. Es un problema importante, el tiempo pasa y no hay respuesta porque los grandes elaboradores de envases no garantizan la entrega de la mercadería y en algunos modelos no hay un calendario de producción”, agregó Baratoff. Este coletazo, según explica el empresario, golpea con mayor fuerza a los más chicos, a quienes tiene menos espalda para esperar y cumplir las entregas que han comprometido.

“El problema es que creció a nivel mundial el consumo de alimentos en conserva en envases de vidrio”, explicó Francisco Alcaraz. El gerente de la firma Alcaraz Gourmet contó que se están exportando envases y que el medio local tiene que adaptarse a lo que ofrecen las empresas. “Hemos tenido que comenzar a construir un galpón para estoquearnos de francos vacíos. En cuanto a las tapas, además del desabastecimiento también se suma la baja en la calidad”, agregó el directivo de la pyme que cuenta con una línea de 140 productos.

La merma de insumos obligó a los empresarios a tomar recaudos y a consolidar con mucha antelación el material necesario para seguir trabajando, para financiarse. En el rubro de los alimentos sustentables, la pandemia apalancó su consumo y desnudó también la falta de materia prima en algunos casos. “El volumen de las cosechas no estaba preparado para esta demanda, el campo no producía lo suficiente”, confió un empresario off de record, quien admitió que debió frenar su producción por falta de insumos.

Leandro Roldán, gerente de la Cámara de la Fruta Industrializada de Mendoza (Cafim), confió que el problema que han tenido algunas industrias conserveras fue con el abastecimiento de envases de vidrio, sobre todo industrias que procesan tomate triturado. “No tenemos datos duros del faltante, pero fue cerca del 10% de la producción”, puntualizó. Como alternativa, hay quienes adquirieron envases –con tapa rosca- diseñados originalmente para jugos y debieron adaptar su maquinaria para salir del paso.

El sector olivícola tampoco logró escapar a este problema. El productor y ex presidente de la cámara local, Juan Carlos García Zuluaga, detalló que hubo una producción de aceitunas más baja y que hubo problemas con los envases nacionales e importados,. “El problema en general fue con los envases, porque hubo una disminución notoria”, indicó. Recordemos que el sector se había mostrado preocupado y a nivel nacional presentaron una nota dirigida al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas para que se le dé una solución a este tema.

Problemas para la vitivinicultura

El Ministerio de Economía, por medio de Mendoza Fiduciaria, instrumentó el mecanismo para la compra de 6.480.000 botellas para que las pymes pudiesen fraccionar. “Todas las bodegas tienen problemas con los envases, es un insumo muy importante; se nos hace difícil mantener la demanda por esta causa. Hemos tenido un apoyo del Gobierno pero es poco comparado al volumen que manejamos”, detalló Fernando Scandura de la firma Esandalosos Wine. Comentó también que están reservando botellas con mucha anticipación para que no les falten.

Las acciones canalizadas por la Asistencia a la Actividad Agroindustrial fueron un paliativo para aumentar los despachos a los mercados, y empezar a encontrar un equilibrio de los stocks. El director ejecutivo del Banco de Vinos, Alfredo Aciar señaló que hay una escasez de botellas que está afectando al consumo interno.

Para las cervecerías artesanales, la falta de botellas fue un nuevo obstáculo a sortear. Con el inicio de la pandemia, las 600 familias que conforman este sector, debieron recomponerse en una forma apresurada porque habían cerrado 100 patios cerveceros en la provincia. “Estamos repartiendo puerta a puerta, el Growler (botellón) para recargar se está haciendo, pero de vender mil litros semanales quizás con suerte estamos vendiendo entre cien”, había contado entonces Martín Pelegrina dueño de la dueño de la marca Volker. “Me ha costado conseguir botellas de vidrio”, remarcó el empresario gastronómico.

Escasez de materiales para construir

Desde octubre del año pasado hay demora en la entrega de materiales. “Tenemos dificultades para el abastecimiento de vidrios y accesorios para carpintería”, comentó José Méndez, gerente de producción en Líneal SA. Los negocios dedicados a la fabricación de aberturas de aluminio reconocieron que la situación es compleja y que es bastante difícil encontrar materia prima y algunos accesorios que llevan puertas y ventanas.

Mientras tanto, en el plano nacional, el Ministerio de Desarrollo Productivo fijó un arancel antidumping a las importaciones de “placas de vidrio, para mosaicos o decoraciones similares”, originarias de Turquía y Tailandia. Fijando un derecho de U$S 12,65 por metro cuadrado para Turquía y de U$S 14,76 por metro cuadrado para Tailandia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA