La discusión por las retenciones sigue viva en el Gobierno, pero Fernández y sus ministros rechazan tocar alícuotas

El ministro de Economía Martín Guzmán y el presidente Alberto Fernández. Foto: Clarín
El ministro de Economía Martín Guzmán y el presidente Alberto Fernández. Foto: Clarín

Feletti cree que hay que subir las alícuotas al trigo, al maíz y al girasol; aún más después de la decisión de India. Guzmán y Domínguez aseguran que eso no ocurrirá. El campo, en guardia.

La inflación ha dado un salto fuerte en los últimos meses, impulsada, en parte, por el shock externo de los precios de los commodities y en el Gobierno evalúan numerosas estrategias para propiciar un enfriamiento que dé una respuesta a los consumidores pero, a la vez, sin romper la dinámica de recuperación económica.

En ese contexto, el debate interno por las retenciones sigue vivo, pero por ahora la decisión oficial es no intentar avances en materia de modificación de alícuotas que puedan generar un conflicto con el sector que más divisas genuinas le aporta al país.

El presidente Alberto Fernández apoya la sugerencia que le hicieron tres ministros: Julián Domínguez, de Agricultura; Martín Guzmán, de Economía; y Matías Kulfas, de Desarrollo Productivo.

Los tres funcionarios entienden que no hay que tocar los derechos de exportación para el trigo, el maíz y el girasol, entre otros productores agrícolas, para que el sector tenga previsibilidad y siga invirtiendo para ampliar la producción.

“El centro de nuestro trabajo es defender al productor”, afirmó Domínguez, quien en una reunión con agricultores santafesino volvió a dejar en claro que antes de romper su palabra, deja el cargo para el que fue convocado por Fernández el año pasado.

El acuerdo con el FMI exige al Gobierno mejorar el frente fiscal, pero no hay compromiso alguno acerca de tocar las retenciones. Desde el punto de vista de recaudación, la Casa Rosada tampoco tiene hoy una presión externa para avanzar en el tema.

Como la discusión nunca fue dejada de lado puertas adentro del tripartito Frente de Todos, los funcionarios ratifican una y otra vez que no habrá cambios. El propio Domínguez lo repitió en el reciente congreso “A todo trigo 2022″, en Mar del Plata.

No vamos a tocar las retenciones, acá no hay impedimentos para exportar y vamos a exportar todo lo que podamos”, dijo el funcionario, pero aclaró: “Como todo país soberano primero abastecemos el mercado interno y luego exportaremos todo los que podamos”.

Guzmán está convencido que tocar las retenciones podría reducir la producción y eso tendría un doble impacto: en actividad y en ingreso de divisas. Cree que la inflación empezó a enfriarse y que no será necesario ir a un conflicto con el campo por más derechos de exportación.

Para el ministro de Economía, el esquema de políticas de adecuación de retenciones que hizo el Gobierno generó mayor competitividad. El 94% de las posiciones tienen hoy una alícuota menor que en diciembre de 2019 cuando asumió Fernández.

Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior, tiene la convicción de que las retenciones son una herramienta eficaz para administrar el impacto interno de los valores internacionales de los commodities. Y no cambia de idea a pesar de la decisión política del Gobierno.

Si bien trascendió que hay una idea para subir las retenciones al girasol del 7 al 15%; del maíz, del 12 al 20%; y del 12 al 25% las del trigo. Estos son números con los que Feletti trabajó meses atrás. Pero no existe una propuesta concreta y adaptada al escenario actual. Y, al menos por ahora, tampoco la habrá, confirmaron desde el despacho del secretario de Comercio.

El campo, por las dudas, se pone en guardia. El presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, consideró que el hecho de que Feletti “insista con el despropósito de aumentar retenciones no hace más que confirmar que no entiende cómo funciona la economía. Los productores ya no toleramos ideas confiscatorias y medidas fiscalistas. ¿Hasta cuándo tanta impericia y necedad?”.

El factor externo: Ucrania e India

El funcionario ha expresado públicamente a fines de marzo su posición política y económica sobre las retenciones. Pero hoy asegura que ya no lo hará porque no tiene intención de elevar la tensión interna en la discusión con los ministros.

Para Feletti, hoy es incluso más necesario subir retenciones al maíz, trigo y girasol que hace dos meses. India anunció el sábado la prohibición con efecto inmediato de las exportaciones de trigo, para intentar frenar la escalada de precios que se ha dado entorno a la materia prima por una ola de calor que menguó la producción.

Tanto el secretario de Comercio como sus colaboradores entienden que la decisión de India generará una presión adicional sobre los precios a lo que ya provocó la invasión militar de Ucrania a Rusia.

A pesar de los cruces de declaraciones que hubo, en todos los despachos oficiales coinciden que la relación de Feletti con Guzmán, Kulfas y Domínguez es buena, pero aclaran que discuten todo lo que consideran necesario sobre la política económica.

En ese escenario, Feletti ha decidido encolumnarse detrás de la decisión política y gestionar desde allí. Aunque, asegura el funcionario, defenderá su posición sobre las retenciones y su efecto para los precios internos en cada reunión a la que lo convoquen.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA