La coparticipación acumuló 13 meses de crecimiento real, pero va desacelerando

Imagen ilustrativa (LaVoz/Archivo).
Imagen ilustrativa (LaVoz/Archivo).

El reparto está por encima de la inflación y en agosto creció 5,3% para Mendoza. Los recursos propios de las provincias también se recuperan. A medida que la situación sanitaria se “normaliza” y se compara contra meses sin cuarentena, los guarismos se reducen.

Con un 4,1%, la coparticipación de los ingresos públicos de recaudación nacional a las provincias acumuló en agosto trece meses consecutivos de crecimiento anual real, aunque dese mayo viene mostrando una marcada desaceleración, según datos oficiales.

Los datos del ministerio de Economía nacional muestran que la evolución real de transferencias de coparticipación creció 6,3% para Córdoba; 5,3% para Mendoza; 9,4% para Río Negro; 7,5% para Buenos Aires, entre otros distritos.

Si se considera la situación por provincia, es posible distinguir que la pérdida en términos reales de las transferencias por coparticipación tiene en sus extremos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con una caída de 54,7% interanual y a Santa Cruz, con una mejor del 10%.

Los ingresos de la Capital registran caídas fuertes porque en septiembre de 2020 el presidente Alberto Fernández anunció el recorte de las transferencias vinculadas al costo de la policía, que su antecesor Mauricio Macri le había entregado a Horario Rodríguez Larreta por decreto.

La recaudación había sufrido el año pasado un desplome general con pérdidas reales entre marzo y julio que variaron entre el 11,4% y el 25,8% en mayo. Agosto y septiembre fueron un punto de inflexión.

Octubre mejoró más la recaudación mostrando un crecimiento en términos reales de 13,8% interanual que deriva de una mejor evolución de la recaudación del Impuesto a las Ganancias, una menor caída de IVA y por el impacto positivo de la recaudación en Bienes Personales.

Noviembre siguió el mismo camino y el mejor desempeño del 2020 lo tuvo diciembre, que cerró el año con 18,1%. En 2021, enero presentó un aumento del 2,8% y febrero mostró un incremento real de 4,9% influenciado por el desempeño de Ganancias, un moderado crecimiento de IVA y el incremento en el Impuesto a los Bienes Personales.

En marzo se observó un aumento del 21%. Esto se explicó el efecto del Covid-19 en la comparación interanual, ya que marzo y abril de 2020 constituyeron los meses de mayor impacto de la pandemia. En abril el alza fue del 36,8%.

Desde ese momento se observa una variación mensual positiva en términos reales con una tendencia lenta a la baja. En mayo de 2021 el crecimiento alcanzó 7,1%; en junio 6%; en julio, 4,6% y en agosto, 4,1%.

Según un análisis del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), esto se debe a la mejora de la actividad económica en agosto tanto en relación al mismo mes de 2020 como al mismo de 2019.

El CEPA tomó en cuenta que el 86% de las transferencias por coparticipación de 2019, año sin pandemia, habían sido nutridas por el Impuesto a las Ganancias (tanto de personas como de empresas) e Impuesto al Valor Agregado (IVA) que pagan todos los ciudadanos.

Considerando aquello resulta que la recaudación por IVA muestra un aumento interanual de 15,2% en términos reales, lo cual está dando cuenta que el consumo interno (que representa el 70% del Producto Interno Bruto) se está reponiendo desde hace nueve meses en forma consecutiva.

Y para el caso del Impuesto a las Ganancias, agosto mostró un crecimiento interanual ajustado por inflación de 7,1%, a pesar de que por una ley impulsada por el Gobierno se eximió del pago a 1.267.000 personas humanas. La ecuación la compensó el aumento de la presión vía este tributo a las grandes empresas.

Ingresos provinciales

Los recursos que administran los gobiernos provinciales provienen básicamente de dos fuentes: recursos propios (principalmente, Ingresos Brutos, Inmobiliario, Automotor y Sellos) y recursos de coparticipación.

Al analizar la evolución de la recaudación a través de recursos propios de cada provincia, es posible distinguir una recuperación real recién desde enero de 2021 en adelante, con un alza del 3,6% y en febrero, del 2,2%.

La comparación entre dos períodos con pandemia muestra un alza del 19,9% en marzo; 43,8% en abril; 29,4% en mayo; y 26,3% en junio, indicó el CEPA en su informe mensual. No obstante, estas comparaciones se dan contra los peores meses de la pandemia en 2020.

Al considerar la situación por provincia, en junio todos los distritos lograron ganarle a la inflación. Esto sigue la línea de lo sucedido en relación con las transferencias de recursos de Coparticipación donde, salvo la Ciudad de Buenos Aires, el resto tuvo un desempeño positivo.

Si se toma en cuenta la evolución real de recursos de origen provincial por distrito se llega a la cuenta que los de Córdoba crecieron 9,5% anual en términos reales en junio; los de Mendoza avanzaron 8,5%; y los de Río Negro, 17,9%, por ejemplo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA