viernes 16 de abril de2021

La nueva fórmula jubilatoria alcanza a casi 800 mil mendocinos.
Economía

Jubilación Anses: cómo se actualizarán los haberes el próximo año

De aprobarse las modificaciones al proyecto que se debate en el Senado, los aumentos se darán cada tres meses, en lugar de seis.

La nueva fórmula jubilatoria alcanza a casi 800 mil mendocinos.

El presidente Alberto Fernández decidió aceptar las sugerencias que recibió el proyecto de movilidad jubilatoria, y las actualizaciones de los haberes de los jubilados se darán cada tres meses en lugar de seis. De esta forma, y si se aprobara sin más cambios la iniciativa del estado nacional, habrá cuatro aumentos al año.

Las sugerencias se efectuaron desde el Senado nacional a la titular de la Anses, Fernanda Raverta, y al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, según informó Télam. Los funcionarios mantuvieron este miércoles a la noche una reunión con el Presidente, en donde se trató el tema.

La fórmula 2021

La nueva fórmula de movilidad de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) ya cuenta con el dictamen de la Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Previsional. En caso de ser aprobada, cambiará la forma en la que se actualizan los ingresos de más de 784 mil mendocinos, y de todos los argentinos beneficiarios de la Anses.

La fórmula de movilidad jubilatoria fue suspendida en diciembre de 2019, pocos días después de que Alberto Fernández asumiera la presidencia. Desde entonces el Congreso autorizó al Poder Ejecutivo Nacional a dar aumentos discrecionales hasta tener una nueva fórmula.

Para los economistas consultados por Los Andes, el éxito o fracaso de la misma dependerá del funcionamiento de todo el plan económico del Gobierno. De manera que, con recesión y alta inflación, los haberes de jubilados y pensionados, y beneficiarios de asignaciones perderán poder adquisitivo, pero en un escenario de crecimiento, sumarán más que con el cálculo anterior.

“La nueva viaja fórmula, porque es prácticamente la que rigió desde 2008 y hasta diciembre de 2017, responde a dos requerimientos principales: pensar en la sustentabilidad del sistema de movilidad social, un equilibrio entre ingresos y egresos de Anses; y buscar que los beneficiarios ganen poder adquisitivo”, señaló Carlos Gallo, titular de Anses para Cuyo.

El funcionario explicó que el organismo se financia con aportes y contribuciones en un 50%, ya que desde el cambio del sistema de capitalización individual (AFJP), el otro 50% se completa con los recursos tributarios de aportación específica (IVA, impuestos a los cigarrillos, a las bebidas alcohólicas, etc.). “Los ingresos de Anses dependen de dos variables, de las ganancias de los trabajadores activos, y del consumo. Entonces, esta fórmula de movilidad lo que hace es atar las jubilaciones a las mismas variables, al crecimiento de los recursos tributarios, y al Ripte (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables)”, agregó.

Entre jubilaciones y pensiones del Sistema Integrado Previsional Argentino, 394.698 beneficios se otorgan en Mendoza. Existen casos en los que a una misma persona le corresponde tanto una pensión como una jubilación, por lo que el sistema alcanza a 332.614 individuos en la provincia.

No obstante, y como explicó Gallo, Anses no solo cubre a jubilados y pensionados, sino que contempla a todos los que reciben alguna asignación (AUH, AE, Desempleo, Asignaciones Familiares, Prenatales y por Cónyuge), que suman 451.480 en total. Así, en total, el organismo contempla a 784.094 mendocinos, y tanto unos como otros tendrán sus ingresos atados a las nuevas variables de actualización desde el próximo año.

Así, según destacó el economista titular de Evaluecon, José Vargas, “el proyecto de ley, que regiría desde el próximo año (en caso de ser aprobado en el Congreso), habla de dos actualizaciones: 50% a base del crecimiento de los salarios y 50% a base de la recaudación. Es una buena fórmula de actualización, siempre y cuando se vaya en sintonía con una estabilización de la economía”.

Vargas explica que en un contexto de estabilidad, “está claro que es una buena fórmula, teniendo en cuenta que el sistema previsional en la Argentina no es un sistema equilibrado, y esto busca un equilibrio a largo plazo (entre ingresos y egresos)”. De lo contrario, mantener una fórmula con sistemas inflacionarios, “hubiera sido más deficitario en el futuro”, pero para que funcione, el economista señaló que se debe acompañar con medidas macroeconómicas que tiendan a la estabilización.