Insumos vitivinícolas: las fábricas se preparan para la temporada alta

Es que con el auge del sector vitivinícola en 2020, muchas bodegas debieron utilizar sus stocks y después ya no había botellas disponibles. Foto: Marcelo Ruiz / Los Andes
Es que con el auge del sector vitivinícola en 2020, muchas bodegas debieron utilizar sus stocks y después ya no había botellas disponibles. Foto: Marcelo Ruiz / Los Andes

Las bodegas se mueven para conseguir desde botellas hasta cápsulas y corchos. Fabricantes e importadores amoldan sus líneas de trabajo para abastecer al mercado. Novedades y dudas con el vidrio.

Con una nueva cosecha a la vuelta de la esquina, varias bodegas preguntan por insumos y equipamiento, reforzando el trabajo de otras fábricas y comercios vinculados a la vitivinicultura. El panorama presenta dificultades similares a 2021, como las dudas por la macroeconomía y la disponibilidad de botellas de vidrio, pero el récord de exportaciones de vino del año pasado es una buena señal para el sector.

En la visión de Milton Kuret, director ejecutivo de Bodegas de Argentina (BdA), a los problemas globales se deben sumar los propios de Argentina y los particulares de algunos sectores. Para el caso de los insumos, 2021 estuvo caracterizado por la escasez y los incrementos de costos por encima de la inflación y la devaluación.

“En el ámbito internacional las materias primas sufrieron incrementos en dólares, sumados a los aumentos de los costos de logística internacional y a nuestra propia devaluación. El impacto fue importante para nuestros costos en pesos, sobre todo si pensamos que el 75% del vino se vende en nuestro país”, afirmó Kuret. Eso generó la pérdida de stocks de protección en la cadena y es muy probable que esa situación se mantenga en el primer semestre de 2022.

Desde el punto de vista de los fabricantes de insumos secos, Guillermo Altieri, presidente de Victorio Altieri (la mayor fábrica de cápsulas de Sudamérica), comentó que el panorama actual se ve positivo por el aumento de las exportaciones en 2021, pero la situación dependerá de variables como la inflación, el valor del dólar y el poder adquisitivo para el consumo de vino en el mercado interno.

“En nuestro caso tenemos un buen stock propio de materia prima. Eso nos permite estar varios meses con stock de producción para reposición inmediata o con atrasos normales. En 2021 no tuvimos problemas y ya hemos hecho la previsión para este año”, afirmó Altieri.

La sugerencia para los elaboradores es ser ordenados, con una buena planificación para poder recibir el producto con los tiempos deseados. Esto implica considerar los valores estimados de producción, desde un número mínimo a un número máximo y, en base a esos cálculos, pedir con tiempo los insumos necesarios, sabiendo que puede haber cambios en el camino.

Los envases de vidrio

Si hubo un material del que se habló en la temporada pasada, sin dudas fue del vidrio. Es que con el auge del sector vitivinícola en 2020, muchas bodegas debieron utilizar sus stocks y después ya no había botellas disponibles. A eso se sumaron algunos accidentes en fábricas proveedoras y que la alta demanda se dio a nivel mundial.

Al preguntarle por el panorama para este año, Walter Formica, director general de Verallia Argentina, contestó que dependerá de la demanda del mercado: “Como lo muestran los números oficiales del INV, se está observando un panorama variable tanto en consumo del mercado interno como el de la exportación, por lo que todo dependerá de cómo se comporte la demanda. Es temprano para saber cómo vendrá el año”.

Cabe recordar que, a inicios de 2021, la empresa productora de envases de vidrio presentó una inversión de aproximadamente U$S 10 millones con un volumen de producción de 50 millones de botellas por año, “fabricadas con tecnología de punta para continuar brindando productos de la más alta calidad”.

El 19 de setiembre del 2021 la fábrica de Verallia (ex Rayén Curá) en Guaymallén sufrió el incendio de uno de sus hornos (afortunadamente, sin heridos ni víctimas). Formica explicó que “gracias al trabajo intenso” con el equipo del Grupo Verallia mundial, rápidamente en los meses de octubre y noviembre de 2021 pusieron en marcha todo lo que estaba en condiciones de operar.

Actualmente, trabajan para reiniciar la producción en las líneas afectadas. Sin embargo, los tiempos dependen de plazos de importación de algunos repuestos necesarios. “Una vez que pongamos en marcha las líneas afectadas por el incendio retomaremos nuestro nivel de producción normal, el cual se verá incrementado gracias a la inversión realizada durante 2021 con nuestra nueva línea de producción”, comentó el director general de Verallia Argentina.

Milton Kuret analizó que, según los datos de noviembre de 2021, los despachos de vino totales tienden a parecerse a los de prepandemia (los de fraccionados, disminuyeron un 8,2%) y la demanda de envases tiende a alinearse con la oferta. De todos modos, con stocks agotados, sin incremento de la capacidad productiva y los mantenimientos de los fabricantes, el director ejecutivo de BdA piensa en “un primer semestre complejo”.

En esa línea, Kuret se esperanza con que el abastecimiento se normalice a mediados de este semestre, aunque entendiendo “las complejidades” de esa normalización. “El riesgo es perder mercados por falta o demoras de este insumo clave”, más dentro de un ambiente mundial que es muy agresivo en competencia, en el que es difícil recuperar un mercado que se pierde.

Novedades de insumos secos

Dentro del sector, Arpex Argentina es una empresa con un área de insumos secos (bozales, corchos, tapones de rosca, botellas especiales) y otra área de enología, con productos como enzimas, chips de madera, barricas y cubas. En una entrevista reciente para este medio, Pedro Bugatti, director de Arpex Argentina, comentó que en Mendoza fabrican bozales y tienen una terminadora de tapones naturales y microaglomerados.

“Al tener una base productiva podemos responder a los clientes con mucha rapidez y confiabilidad”, comentó Bugatti. En cuanto a innovaciones, afirmó que la litografía de los bozales está evolucionando mucho en cantidad de colores y definición, en “un producto histórico que requiere de mucha confiabilidad”. Además, ante la falta de envases de vidrio, resaltó que, como son productores de botellas especiales, les preguntan por el tema.

En lo que es corcho, el director de Arpex Argentina destacó una tendencia a dar seguridad en la inocuidad del corcho, de modo que ningún tapón tenga un aroma extraño que pueda alterar el vino. “No me consultan sobre productos nuevos, sino sobre perfeccionamiento o mejoras en productos que tenemos. Todas las empresas que tenemos innovación y desarrollo siempre estamos ofreciendo mejoras continuas para cada producto”, agregó Bugatti.

Desde Vinventions Sudamérica destacaron el perfeccionamiento de sus tapones Nomacorc, controlando la transmisión de oxígeno a través del tapón para evitar la oxidación o la reducción.

Su tecnología, afirmó la empresa, permite “tanto una transferencia de oxígeno controlada y definida para cada producto como una garantía de perfecta homogeneidad entre los tapones de una misma categoría, evitando variaciones entre las botellas debidas al cierre”.

Finalmente, Guillermo Altieri comentó que en los últimos años vienen trabajando en “cápsulas ecológicas”, con materiales de origen vegetal como caña de azúcar y otros que son reciclables. “Tienen distintos tiempos en el ambiente, son biodegradables. Una novedad son las cápsulas de aluminio 100% reciclable, con PVC biodegradable. Son cosas que venimos trabajando y se van perfeccionando”, comentó.

Un punto importante es que, si se compran botellas provenientes de otros países o distintas a las medidas habituales, puede cambiar el tamaño del pico y esto afectará también a las cápsulas que se necesiten. Altieri recomendó que, antes de hacer un gran pedido de cápsulas, “se tenga en claro las dimensiones de las nuevas botellas para que después el stock no se vuelva en contra”.

Las novedades de los fabricantes

Desde el 24 al 26 de noviembre de 2021, empresas como Altieri, Arpex, Vinventions y Della Toffola pudieron exponer sus novedades en la última edición de Sitevinitech, la feria más importante de la industria vitivinícola en América Latina que se realizó en la Nave Cultural de Mendoza. Junto con varias máquinas y equipos, Della Toffola Argentina presentó un nuevo modelo de máquina despalilladora, seleccionadora de grano y separadora del escobajo, totalmente automática, con un sistema de vibración para separar el grano del escobajo y separar los granos por tamaño. También presentaron huevos de acero inoxidable: tanques con sistema de frío vertical que permiten hacer también fermentaciones de vino blanco (requieren más frío).

“La gran diferencia de un tanque huevo respecto de un tanque cilíndrico es la buena convección que se hace hacia el centro del tanque. La turbulencia vínica que se produce adentro homogeniza muy bien las borritas finas del vino, que los enólogos saben procesar muy bien”, comentó Gerardo Córdoba, presidente de Della Toffola Argentina.

Si bien los huevos de hormigón son una moda enológica que ya existe, la novedad fue construir un tanque huevo de acero inoxidable, buscando evitar el desperdicio de material en la soldadura y corte para formar el huevo. “En estética es muy bonito. Tiene esa ventaja enológica que comenté y posee una durabilidad de entre 100 y 150 años con cero mantenimiento”, agregó Córdoba.

Otra novedad que explicó el presidente de Della Toffola Argentina fue la filtración tangencial: “Los filtros tangenciales con membrana cerámica son un furor absoluto porque la membrana tiene una durabilidad de entre 10 y 17 años, con lo cual no hay que usar otros insumos”. En la feria también recibió varias consultas por líneas de embotellado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA