lunes 21 de septiembre de 2020

El ministro de Economía, Martín Guzmán.
Economía

Guzmán: el alivio en el flujo de caja será de U$S 42.500 millones en cinco años

El funcionario celebró el entendimiento con BlackRock y sus aliados. Y aclaró: “No existe el acuerdo perfecto, pero este es un gran paso”. El Gobierno no presentará un plan económico.

El ministro de Economía, Martín Guzmán.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró hoy que cuando la Argentina cierre finalmente la reestructuración de la deuda externa el 24 de agosto, el alivio en el flujo de caja conseguido para los próximos cinco años será de 42.500 millones de dólares.

En una conferencia de prensa, ratificó que el Gobierno no tiene previsto presentar un plan económico específico, como aquellos que supo mostrar el macrismo con sus metas fiscales y de inflación.

“Si estamos pensando en presentar power point en el que se definamos acciones rígidas a las cuales nos atamos, no lo vamos a hacer porque no consideramos que esa sea una forma prudente de hacer política económica. Nunca funcionó eso en la Argentina”, dijo.

Sigue la negociación

Guzmán dijo que hay una cuestión en la que aún se está trabajando para que la comunidad internacional adopte ciertas innovaciones en temas legales que serían positivas para el funcionamiento de los mercados de deuda soberana.

“Es otro punto positivo de lo que ha sido el dialogo que se estableció durante este año y que no solo nos va a dejar algo a nosotros sino también para la economía mundial”, afirmó el funcionario al explicar por qué extendió el plazo de negociaciones hasta el 24 de este mes.

La expectativa, dijo Guzmán, es que habrá “una participación muy alta” en la operación. Por ello, dijo que se prevé que se activarán las cláusulas de acción colectiva. Pero aclaró que la idea es que se sume la mayor cantidad de bonistas de forma voluntaria.

Por otro lado, dijo que la Argentina no tiene la capacidad de pagarle al Fondo Monetario Internacional (FMI) en los tiempos establecidos en el acuerdo firmado en 2018 por el gobierno de Mauricio Macri.

El acuerdo hasta aquí

Guzmán dijo que cuando el macrismo emitió deuda a partir de 2016 con tasas de aproximadamente 7% anual, eso ya mostraba un riesgo de que el país podría no pagar sus compromisos. “Los acreedores sabían que estaban tomando una apuesta”, dijo.

Celebró que el Congreso haya “acompañado” al Gobierno de Alberto Fernández y haya “sido fundamental” para llegar a este proceso, en el que también hubo “fortísimos apoyos nacionales e internacionales”.

Señaló que finalmente esta madrugada llegó a un acuerdo con un grupo mayoritario de bonistas. “Esto no se terminó, pero sí que es un paso decisivo para poder terminar esta reestructuración de una manera ordenada”, afirmó.

El funcionario precisó que el alivio que esto provee al país le va a generar condiciones de saneamiento a las finanzas públicas y de certidumbre al sector privado. “Y le va a dar a la Argentina otra plataforma para poder despegar cuando la pandemia de tregua”, dijo.

La letra fina

Mientras que antes por cada 100 dólares la Argentina pagaba siete dólares de intereses, ahora pagará tres dólares de intereses. Esto es el resultado de una combinación de reducir la tasa de interés promedio de aproximadamente 7% a 3,07% y sumar a eso una reducción del capital adeudado del 1,9%.

“Esto equivale a que en los primeros cinco años el Estado va a enfrenar una carga menor de deuda de 42.500 millones de dólares. Y en entre 2020 y 2030, el alivio será de 37.700 millones de dólares”, aseguró.

El ministro dijo que la Argentina va a tener un horizonte despejado especialmente en el corto plazo. “Solamente 4.500 millones de dólares incluyendo la deuda nominada bajo ley de Nueva York como aquella en ley local en los próximos cinco años”, afirmó.

Destacó también que se ha respetado la ley local. “Muchos pensaban que se trataría de una forma más ventajosa a la deuda emitida bajo legislación extranjera. Y el Gobierno ha tomado la decisión de no hacer eso para generar mejores condiciones para el mercado de capitales local”, sostuvo.

E indicó que eso se resolvió para generar las posibilidades de que aumente el ahorro en moneda local, lo cual se necesita para avanzar en la desdolarización, dado que el descalce de monedas le ha generado mucha inestabilidad macroeconómica y social a la Argentina.

“Nosotros no estamos trabajando para nosotros, estamos trabajando para la Argentina. Cuidando el presente y el futuro del país. Aquí no se acaban los problemas. Esto es un paso importante. La reestructuración sigue abierta. Todos tendrán tiempo de decidir hasta el 24 de agosto. Invitamos a todos a aceptar nuestra propuesta”, expresó.