Gasoil: escasez y sobreprecios ya reducen los fletes y podrían recalentar la inflación

La escasez de gasoil impactará en los precios al consumidor. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
La escasez de gasoil impactará en los precios al consumidor. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

En seis provincias, el litro de gasoil ya llega a $250. Dadoras de cargas empezaron a pasar los mayores costos a los precios de sus productos. En el Gobierno reina el desconcierto.

Este viernes será el cuarto día consecutivo de camiones parados en las rutas de la Argentina en protesta por la escasez de gasoil que está paralizando un sector decisivo de la economía y que podría complicar el abastecimiento de alimentos y bebidas en las próximas semanas.

Tres representantes de distintas cadenas de supermercados señalaron que apuestan a que el problema se solucione la semana próxima. “Están empezando las dificultades, pero por ahora no peligra el abastecimiento”, dijo uno de ellos a este medio.

Las ocho principales cadenas, que cuentan con más de 100 mil metros de capacidad comercial instalada y que controlan el 84% de la facturación en el país, tienen stocks en sus almacenes para varias semanas.

Lo que preocupa es que transportistas mantenían ayer distintos cortes al tránsito pesado en varias rutas de la provincia Santa Fe, entre ellas la autopista que conecta la ciudad de Rosario con Buenos Aires. Y la situación se va replicando en otros puntos del país.

“No prevemos desabastecimiento. Pero podría haber problemas para la reposición de stocks. Esperamos que no se llegue a esa situación”, dijo a este medio Roberto Rivero, Director Ejecutivo de la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

En el Mercado Central de Buenos Aires, que abastece a la Capital Federal y el conurbano, comerciantes consultados por este medio estimaron que la semana que viene podrían empezar a faltar productos, como papa y zanahoria, por ejemplo.

Es que la cantidad de camiones afectados va en aumento. Y los choferes denuncian que en las estaciones de servicio les cargan, en promedio, 50 litros al valor de surtidor y el resto (cuando hay) a precios que van de los 140 a los 250 pesos por litro.

“Las consecuencias derivadas de la falta de respuestas oficiales y la ausencia de políticas es el peor de los mundos, ya que producen desabastecimiento y cupos en la carga de combustible -de 50 litros o menos en algunos casos-, junto con precios muy elevados”, comentó Roberto Guarnieri, presidente de Fadeeac.

Funcionarios de la secretaría de Energía se habían reunido con los transportistas hace tres semanas por la escasez del gasoil. “El diálogo es la vía para encontrar soluciones, necesitamos interlocutores. Reiteramos al Gobierno el pedido para que nos convoquen”, dijo Guarnieri.

Rivero señaló que el problema de los sobreprecios existe. Y señaló: “Hay menos frecuencias de viajes. El que tiene que abastecer cuatro veces por semana va dos porque tiene que asegurarse el regreso. Es una situación compleja”.

Juan Manzur, jefe de Gabinete, está al frente de una suerte de comité de crisis. Pero los tiempos de las soluciones no son los mismos que los de los camioneros que están en playas de estacionamiento o en las rutas esperando poder cargar.

Lejos quedó aquella promesa de Manzur el 2 de junio, cuando en el Congreso dijo que “el problema de suministro estaría resuelto en 48 o 72 horas”. Desde entonces, el problema no ha hecho más que agravarse.

Al Gobierno le empezó a preocupar la escasez del insumo pero también el impacto que los sobreprecios tendrán en la inflación, porque las empresas dadoras de carga han comenzado a trasladar los costos. La señal de alerta surgió con el oxígeno para los hospitales.

En la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) están muy preocupados porque temen que la situación los obligará a enfriar la producción. Y esta semana se lo hicieron saber al flamante ministro Daniel Scioli, quien los visitó en la sede porteña. Los empresarios ya están viendo un incremento de los costos logísticos por aumento en fletes y containers.

Gabriela Cerruti, portavoz presidencial, dijo ayer en conferencia de prensa que a partir de la semana que viene estarían ingresando tres buques con 55.000 metros cúbicos cada uno para abastecer la demanda.

Es un paliativo si se considera que, según estimaciones del propio Gobierno, solo la cadena productiva agrícola (desde el productor al flete) demandará a lo largo de julio unos 150.000 metros cúbicos.

Pero en las entidades agropecuarias (CRA, Sociedad Rural, Coninagro y Federación Agraria) y en las empresas de fletes temen que dos de los tres barcos vayan a Cammesa para alimentar las usinas eléctricas en reemplazo de gas natural y solo uno quede para el sector productivo.

Por otro lado, la secretaría de Energía espera que YPF; Shell; Petroil Petróleo y Derivados SA; Refinería del Norte (Refinor); Trafigura Argentina SA; y Pan American Energy aceleren la destilación, después del corte con biodiesel aumentaron al 12,5% la semana pasada.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA