martes 24 de noviembre de 2020

Flybondi también reprogramó sus vuelos y suspendió la ruta Mendoza-Iguazú
Economía

Flybondi no quiere operar desde Ezeiza y rechazó la resolución del gobierno con un duro comunicado

La aerolínea low cost desestimó la determinación que pide su traslado al aeropuerto internacional tras el establecimiento de medidas sanitarias a partir del retorno de los vuelos.

Flybondi también reprogramó sus vuelos y suspendió la ruta Mendoza-Iguazú

La aerolínea de bajo costo Flybondi afirmó que no aceptará el traslado de sus operaciones del aeropuerto de El Palomar a Ezeiza bajo un duro comunicado que lleva el título de “Palomar o nada”.

La empresa rechazó las nuevas determinaciones del Gobierno para bloquear la habilitación del aeropuerto de El Palomar para que sea utilizado en el retorno de los vuelos de cabotaje. Según lo señaló Clarín, esta determinación nace del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), la que establece a través de una resolución que el aeropuerto de Ezeiza “es el único donde se han adaptado medidas y procesos” para atender los nuevos protocolos sanitarios.

La compañía aeronáutica señaló a través de un texto que “Flybondi expresa su más absoluto rechazo a esta decisión, cuyos argumentos son íntegramente impugnables y maliciosos; pero lo que es más grave aún, es que deja al descubierto el desmanejo regulatorio y la ausencia total de planificación y coordinación, generando dos claros damnificados: los pasajeros y los trabajadores”.

En tanto Esteban Tossutti, presidente de la low cost, sostuvo que “volar desde Ezeiza no es una opción comercial para Flybondi” y que van "a solicitarle a las autoridades la revisión de esta medida.

Según dicho medio, las dos líneas aéreas de bajo costo que vienen utilizando El Palomar, Flybondi y JetSmart, deberían trasladar toda su operación al aeropuerto de Ezeiza para poder realizar vuelos locales, tal como comenzó a hacerlo Aerolíneas Argentinas desde el jueves.

ORSNA justifica su decisión en argumentos sanitarios y técnicas, los que señalan que El Palomar no cumple los requisitos que requiere un “corredor sanitario seguro”.