Estaciones de bandera blanca denuncian que faltan combustibles

Las estaciones de bandera blanca comenzaron a tener faltantes en todo el país.
Las estaciones de bandera blanca comenzaron a tener faltantes en todo el país.

Reclaman a la Secretaría de Comercio de la Nación que aplique la ley de Abastecimiento para que los mayoristas los provean de nafta y gasoil.

A cinco meses del inicio del congelamiento de los combustibles, un grupo de 60 estacioneros de bandera blanca de diferentes puntos del país presentó un reclamo a la Secretaría de Comercio de la Nación pidiendo que se aplique la Ley de Abastecimiento y reclamando por el exiguo margen de rentabilidad que tienen. Algunas empresas aseguran haber tenido quiebres de stock en los últimos días.

En nuestra provincia son 75 las estaciones que operan sin relación contractual con alguna petrolera, es decir trabajan en forma independiente. Para referentes del ámbito local, el desabastecimiento a las comercializadoras libres en Mendoza podría sentirse con mayor fuerza a partir de noviembre y el problema podría profundizarse aun más si se mantiene el congelamiento de precios.

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), mostró su preocupación por los primeros indicios de desabastecimiento de combustibles líquidos en las estaciones de servicio independientes, hecho que se viene repitiendo en los últimos meses según han señalado los empresarios. “La situación va empeorando con el paso de los días. Las estaciones de servicio de bandera blanca están siendo desabastecidas por los mayoristas”, explicó el titular de Cecha, Gabriel Bornoroni.

El problema se agrava por la tensión que existe por el precio del crudo. El barril de petróleo Brent, de referencia en Argentina, cuesta U$S 86 a nivel internacional, mientras que en el mercado interno el “barril criollo” tiene un coste de U$S 55. Las productoras quieren mejorar sus precios por la suba de costos, pero todo indica que los valores en boca de expendio se mantendrán frenados por el momento (ver aparte). Es oportuno recordar que los aumentos acordados de los combustibles líquidos en el año rondan el 26%, mientras que la inflación estimada a diciembre alcanzaría el 50%.

El síntoma y el pulso

Para Bornoroni existe un atraso entre el 10% y el 12% en los precios, en un contexto donde los costos para los estacioneros han aumentado, lo que ha generado un stress en el sector minorista. “En este escenario, donde las petroleras no actualizan los valores, ocurre que dejan de enviar productos al mercado, principalmente a las estaciones de línea blanca, lo que produce esta situación de desabastecimiento” señaló el dirigente. La preocupación de los estacioneros radica en que se implementen cupos de entrega y que estos luego se hagan extensivos a las estaciones que trabajan bajo la bandera de una marca, corriendo el riesgo a mediano plazo de enfrentar problemas de stock más importantes.

Isabelino Rodríguez, presidente de la Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines (Amena) y también dirigente en Cecha, explicó que la situación de Mendoza es muy particular. “Todas la estaciones que tiene contrato de bandera están siendo abastecidas en forma normal, respetando los niveles de venta que tenían con anterioridad”. Al referirse a las estaciones independientes, el empresario aclaró que una gran parte se limita solo a la venta de GNC y no tienen problemas de abastecimiento, pero otro grupo, integrado por las estaciones que venden combustibles líquidos y no tienen contrato con ninguna petrolera, se encuentra en una situación menos ventajosa. De todas formas, aclaró, como las estaciones independientes tienen una participación baja en el mercado, los problemas de abastecimiento no deberían traer grandes dificultades al sector en general.

Por su parte, Sebastián Manita, estacionero y secretario de Amena, explicó que al corto plazo que no vislumbran problemas de volumen en el mercado. “YPF, que tiene su refinería en Mendoza, asume, hasta cierto punto, el compromiso de asegurar los volúmenes cuando cae el abastecimiento por parte de otras empresas”, indicó. “Además, el universo blanco no mueve los mismos volúmenes (que las empresas de bandera), por lo que la falta de stock en sus bocas de expendio no puede provocar una sensación de desabastecimiento general”, sostuvo, coincidiendo con Rodríguez.

Fue menos optimista el Secretario General Gremio de los Trabajadores de Estaciones de Servicio de Cuyo, José Escoda: “Este problema es consecuencia de una situación que se viene arrastrando desde que empezó el congelamiento del precio de los combustibles líquidos. En Mendoza probablemente no haya problemas graves de desabastecimiento hasta dentro de un mes. Lo que ocurre es que las distribuidoras están restringiendo un poco la entrega de combustibles y por tanto, las estaciones blancas no tienen de dónde abastecerse”.

Un pico de estrés

Los costos de operación del canal minorista han aumentado y esto ha generado un estrés en el sector. Un grupo de estacioneros elevó una nota a la secretaria de Roberto Feletti para reclamar por la falta de entrega de productos y los márgenes de rentabilidad. Explicaron, a modo de ejemplo, que mientras el producto se vende a $ 99 al público minorista, el precio en salida de las planta es $ 89,90 el litro. Con la diferencia de $ 10,10 el empresario paga toda la operación, es decir flete, impuestos y otros costos como el personal.

Le reclamaron al Gobierno nacional que desde hace un mes les cuesta conseguir nafta súper a un precio competitivo para poder venderle al público. “En muchas zonas directamente no entregan nafta súper porque los proveedores mayoristas se quedaron sin margen entre el valor de salida de planta y lo establecido para vender al público”, advirtieron los empresarios. Desde la Secretaria de Comercio se comenzó a estudiar el caso para intervenir en lo que entienden como un “desmanejo del mercado mayorista”.

Rechazan descongelar los precios

De acuerdo a lo publicado por el diario La Mañana de Neuquén, en el Suplemento +Energía, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, rechazó la idea de descongelar el precio de los combustibles líquidos luego de las elecciones del 14 de noviembre. “No estamos analizando ni discutiendo ningún esquema que afecte el bolsillo de los argentinos. Entendemos que hay que esperar que primero evolucione la economía, que siga creciendo el sueldo de los trabajadores en términos reales y recuperarlo a los niveles de la prepandemia”, aseguró el funcionario.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA