martes 2 de marzo de 2021

Esta inversión es la que más ha crecido en el 2020 y su rentabilidad es en dólares.
Economía

Esta bicicleta financiera pagó más de 200% en dólares en Argentina en 2020: cómo entrar

Se trata de una famosa criptomoneda. Por qué fue tan rentable y qué puede pasar en 2021.

Esta inversión es la que más ha crecido en el 2020 y su rentabilidad es en dólares.

Mientras el mundo entero afronta una crisis económica y financiera potenciada por la pandemia de coronavirus, el mercado de las inversiones tuvo un claro ganador: el Bitcoin. Con una rentabilidad del 200% en Argentina durante el año pasado, la criptomoneda cotiza a U$S 31.144,89 (o $ 5.170.026,84 argentinos) luego de en poco más de una semana romper tanto la barrera histórica de los US$ 20.000 como la de US$ 30.000.

Hace un año, el Bitcoin había comenzado su cotización en alza entre U$S 8.500 y U$S 9.000, sin embargo, en el mes de marzo y por el Covid-19, cayó de manera estrepitosa a los U$S 3.800. La recuperación fue rápida y quedó fluctuando sobre los U$S 6.400, pero el verdadero salto lo dio a partir de mediados de 2020, cuando comenzó un fuerte bull run que terminó coronando a la criptomoneda como la inversión del año, sobresaliendo incluso frente a las empresas más grandes del mundo y frente al oro, según publicó InfoTechnology.

¿Por qué subió tanto el Bitcoin?

La respuesta a la suba de esta criptomoneda no es única. Una de ellas es el interés de los segmentos mayoristas. Es que usar Bitcoin como reserva de valor se afianzó no solo en los minoristas. Varias instituciones, tanto públicas como privadas, han estado acumulando Bitcoin en lugar del efectivo. Los inversores recientes incluyen Square (SQ), MicroStrategy (MSTR) y, más recientemente, el gigante de seguros MassMutual, entre muchos otros. En total, las empresas han comprado 938,098 Bitcoin ahora valorados en U$S 19.450.247.760, la mayoría de los cuales se han acumulado este año. El acumulador más grande ha sido el Bitcoin Trust de Grayscale, que ahora tiene 546,544 BT.

Otro de los motivos es que el mercado de Bitcoin maduró y se volvió más atractivo para un abanico mayor de inversores e interesados. Los exchanges autorizados y regulados son fáciles de usar (en Argentina ya hay más de 20). Los servicios de custodia de instituciones financieras tradicionales en las que los usuarios confían y ya saben usar son también más accesibles. Los derivados y los ETF relacionados con blockchain permiten que se involucren aquellos interesados en invertir pero temerosos de la volatilidad. También está creciendo rápidamente la cantidad de lugares en los que se aceptan Bitcoin y otras criptomonedas como pago.


Por las redes