lunes 21 de septiembre de 2020

Aumentó el volumen de exportaciones en el primer cuatrimestre del año.
Economía

Entre enero y abril, crecieron 20% las exportaciones locales

Volumen. El porcentaje hace referencia a los envíos al exterior medidos en kilos. En términos de facturación, se registró una leve caída del 0,3%.

Aumentó el volumen de exportaciones en el primer cuatrimestre del año.

Las exportaciones de Mendoza cerraron un primer cuatrimestre alentador, con un crecimiento del 19,7% en volumen y una caída en facturación prácticamente imperceptible (-0,3%). El resultado toma mayor valor si se consideran las dificultades que han surgido a raíz de la pandemia del Covid-19, que no solo afectó la economía argentina en los meses de marzo y abril, sino que también “enrareció” el comercio internacional desde comienzos de año.

De acuerdo a estadísticas elaboradas por ProMendoza, entre enero y abril de 2020 la provincia envió 450.281.272 kilogramos de mercadería al exterior, mientras que en igual período de 2019 exportó 376.179.498 kilos. La diferencia de 74,1 millones de kilos, es la que marca el mencionado crecimiento del 19,7%.

En lo que respecta a la facturación, la baja de 0,3% representa el paso de U$S 460.192.172 FOB (valor de la mercadería arriba del barco) facturados en los primeros cuatro meses del 2019 a U$S 458.737.625 FOB cobrados por las empresas exportadoras en los mismos meses de esta temporada.

Realidades diferentes

Si se analizan los resultados de las exportaciones de Mendoza por grandes rubros, se observan grandes disparidades. En volumen, los productos primarios (PP) y las manufacturas de origen agropecuario (MOA) registraron alzas del 26,5% y 47,2% respectivamente, mientras que las manufacturas de origen industrial (MOI) y los envíos de combustibles y energía (CyE) se desplomaron 22,8% y 93,1% en cada caso.

Mario Lázzaro, presidente de ProMendoza, explicó cuáles fueron los factores claves en cada uno de los rubros. En los PP, fue fundamental el posicionamiento de la cebolla y las hortalizas en fresco en general en el mercado paraguayo. “El 85% de las exportaciones de esos productos tuvieron como destino a Paraguay y en casi todos los casos se lograron cifras de crecimiento extraordinarias”, observó.

En las manufacturas de origen agropecuario también hubo una mejora generalizada, pero fue preponderante el desempeño de una empresa en particular: Simplot. Es que la fábrica de papas congeladas empezó a exportar su producción, con volúmenes que superan a varios sectores completos. Por otro lado, el presidente de ProMendoza destacó el aporte del granel, cuyas exportaciones se incrementaron más de 160% en el período analizado.

En lo referido a las MOI, Lázzaro señaló que hubo una baja importante en los envíos al exterior de materias plásticas. “Fue determinante la caída del polipropileno que tiene como destino a Brasil, por la baja demanda y problemas logísticos. También mostraron una retracción importante las grandes piezas de la metalmecánica”, lamentó.

En combustibles y energía, el aporte de Mendoza es bajo, pero la caída en términos porcentuales fue significativa por la actividad nula del transporte aéreo. “El combustible que cargan los aviones de vuelos internacionales que pasan por nuestra provincia, es considerado exportación”, aclaró Mario Lázzaro.

Expectativas moderadas

“Lograr estos resultados en un escenario de pandemia es importante, porque nos dan una luz de esperanza a futuro. Estamos computando 40 días de cuarentena y aun así, hemos logrado crecer”, comentó Lázzaro.

También compartió su opinión Mario Bustos Carra, Gerente General de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo. “No me sorprende la cifra, porque desde nuestra entidad hemos notado mucho mayor volumen exportado durante estos meses. No obstante, hay que aclarar que en muchos casos los importadores anticiparon las compras previstas para mayo y junio, previendo que el escenario podía volverse más complicado a futuro”, comentó.

“Hay que ver cómo responden las estadísticas en mayo y junio. Quizás en esos meses se empiece a notar una retracción. Además, puede haber reticencia de los exportadores de vender, porque el dólar oficial lleva varios meses con poco movimiento y empieza a atrasarse”, subrayó.