En Mendoza la venta total en los supermercados cayó 3,4% durante 2021

Frente al aumento en el precio de los alimentos, la demanda de los productos lácteos cayó 7,5% en los supermercados. Foto: José Gutiérrez / Los Andes
Frente al aumento en el precio de los alimentos, la demanda de los productos lácteos cayó 7,5% en los supermercados. Foto: José Gutiérrez / Los Andes

El dato surge de un informe del Indec. Los rubros alimentos y artículos de limpieza tuvieron promedios de merma más altos que el nacional. Para los especialistas, esta falta de consumo puede explicarse con la inflación y el crecimiento de los negocios de cercanía.

La venta total de los supermercados cayó en Mendoza un 3,4% durante 2021, así lo reveló el informe realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). De acuerdo al relevamiento publicado por el organismo, las cadenas comerciales facturaron por sobre los $ 75.000 millones de pesos el año pasado en nuestra provincia. Para los economistas locales esta retracción del consumo se puede explicar tanto por los excedentes de stock post pandemia, como por la inflación y el crecimiento de los comercios de cercanía.

No solo Mendoza tuvo un balance negativo en términos reales (descontando el efecto inflacionario en la facturación) porque hubo una gran disparidad en todo el país, que cerró su balance con un promedio de crecimiento de ventas del 1,5%. Tanto CABA (-3,4%) como Chubut (-2,4%), San Juan (-2,1%) y Tucumán (-0,1%) sufrieron una retracción en las ventas. Por el contrario, en Misiones la facturación aumentó un 10,8% y Santiago del Estero el 10,5% entre 2020 y 2021. También en el norte, Salta aumentó un 8,6% y La Rioja el 8,2%; en el sur Río Negro creció un 6,9% y Tierra del Fuego el 5,5%.

Recordemos que en nuestra provincia en los últimos cinco meses (con una nueva puesta en marcha del programa Precios Cuidados, del gobierno nacional, incluida) algunos productos en los supermercados han sufrido incrementos de hasta el 70%, todo ello en el marco de una inflación que según datos registrados por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) de Mendoza, acumuló al mes de enero un 53,3% interanual.

Entre góndolas y pasillos

El Indec divide las ventas de los supermercados en once rubros. Al analizar la demanda del consumidor mendocino podemos observar cuatro resultados negativos y siete positivos que configuran esta retracción de las ventas. Hubo caída de 17,2% en los productos de limpieza y perfumería, 7,5% en productos lácteos y 6,2% en los artículos de almacén, mientras que en el rubro de verdulería y frutería la contracción fue de 1,8%. En dinero, estos cuatro rubros cerraron operaciones por $ 41.863 millones de los $ 75.000 millones de pesos del total de las ventas del año pasado.

Al hacer referencia a esta contracción de la demanda el economista Alejandro Trape señaló que es probable que la misma inflación, sobre todo en los rubros alimenticios y de artículos de limpieza esté jugando en contra del consumo. Para el titular del Centro de Investigaciones y Vinculación Económica (de la UNCuyo) agregó que “este año aún hay pocas paritarias cerradas con lo que la recuperación salarial se demora y por lo tanto las ventas”.

En contrapartida, hubo incrementos de 27,4% en el rubro de alimentos preparados y rotisería; 8,6% en indumentaria, calzado y textil; 6,4% en carnes; 5,7% en Panadería; 4% en bebidas; 1,5% en mercadería varias y 0,6% en electrodomésticos y artículos del hogar. Los siete rubros con saldo positivo representaron $ 34.054 millones, es decir $ 7.809 millones menos que los rubros alimenticios y de limpieza.

Víctor Palpacelli, presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), había señalado que se el nivel de las ventas se recuperó parcialmente y que en algunas provincias importantes del país el aumento de los contagios influyeron en la dinámica comercial de finales de 2021.

Entre la inflación y la cercanía

En el país, los rubros de almacén y artículos de limpieza mostraron resultados negativos. En el caso de los artículos que conforman la categoría de almacén, que equivalen casi al 30% del total de la facturación del sector, sufrieron una merma promedio de 2,2%; en Mendoza esta caída fue de 6,2%. En tanto que a nivel nacional los artículos de limpieza (que tiene una participación en el total de las ventas de 14%) tuvieron una baja promedio de 7% respecto a 2020, en nuestra provincia por su parte esta merma fue de 17,2%.

Nicolás Aroma, referente del os equipos económicos del PJ, explicó que Mendoza muestra un comportamiento diferente al promedio país, que se verifica con una baja en los niveles de consumo y que eso no es una buena noticia. “Puede influir el incremento de los precios de los alimentos y bienes de primera necesidad, como también los bajos niveles de salarios. La combinación de ambos factores es lo que termina impactando en los niveles de consumo”, indicó el técnico.

Aroma señaló que la caída de las ventas de los supermercados no es el primer indicador que muestra una dinámica lenta de recuperación de la actividad económica mendocina, “en los índices de generación de empleo también hay indicios de esto. Hay que observar con cuidado estos indicadores, sería complejo que factores locales persistan en el tiempo y sigan frenando la recuperación económica”, sostuvo el representante del Centro de Economía y Finanzas Mendoza.

Por su parte el economista Walter Carvalho hizo hincapié que la gente ha hecho más eficiente sus gastos y a optado por dos caminos para combatir la inflación. “El primero, cuando tiene disponibilidad para realizar stock de mercadería, recurre al mayorista y compra cantidad ante un aumento progresivo de los alimentos. Por otro lado, ante la caída del poder adquisitivo, las personas recurren ante consumos alternativos como las ventas al tanto o a los negocios de cercanía”.

El gerente de la UCIM explicó que como una forma de palear el efecto de la inflación aumentó el consumo de cercanía, en el rubro alimentos o artículos de limpieza para enfrentar la “diaria”. Finalizó diciendo que en cuanto a las ventas de los supermercados, la caída del poder adquisitivo impacto en la dinámica de rubros como “electrodomésticos, indumentaria y otros productos que van perdiendo participación en el total del gasto mensual de un asalariado”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA