sábado 5 de diciembre de 2020

Economía

En la previa a la cotización “reestructurada”, hubo un rebote de bonos en dólares

Aunque hubo escaso volumen, títulos en dólares anotaron mayoría de subas. Arranca el mercado gris previo a la entrega de los nuevos bonos. Pero el riesgo país se mantiene en torno a 2150 puntos.

Los activos financieros locales lograron al fin salir del letargo en el que permanecieron durante las últimas semanas. Si bien continúan atravesados por la incertidumbre que rodea al futuro económico del país, tanto los bonos soberanos en dólares como las acciones de las compañías argentinas intercalaron ayer una rueda de significativos avances tras el exitoso resultado de adhesión al canje de deuda, dado a conocer el lunes por el presidente Alberto Fernández.

Tras conocerse que el 93,5% de los acreedores adhirieron a la propuesta argentina, los bonos soberanos en dólares celebraron la noticia. Entre los títulos de ley extranjera anotaron mayoría de subas, de hasta 3,84%.

No obstante, los avances más significativos se dieron entre aquellos que operan bajo ley local, que se dispararon hasta un 10,3%, liderados por el Bonar 2024 (AY24) y secundados por el Bonar 2020 y el Discount, que anotaron subas respectivas de 5,8% y 4,5%. Estas significativas mejoras se dieron en un contexto reducido de negocios.

Y coincidieron con las vísperas de los inicios del “mercado gris” de los nuevos bonos, que todavía no fueron entregados, lo cual se producirá hasta la semana próxima.

“Hubieron muy pocas operaciones. El mercado está en modo stand by hasta que los inversores reciban los nuevos bonos. Hasta entonces, el bajo volumen puede hacer que veamos retornos atípicos como el de hoy (por ayer), motivado principalmente por la falta de liquidez”, explicó Santiago Abdala, director de Porfolio Personal Inversiones (PPI).

“A menos, claro está, que tengamos alguna noticia importante que no esté aún en el radar. Si eso se diera antes que los bonos nuevos se liquiden, seguramente las acciones que cotizan en el exterior serán un mejor termómetro de la reacción del mercado”, indicó.

“Por otro lado, los bonos en pesos dieron todos una nota positiva, que va en línea con la aprobación que genera el éxito del canje. Estos últimos también servirán de referencia hasta que el mercado recupere la liquidez de los bonos reestructurados”, sumó Abdala.

Pese a estas mejoras, el riesgo país se mantiene por encima de 2150 puntos básicos. Ayer trepó cuatro unidades, hasta los 2154 puntos.

Por el lado de la renta variable, en cambio, la tendencia fue mixta. Los ADR argentinos operaron al alza en Wall Street, donde los índices de referencia continúan batiendo récords. Las acciones de Irsa lideraron los avances entre los papeles locales, con una suba de 5,7%.

Le siguieron Edenor y Telecom Argentina, con mejoras respectivas de 5,5% y 4,6%. Distinta fue la tendencia, en cambio, en la plaza bursátil local. Allí la mayoría de las acciones locales evidenciaron leves correcciones, lo que provocó que el índice S&P Merval cerrara la rueda en rojo, cayendo 0,62% hasta los 46.545 puntos.

Tomás Carrió