Empresarios no adelantarán la reapertura de paritarias

Empleados de distintos rubros ven cómo la inflación avanza sobre sus sueldos. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Empleados de distintos rubros ven cómo la inflación avanza sobre sus sueldos. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

El gobierno provincial anunció el adelanto de negociaciones salariales, pero buena parte de las empresas no lo tiene en sus planes. Cámaras reiteran su pedido por responsabilidad fiscal.

Luego de que el gobierno provincial anunciara el adelanto de la reapertura de negociaciones salariales, los ojos se dirigieron hacia el sector privado. Si bien cada sector específico tiene su realidad, la mayoría de los empresarios consultados afirmaron que la inestabilidad por los recambios en el Ministerio de Economía dificulta actualizar los sueldos en el corto plazo.

Fue el viernes pasado cuando el gobierno de Mendoza anunció de manera formal que el 21 de julio reabrirá las negociaciones con los gremios estatales. Los argumentos para adelantar esa fecha, antes pensada para septiembre, fue la “compleja situación financiera que atraviesa el país” y “la alta inflación que acarrea la crisis económica nacional”. La escalada inflacionaria (con un acumulado de 38,2 % a junio) y los sucesivos reclamos de los gremios retocaron los planes del Ejecutivo.

“Nosotros no tenemos pensado adelantar paritarias. Ojo, no es que la gente no se lo merezca, entendemos que la inflación le gana al sueldo de los trabajadores, lo que ocurre es que no hay productividad para pagar más por culpa de la macroeconomía nacional”, señaló Daniel Ariosto, presidente de la Unión Industrial y Comercial de Mendoza (UCIM).

Ariosto comentó que con muchos empleados se había acordado ver nuevos aumentos a fines de año, aunque aclaró que “siempre estamos abiertos al diálogo porque necesitamos que la gente que trabaja con nosotros se sienta bien”, pensando especialmente en empresas de comercio y turismo. Además, ejemplificó que la AFIP aumentó los impuestos sobre los pasajes aéreos al exterior, lo que impacta en aviones extranjeros y por ende en el sector turístico.

Por otro lado, Matías Díaz Telli, presidente de la Unión Industrial de Mendoza (UIM), señaló que “la volatibilidad que estamos viviendo en la economía no te permite mantener estable ninguna relación”. Mientras que algunos sectores industriales ya están analizando nuevas paritarias, para otros “es imposible porque son empresas que están muy golpeadas”.

Obviamente, los sindicatos golpean la puerta, así como lo hace ATE en el Estado, porque la plata no alcanza. Hay muchas empresas que en este momento no pueden actualizar sueldos, hablo de sectores casi paralizados, y los empleados también son conscientes de que la situación está difícil”, mencionó el presidente de UIM. Esta tensión se traslada a su vez con clientes, proveedores y socios comerciales, porque “las cuentas no cierran”.

Alfredo Cecchi, presidente de la Federación Económica de Mendoza (FEM), afirmó que “cada rubro tiene una paritaria especial” y que “no hemos visto ninguna consulta al respeto, así que no te podría decir si algún empresario adelantará paritarias”. De todos modos, reclamó a la Nación que genere un plan concreto para contener la inflación y tener mayor previsibilidad, para evitar que los salarios pierdan poder adquisitivo.

Para el presidente de la FEM, los anuncios del pasado lunes de la nueva ministra Silvina Batakis “no cambian nada de lo que venía haciendo el antiguo ministro de economía, se siguió con una política económica que en definitiva está lejos de priorizar la producción”. En su mirada, hay un gasto excesivo que lleva al país a un desequilibrio fiscal, y es urgente corregir este tema.

Nuevo pedido de equilibrio

Cuando se discutían las paritarias estatales de inicio de año, cámaras nucleadas en la Mesa de la Producción y del Empleo pidieron al gobierno “sensatez y prudencia” para mejorar los salarios públicos sin poner en riesgo la sostenibilidad fiscal de Mendoza. Además de UCIM, FEM y UIM, participaron la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (Acovi), Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM) y el Consejo Empresario Mendocino (CEM).

“Los mendocinos, mediante el pago de los impuestos, sostenemos al Estado para que brinde los servicios de salud, educación, seguridad, justicia, entre otros. Es importante, entonces, que el tamaño del mismo sea tal que pueda ser financiado por el sector privado y los ciudadanos que pagan sus impuestos, sin ahogarlos”, se leía en ese comunicado de inicios de marzo.

Consultada de nuevo por esa postura, Silvia Jardel, gerente general del Consejo Empresario Mendocino (CEM), comentó que la inflación será superior a lo que estaba proyectado y que, dentro de unos límites de “razonabilidad y sostenibilidad de las finanzas públicas de la provincia, se puede dar un marco de conversación”. Este cuidado al que se refiere Jardel implicaría “que los gastos no vuelvan a crecer por encima de los ingresos como sucedió hace 10 años atrás”.

Cecchi afirmó que el equilibrio es fundamental para mantener las cuentas provinciales en orden, sin gastar de más, pero a la vez sin descuidar salarios: “La sensatez significa que tenemos que mantener los sueldos por lo menos en un nivel aceptable, porque la inflación deteriora todos los salarios. No es pedir que se aumente poco, es pedir que haya equilibro, ni más ni menos”.

Además, el presidente de la FEM consideró que la inflación tan acelerada “pone un manto de justicia” en querer adelantar las paritarias en el sector estatal, a la vez que recordó que la evolución de los salarios es esencial para mantener las ventas del sector privado en el mercado interno.

Matías Díaz Telli coincidió en la importancia de que el gobierno sea responsable: “Nosotros pedimos mesura y mucha responsabilidad en las cuentas públicas, porque, al igual de cualquier cuenta, si no sos responsable se genera caos, y lo que haces en el Estado se lo trasladas en pobreza al resto al resto. Esa postura se mantiene, no pedimos golpear los salarios de nadie, pero sí ser responsable con el sistema entero”.

El presidente de la UIM recordó además que la situación ya venía difícil en los últimos meses y que “la escalada de precios de los últimos 15 días ha sido muy violenta”. En ese sentido, Telli señaló que ante la incertidumbre algunos productos subieron su precio hasta un 25 %, pero cuando lo reacomodaron solo bajaron un 5 %.

Por último, Daniel Ariosto consideró que “el desorden económico” lleva a este tipo de situaciones como plantear el adelanto de paritarias. “El gobierno no se pregunta cómo están las Pymes y si pueden hacer esto, ellos emiten y emiten porque el país no quiebra, pero las empresas sí. Espero que esto no lleve a la economía más informalidad, son medidas que en vez de ayudar perjudican”, criticó el presidente de UCIM

Además, Ariosto señaló que los aumentos en las cotizaciones paralelas del dólar son otra señal de la inestabilidad económica y que el gobierno debe corregir otras incoherencias: “En la construcción, desde el momento en que debés $ 10 no podés acceder a una licitación, pero quizás el estado te debe $ 10 millones de una obra porque está atrasado.”

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA