jueves 24 de septiembre de 2020

Economía

El Senado le otorgó media sanción al proyecto de creación de un Banco de Vinos

Pasó a la Cámara de Diputados en revisión, y el próximo miércoles obtendría su sanción definitiva.

Durante la sesión de este martes,  el Senado aprobó el proyecto de Ley que tiene como intención que se cree un Banco de Vinos, instrumento de política pública que permitirá mayor estabilidad, sostenibilidad y previsibilidad a la industria vitivinícola y a toda su cadena de valor.

Vale destacar que a la propuesta original se le incorporaron algunas proposiciones que fueron presentadas por miembros del bloque Frente de Todos- PJ y salió con el consenso del resto de los bloques parlamentarios, menos desde el Frente de Izquierda que anunció que no acompañaría la propuesta. Se aprobó por 36 votos positivos y uno negativo.

Alcances de la norma

La propuesta contempla en su artículo primero: “Crease el “Banco de Vinos” de la Provincia de Mendoza en el ámbito del Ministerio de Economía y Energía de la Provincia con el objetivo de estabilizar los ciclos de precios del mercado de traslado de los productos vitivinícolas y lograr una justa distribución de la renta vitivinícola entre todos los eslabones de la cadena productiva.

El documento resalta que los fondos y los bienes serán propiedad del Fideicomiso de Administración y Asistencia Financiera Vitivinícola cuyo administrador será Mendoza Fiduciaria mientras que el Gobierno Nacional, los municipios, entidades privadas o mixtas que representan el sector podrán realizar aportes que serán destinados a cumplir con el objetivo principal del “Banco de Vinos”.

Sobre quienes conformarán dicho espacio, el documento aclara en su artículo 4º que el “Banco de Vinos” estará administrado por un Director Ejecutivo, designado por el Ministro de Economía y Energía y no deberá ejercer actividades privadas relacionadas con el vino y demás productos vitivinícolas, sean estas productivas, industriales o comerciales.

Quien sea designado al frente de la institución, deberá hacer cumplir la ley, sus normas reglamentarias y todas las resoluciones que emanen de autoridad competente. Además, deberá Informar al Consejo Asesor, en forma trimestral, el Programa de Control de Stocks Vínicos con la meta de que el acumulado (incluyendo los vinos de guarda) se mantenga entre los 4 y los 5 meses de comercialización (despachos al consumo interno más exportaciones), estimado a la fecha de la próxima liberación de vinos nuevos.

Por otro lado, será deber del Director, entre otros puntos de interés, representar al gobierno provincial ante el Fondo Vitivinícola Mendoza, coordinar con la Dirección de Fiscalización y Control el seguimiento de la industria vitivinícola, coordinar con el Instituto Nacional de Vitivinicultura, políticas y acciones de control volumétrico y de calidad de la industria y proponer la tasa de interés que funcionará como estímulo para el auto bloqueo u otros sistemas, de acuerdo a la realidad financiera de la Provincia.

Esta nueva entidad contará con la representación de 3 referentes de la producción primaria, 1 por parte de bodegas trasladistas, 1 representante de la industria fraccionadora, y 1 por cooperativas vitivinícolas, quienes deberán dictar su propio reglamento interno y asesorar al Director Ejecutivo sobre el Programa de Control de Stocks Vínicos y todas las materias previstas en la ley.